Pages Navigation Menu

Vivir más simple, qué hacer para conseguirlo

mirando

Una de las cosas que más beneficios han traído a mi vida es el vivir más simple, inconscientemente estoy tratando todo el tiempo de hacerlo, ya que me he dado cuenta que al hacerlo tengo oportunidad de centrarme en cosas mucho más importantes para mí y los que me rodean.

Vivir más simple no quiere decir renunciar a todo lo que tienes o puedes llegar a tener, vivir más simple quiere decir desaprender a vivir en un mundo saturado, complejo, materialmente lleno de eternos productos y empezar a cumplir reglas básicas que te den la oportunidad de desarrollar sentimientos más puros y necesarios que llenen tu vida de sentido.

Vivir más simple te permite cambiar mucho tu mentalidad, incrementar valores como la amistad, la bondad, el valor de la naturaleza y sobre todo tu verdadera razón en el mundo.

Me he dado cuenta que tengo el increíble honor de poder inspirar a mucha gente, quien aún no lo haya intentado, lo reto a que me escriba un correo o me busque de manera personal, siempre trato de dar lo mejor de mí en esos espacios, ¿Por qué lo hago? Porque creo que tengo la oportunidad de ser parte del cambio para que todos vivamos una vida mejor.

Vivir más simple es precisamente la mejor manera de producir los cambios que nos ayudan a darle sentido a nuestra existencia.

Disfruta los pequeños placeres

Desde comer en familia, ver una película, bañarte, leer un libro, tomar un té, hacer ejercicio, en fin, valora que estás en posibilidad de apreciar y disfrutar todo lo que haces, dales su justo valor, disfrútalas mucho, hazlas con pasión y con gozo y pronto te darás cuenta que tu actitud se ajusta a este nuevo estilo de vida.

Vive el presente

Deja de pensar en todo lo que no hiciste en el pasado, el pasado ya quedó ahí, ya no lo puedes repetir, deja de pensar en disfrutar lo que harás mañana, vivir simple quiere decir vivir el hoy sin dejar de ser previsor en el mañana. Conozco a mucha gente que está haciendo algo y de repente te suelta un comentario como: “La próxima vez que vengamos te voy a …” ¡Hey! ¿Hello? ¿Por qué no aprovechamos ahora?, dice mi papá: “Nunca dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”.

Carga con lo indispensable

Define las cosas que realmente necesitas, evita la saturación en todos los rubros y te darás cuenta que estás en posibilidad de ser libre la mayor cantidad del tiempo.

Sé agradecido y amable

A veces con las prisas y las diversas emociones olvidamos simples detalles que nos permiten vivir más felices y hacer felices a los demás, inspira con tu ejemplo y siempre brinda una sonrisa, se amable con los demás, y nunca olvides ser agradecido, esto te permite tener siempre las puertas abiertas en cualquier lado.

Aprende a reconciliarte con la rutina

Mucho se nos ha dicho que la rutina es mala y que debemos desprendernos de ella, la verdad de las cosas es que la rutina, bien aplicada, nos ayuda a eliminar estrés innecesario y hacer nuestra vida más simple, por ejemplo la rutina de un día normal por la mañana, si te organizas bien el tiempo te rendirá perfectamente haciendo algunas cosas por “rutina”, y poco a poco estarás dominando y controlando lo que debes hacer sin estar corriendo como loc@.

Analiza las opciones

Deja de tomar decisiones a la ligera, recuerda que lo que decidas hoy repercutirá en todo lo que hagas de tu vida mañana, verifica que lo que pasa frente a ti y todo lo que hagas o dejes de hacer sea lo que más te conviene.

Realiza aquellas cosas que mejoren tu vida

Vivir más simple tiene mucha relación precisamente con hacer esto: ¡Vivir! Para lograrlo tienes que llevar una vida mejor en todos los aspectos, mejora tu alimentación, descansa bien, activa tu cuerpo, hidrátate, cambia tu actitud y vive de la mejor manera que puedas hacerlo.

Adquiere lo que necesitas, no lo que quieres

Esta regla es muy dura para los consumistas, pero cuando empiezas a vivir un poco más simple poco a poco te podrás dar cuenta que no necesitas tantas cosas como tienes, para lograrlo tienes que instaurar este pequeño dogma a tu vida, y pronto te darás cuenta que necesitas muy poco para vivir.

Valora la naturaleza

Aprende a apreciar toda la naturaleza, comprende sus procesos y aprecia a todos los seres vivos, cuando puedes hacer esto, te darás cuenta de lo insignificante que somos ante todo lo que nos rodea y valorarás mucho más tu propia existencia y lo que puedas hacer con ella.

Genera empatía con todas las personas

Vivir de una forma más simple tiene mucho que ver con lo que puedas dar a los demás, cómo puedes tú darte a los demás y lo mejor, hacerlo sin esperar nada a cambio, entiende a los otros y ponte en su lugar pronto tendrás una vida repleta de experiencias con gente positiva.

Vuélvete más espiritual

La mejor manera para entender la relevancia de llevar una vida más simple es encontrarte con tu parte espiritual, medita, reza, cree y ten fe, no podemos saber si hay o no un más allá, pero es mejor que vivir sufriendo el dolor entero de nuestro planeta.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Vivir más simple no tiene que ser algo complicado para ti, hacer que todo sea congruente con un estilo positivo para ti solo traerá beneficios a tu vida, trata de ser el “bueno” y disfruta de cada momento.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *