Pages Navigation Menu

Viviendo nuestras experiencias

Nadie experimenta en cabeza ajena”, palabras que se me han quedado grabadas en la mente desde hace mucho tiempo. Si bien es cierto que he comentado que es necesario saber escuchar, también es cierto que nada es mejor que enfrentar los retos, equivocarse y aprender de los errores.

Esta reflexión de Jesús me dejó muy pensativo y justo coincide con muchas cosas que he vivido en los últimos tiempos, he tenido que experimentar muchas cosas, vivirlas, conocerlas, para darme cuenta de que no es lo mismo tener nociones de ellas a tener la posibilidad de disfrutarlas; esto se suma al saber tomar nuestras propias decisiones y enfrentar las consecuencias de nuestras actos.

Si alcanzamos una madurez determinada no va a ser por lo que nos han dicho, eso influye, pero es en base a la experiencia que logramos hacer cada vez mejor las cosas; es el simple y sencillo hecho de sentir, de palpar, de hacer el que nos otorga la capacidad subjetiva de opinar sobre algo.

Cada quien tiene la posibilidad de forjar un camino que lo irán llevando a vivir determinadas experiencias, hay muchas cosas que tengo pendientes por hacer y sé que algún día cumpliré todos mis objetivos,  solo tiene que llegar el momento indicado para hacerlo.

Es muy frustrante quedarse con el pensamiento del “si hubiera”, por eso las experiencias se tienen que tomar al momento en que se presenta la posibilidad de vivirlas, pues en base a estas experiencias que vamos alcanzando nuestro propio crecimiento y como lo habíamos comentado realización personal.

El Análisis Realista del día de hoy es: No dejemos que nadie viva nuestra vida, hagamos de esta un cúmulo de experiencias, pues es en base a lo vivido que podremos encontrar nuestro objetivo.

Omar Carreño

Si te ha gustado este artículo te invito a que te suscribas a Análisis Realista y comiences a recibir los siguientes artículos en tu correo electrónico, sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter

Fotografía de David Niblack


4 Comments

  1. OC

    El aprendizaje es fruto de la experiencia, y la experiencia es totalmente subjetiva. Aún presenciando el mismo evento, nuestra experienciación es única, por eso no hay mejor maestro que nuestra propia vivencia.

    Saber escuchar también nos lleva a saber discriminar lo que queremos vivir o el camino que queremos ahorrarnos, pero en resumen establece los cimientos donde construimos nuestra forma de ser. Dicen por ahí que el hubiera es el único verbo conjugado en tiempo perdido, tal vez no… pues sin duda a partir de lo que elegimos vivir podemos obtener aprendizaje.

    Gracias OC por hacer importantes mis experiencias y mis reflexiones, y por abrir éste espacio que invita a muchos de nosotros a una profunda introspección.

    Un abrazo.
    Jesús.

    • Amigo,

      Una disculpa por la tardanza en responder, las cargas de trabajo y un viaje inesperado me han traído como loco, sin embargo, quien tiene que agradecer soy yo, pues a través de sus comentarios aprendo más de todo lo que planteo, pues aplico un tema, pero ustedes lo enriquecen y hacen que el mismo valga la pena; y por otro lado si no fuera por ellos, estaría escribiendo para mí solito, lo cual no está padre, pues el hecho de escribir algo es que haya alguien que te lea.

      Y particularmente Jesús lo que nos compartes nos llena de una visión distinta y en verdad celebro que seas tan abierto con nosotros y nos des tu experiencia personal.

      Un muy afectuoso saludo y espero pronto recibir noticias tuyas.

      OC

  2. Primo,

    El vivir es disfrutar cada instante de nuestra vida, como si fuera el único, ese momento mágico que nos enseña un nuevo camino, una meta o un reto.

    Cada uno forja su destino, dependiendo de las oportunidades, los deseos de cambiar, y superar hechos que en el pasado nos hicieron daño. Pero siempre recordando, que solo tenemos una vida, y debemos vivirla al máximo. Hay oportunidades que solo se te presentan una sola vez, y necesitas estar preparado para tomarla, porque después ya puede ser demasiado tarde.

    El “si hubiera” para mí no existe porque el tiempo jamás regresará. En esta vida nunca debemos arrepentirnos de nada, y aprender de experiencias tanto buenas como malas, conociendo las consecuencias de nuestros actos.

    Siempre es necesario darse la oportunidad a vivir nuevos desafíos.

    Que gusto tenerte de regreso. Después de un viaje.

    Un abrazo

    Ad

    • Prima,

      Al igual que le digo a Jesús, no sabes cuánto agradezco tus participaciones pues son éstas las que enriquecen el blog. Coincido en tus palabras y justo tú me has ayudado a verificar algunos de esos conceptos.

      Hoy me siento tranquilo, motivado y feliz, pues me doy cuenta de que las cosas aunque no siempre son cómo las queremos nos pueden traer siempre aspectos muy gratificantes.

      Te mando un abrazo enorme,

      Saludos

      OC

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *