Pages Navigation Menu

Visión práctica del Minimalismo

Durante la pasada temporada decembrina tuve oportunidad de poner en práctica el Minimalismo en un momento de consumismo extremo y en este artículo quiero contar mi experiencia.

Empezando con el tema de las experiencias, fue justamente a eso a lo que evoqué mis energías, el tener la capacidad de disfrutar y recordar todos los momentos con la gente que quiero, busqué la forma de desconectarme unos días casi por completo, lo cual me permitió vivir momentos inolvidables que registré en mi memoria como unos de los mejores de mi vida; por lo que al aumentar mi capacidad de disfrutar y minimizar mi tiempo conectado me doy la oportunidad de valorar otros aspectos de mi vida.

En cuanto al aspecto del consumo, he de confesar que es muy fácil encontrar mil tentaciones en el camino, sin embargo la idea de poder definir mis hábitos de adquisicón en base a lo que realmente necesito para desarrollar mis actividades me permite establecer un límite claro en cuanto a lo que ofertan y lo que quiero comprar, por lo tanto, compro solamente lo que realmente necesito y esto me permite analizar otros aspectos como los lugares, las personas.

En estas vacaciones tuve la oportunidad de salir de viaje, recuerdo que antes siempre buscaba mi recuerdo, se volvía algo prioritario en muchos sentidos, si no era el cenicero, era la postal; ahora mis recuerdos los conforman las fotografías que puedo tomar con mi cámara digital o con mi teléfono celular, de esta forma no ocupo espacio innecesario y solo cargo con lo mínimo indispensable, pero sobre todo mis recuerdos los conforman esos momentos en los que pude decir: “Esto lo quiero llevar conmigo para siempre” y hago un esfuerzo mayor por observar y acumular la mayor cantidad de detalles, de situaciones que hagan que ese momento se vuelva inolvidable.

Cuando se trató de definir adquisiciones, me di mi tiempo para razonar, analizar y valorar su importancia y necesidad y ya llegado el momento comparar las opciones, cuando algo no me satisfacía plenamente pues simplemente no lo adquiría, esto ha sorprendido a propios y extraños, pues antes era muy impulsivo, pero hoy si algo no cumple con mis expectativas al cien por ciento, no tengo por qué adquirirlo sólo porque se parece.

El abrirme a la posibilidad de vivir más intensamente me ha abierto la mente a la posibilidad de conocer nuevos lugares, lo cual tiene una repercusión importante, pues creo que en los últimos meses me he atrevido a conocer muchos más lugares que antes ni siquiera imaginaba, así como a superar mis propios miedos, ¿les cuento algo? Cuando dejé de ver aparadores y voltee mi cara hacia más arriba he descubierto un gusto por la arquitectura de los lugares que antes no me permitía apreciar.

Lo mejor de todo esto es que afortunadamente para mi la cuesta de enero no será pesada, pues he planificado mis pagos, pude mantener una presupuesto razonable y no he dejado de hacer ninguna cosa que me guste, además de que no me siento “obligado” a hacer nada, hago aquello que en verdad quiero hacer, ha sido la mejor manera de mantenerme enfocado sin preocupaciones.

En este año que comienza tengo la firme intención de poder ejemplificar más claramente los beneficios que el Minimalismo puede traer a nuestra vida, he superado el noviciado en el mundo con menos cosas, superé exitosamente la época de mayor consumismo del año y ahora vienen más retos pues la incorporación de los hábitos minimalistas es una tarea de constante aprendizaje y autocontrol.

Mi Análisis Realista del día de hoy es el siguiente: Te invito a dejar el consumo irracional, cuando empiezas a llevar el control de este aspecto de tu vida, te será más fácil tomar el control de otros aspectos en los que te puedes superar, empecemos el año con una actitud positiva tendiente a lograr una vida mejor.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

La costumbre de acumular

14 Principios Minimalistas para llevar una vida mejor

Minimiza y maximiza: Acumula momentos que den sentido a tu vida

Complejo de ratón

Vivir más con menos


Fotografía de Stockvault

6 Comments

  1. Mi estimado Omar,

    Gran post, me encanta la forma como describes la importancia del autocontrol y el camino que estás siguiendo para ello. Estoy aprendiendo mucho de ti, amigo.

    • Hola Joan,

      Mil Gracias por tus palabras, en verdad me alienta mucho el saber que lo que estoy escribiendo está generando un beneficio, pues en verdad como bien sabes esa es la intención del blog.

      Creo que adquirir hábitos minimalistas nos ayuda a valorar mucho más la experiencia y es una forma de determinar la importancia de aquello que determina un estilo de vida con menos cosas.

      Te mando un gran abrazo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Muy buen post.
    Me veo reflejado casi al 100%, yo era antes un comprador compulsivo.
    Recuerdo que cuando viajaba a algún sitio, compraba siempre todo tipo de souvenirs: imanes, bolígrafos, tazas, peluches… y al final resulta que todo está hecho en China y lo único que cambia es la banderita del país 🙂
    Lo mejor, como dices en el artículo, es quedarte con la experiencia, eso es lo más bonito y lo que se queda para siempre.
    Un abrazo

    • Hola Luis José,

      No sabes que bien se siente tener gente con la que compartes este tipo de sensaciones, cada día que pasa agradezco por haber elegido este nuevo camino y he aprendido a disfrutar mucho más de la vida sintiendo que en verdad adquirir todo lo que aparece no es el mejor recuerdo.

      ¡Qué gracioso que menciones lo de China! He notado que cuando vas a alguna atracción o paseo, al final te venden todos los souvenirs a un precio estratosférico, todos como bien dices hechos en China, por ejemplo el muñequito en cinco dólares por poner una moneda estándar y luego vas al barrio Chino y lo encuentras por un cuarto de dólar.

      El mejor souvenir que podemos llevar a todos lados es la experiencia obtenida y el recuerdo de los momentos agradables que en ocasiones podemos compartir con las personas que se interesan por nuestras experiencias.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. ¡Hola admiradísimo Omar!

    Bien dices lo que dices. Después de todo, lo que dura miestras estamos en este mundo son los recuerdo, no las cosas materiales que se hechan a perder, se rompen o se venden.

    Muestra de lo anterior, fue la muerte de mi mamá. Ella coleccionaba y guardaba todo. Eran tambaches, cajaas y maletes llenas de retazos de tela que nunca uso, ropa que ya no se usaba, cosas mias de cuando era bebe. Todo termino en la basura, exceptuando una foto que cargo en mi cartera y un billete de un peso que también se anda paseando conmigo.

    Adelante amigo, a vivir y compartir sus experiencias.

    ¡Abrazotes desde donde le esperan unos ricos tacos de pescado!

    • Mi estimado RA Walker,

      Mil Gracias por compartir algo tan personal, ¡Qué bonitos son los recuerdos en base a artículos pequeños! Yo uso dos medallas una que me dio mi mamá con una imagen de la Virgen de Guadalupe y una Cruz con el Padre Nuestro que me regaló mi suegra; son cosas pequeñas pero llenas de sentido para mí.

      Cada vez que uno emprende nuevos retos en el minimalismo podemos entender lo importante que es empezar a admirar nuestro ambiente y reconocer cuántas cosas hay a nuestro alrededor.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

Trackbacks/Pingbacks

  1. Ejercicio Minimalista: Proyecto 333 « ANÁLISIS REALISTA | Una forma positiva de cambiar tu vida - [...] de Autofocus, como sistema de ProductividadLa Entrevista con: Ana, autora de Fácil de DigerirVisión práctica del Minimalismo14 Principios Minimalistas…
  2. El lado Positivo del Minimalismo « ANÁLISIS REALISTA | Una forma positiva de cambiar tu vida - [...] Visión práctica del Minimalismo [...]
  3. Camino al Minimalismo (Reacciones al Proyecto 333) « ANÁLISIS REALISTA | Una forma positiva de cambiar tu vida - [...] Visión práctica del Minimalismo [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *