Pages Navigation Menu

Ubicando “Cada cosa en su lugar”

He recibido algunos correos y comentarios referentes al artículo que escribí sobre el programa “Cada cosa en su lugar”. Personalmente no tengo una empresa dedicada a “organizar hogares”, creo que sería muy divertido, aunque realmente lo veo complicado, al menos en este momento de mi vida.

En este artículo voy a dar los principales pasos para iniciar una depuración de excelencia que nos de la oportunidad de tener “cada cosa en su lugar”.

Inicia

¿Cuántas veces nos has dicho “tengo que organizar este muladar”? Pero no haces nada al respecto, y se siguen acumulando cosas y más cosas; el principal problema con esto es que por algún punto debemos comenzar, así que date la oportunidad de iniciar.

No se trata de reacomodar, ese no es el tema. Si mueves algo tienes que destinarle un nuevo lugar ya sea porque lo necesitas, porque lo vas a desechar, porque ha concluido su ciclo y va a salir de tu vida, el caso es que te hayas mentalizado y preparado para sacar todo lo que no tiene más lugar en tu vida.

Destina

Cada cosa en su lugar” quiere decir que a cada cosa que tengas le debes destinar un lugar determinado y esto será determinante para el éxito de tu depuración.

Si tienes cosas para las que ya no tienes un espacio, entonces la realidad es que no las ocupas, seamos verdaderamente honestos, ¿Qué es lo que usas diariamente?, ¿Lees todo lo que llega a tus manos? ¿Vistes toda la ropa que tienes?, ¿Aprecias realmente cada pequeño recuerdo que tienes en tus manos?

Honestamente yo creo que no, así que aprende a destinar tus cosas a un lugar determinado y si no hay más espacio, entonces puede ser que no la ocupes.

Tira o dona

El principal problema al que nos enfrentamos cuando hacemos la depuración es a la imposibilidad de deshacernos de las cosas que poseemos, y es que en su momento nos costó mucho dinero y lo más chistoso, cuando las volvemos a ver después de años de tenerlas en el olvido recordamos que las podríamos usar nuevamente. La verdad es que esto no va a ocurrir.

En realidad son tan pocas cosas las que necesitamos para vivir y vivir bien, que nos damos cuenta, tal vez demasiado tarde, que hemos reunido sin cesar bienes materiales para compensar una evidente falta de conocimiento de nuestro interés en la vida.

Tira, no pasa nada con tirar, despréndete de lo que no usas, dona lo que no usas para vivir, tan simple lo que no has usado en seis meses no lo vas a volver a usar, es una regla de oro. (Nota: Las cuestiones estacionales son otro aspecto, no seamos radicales al respecto)

Despréndete

Siempre habrá un sentimiento de nostalgia por dejar ir algunas cosas que tal vez representaron “algo” en su momento, pero esa nostalgia es mínima comparada con la sensación de orden que tiene sacar todo aquello que te satura, te quita espacio, te hace sentir “atrapado”.

Desprenderte de lo que te satura es un cambio, es una transición y todos ellos siempre son para mejorar. Arroja todo lo que forma parte de un viejo tú en una bolsa de plástico o en una caja y a continuación date la oportunidad de renovarte y ser mejor.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Este artículo tiene por objetivo mentalizarte a ubicar “cada cosa en su lugar”. Es complicado al principio, pero la verdad vivir con la idea de que menos es mejor, es una forma para disfrutar las experiencias que ofrece el destino.

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos relacionados

Cada cosa en su lugar

Consumidor Minimalista

Cómo iniciar en el Minimalismo

Minimalismo: No se trata sólo de pertenencias materiales

Complejo de Ratón

Visión práctica del Minimalismo

Fotografía de Stock.XCHNG

8 Comments

  1. ¡Hola ordenado Omar!

    Lo dificil es empezar. Romper la inercia que se trae de acumular y acumular aquellas cosas que las consideramos de alto valor sentimental, aquellas que guardamos por si se ocupan, los empaques para si tenemos que mudarnos o hacer válida la garantía, lo que vamos a mandar arreglar, lo que vamos a leer… ¡uf!

    Ya empezando, se debe de seguir. tal vez lo mejor sea no intentarlo solo, para que de esa manera se nos ayude a seguir adelante.

    ¡Abrazos desde la cálida Ensenada!

    • Hola mi querido pariente,

      Definitivamente y como bien lo señalas, empezar es el primer escalón, a partir de ahí y depurando cosas que no usamos, se va haciendo más fácil, incluso nos hacemos adictos al espacio libre y ordenado, lo cual vale la pena.

      Me gusta la idea de depurar acompañado, aunque he de reconocer que el minimalismo es un camino tan personal, como raro y solitario, es complejo pero por eso vale la pena difundir su ideología, porque así cada vez más personas van logrando el cambio.

      Mil Gracias por tu comentario tan atinado como siempre amigo.

      Omar Carreño

  2. “Hemos reunido sin cesar bienes materiales para compensar una evidente falta de conocimiento de nuestro interés en la vida”

    Amén. Sencillamente esta frase reune una tendencia tan común como perversa. No puedo evitar admitir que todos caemos en esto en algún grado. Grande o pequeño es como si tener cosas rellenase el hueco de lo importante que no sabemos resolver mejor. Un saludo Omar, esa frase es de negrita!

    • Hola Iago,

      Pues me llena de emoción que se haya alzado una buena frase para la colección, pero considero que es la verdad, muchas veces ponemos tanto interés en acumular por la experiencia inmediata que nos brinda que llegado el momento es complejo lograr entender porqué lo hemos hecho.

      Mil Gracias por tu comentario amigo, muy halago.

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. Fijate, para mi lo difícil no es empezar si no sostener el esfuerzo. Desde hace unos días no deja de rondarme la cabeza algo que leí en otro lado: ordenar es como acomodar las sillas en el Titanic: el barco se hunde igual”.
    Tendría que deshacerme de la mitad de todo lo que tengo. Desde hace poco empecé a hacerlo, pero es un gran trabajo.

    • Hola Andrea,

      Siguiendo la tónica de tu comentario, me di cuenta que tu observación fue más que atinada y por eso escribí el artículo denominado “La depuración consciente” ( http://analisisrealista.com/?p=2742 ) , creo que de esta forma sería más fácil lograr iniciar los cambios que nos encaminen a dejar de lado aquellas cosas que no necesitamos.

      Definitivamente es un gran trabajo, pero siendo consistentes podemos lograrlo.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

      • Perseverancia es la Clave. Adquirir el hábito de mantener sólo lo que realmente necesitamos. Poco a poco,lentamente, para que nuestro espacio sea más diáfano, y al mismo tiempo limpiamos nuestro interiorm muchas veces queremos llenar algún vacío, y lo hacemos acumulando cosas, lo que es inconsciente. Si lo racionalizamos, capaz nos cueste menos deshacernos de lo viejo, como dice el autor, y yo agregaría también de lo inútil, puesto que lo no usado en años es evidente que no nos sirve. La basura de algunos, es la riqueza de otros. Donar regalar, o vender lo que nos sobra, nos liberará mentalmente, y hará de nuestro hogar un espacio lleno de energía y vitalidad.

        Omar te felicito por tu artículo.

        • Hola Annissa,

          Coincido claramente contigo en que la perseverancia es la clave, de ninguna otra forma podemos mantener una cultura minimalista sin tener en cuenta que lo que necesitamos debe tener su propio espacio.

          Estoy de acuerdo contigo en que lo que no se usa con frecuencia es algo que definitivamente no necesitamos. Debemos ponernos al límite de nuestras necesidades y ver qué es lo que necesitamos para hacer las cosas.

          Mil Gracias por tu comentario,

          Saludos,

          Omar Carreño

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cómo vivo el Minimalismo | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - [...] Es más fácil para mí encontrar mis notas y apuntes, todo lo que es importante está donde tiene que …
  2. Allégate de los básicos | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - [...] Ubicando “Cada cosa en su lugar” [...]
  3. 10 ventajas realistas sobre el minimalismo | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - [...] encontrar más fácilmente aquello que requieres ocupar a la brevedad, tener pocas cosas te permite darle a cada cosa …

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>