Pages Navigation Menu

Tú decides ser feliz, 8 formas de lograrlo

happy and sad

Han pasado ya cuatro días desde que vivimos la edición 2016 del famoso Blue Monday o el día más triste del año; científicamente es el día más triste del año porque muchos nos damos cuenta que todas las resoluciones y propósitos que hicimos durante la noche vieja ni siquiera han comenzado a materializarse.

Se ha comprobado que el Blue Monday es el tercer lunes de enero, de manera que si por alguna razón te has sentido medio raro en estos días ya tienes la respuesta.

Honestamente, con todo conocimiento de causa no quise escribir nada al respecto para el mismo lunes, a mí no me gusta que me digan que me debo sentir de tal o cual forma porque así son las cosas o así han sido por determinadas circunstancias, de hecho no es la primera vez que escribo sobre esto, ya que el año pasado escribí el post “Evita sufrir la depresión del inicio de año”, porque la verdad es un tema que me llama mucho la atención.

Me llama mucho la atención porque creo que la lucha más fuerte que debemos librar cada día es la de mantener nuestra felicidad.

La oportunidad que me dieron Dios, la vida y mi esposa de Marina de ser padre, me han permitido ser mucho más reflexivo en este aspecto; un bebé es un ser feliz por naturaleza, sus molestias provienen de sus necesidades, pero una vez solventadas estas la felicidad vuelve como por arte de magia.

Con el paso de los años nuestra evolución y crecimiento natural nos van haciendo perder esta oportunidad de ser naturalmente felices. Las preocupaciones, las condicionantes de la vida y la frustración van mermando esta forma de disfrutar de la vida.

Esto ocurre porque nos damos cuenta que no todo es tan fácil como aparenta, la edad adulta conlleva muchas responsabilidades, anhelamos cosas que no podemos tener, dejamos de ver el lado sencillo de la vida.

Desde hace mucho tiempo he aceptado el hecho de que la felicidad en la edad adulta no es un estilo de vida, es decir, no podemos elegir estar felices en todo momento, sino que nosotros vamos generando y acumulando momentos que nos dan felicidad.

Es decir, nosotros vamos provocando estados de felicidad que se traducen en la alimentación de un estado anímico positivo, por lo que, basta con que empecemos a realizar acciones que cambien un poco nuestra concepción de la vida para que entonces un Blue Monday no sea condicionante de nuestra felicidad.

Las vías para alcanzar momentos que den felicidad son parte de una decisión personal y de la generación de acciones específicas, aquí te comparto algunas de ellas.

 

1. No condiciones tu felicidad a la obtención de algo material.

Si eres de los que dice: “Cuando tenga (poner el nombre del producto en cuestión) voy a ser feliz para siempre”, permíteme decir que esto es algo totalmente falso, la sensación de placer que se obtiene del proceso de adquisición de un producto es de los que dura menos en toda la vida, de hecho, en muchas ocasiones en el preciso momento de pagar se acaba la “felicidad”, así que analiza esto antes de adquirir cosas que no necesites.

 

2. Elimina tus miedos.

Para encontrar más momentos que te permitan ser feliz debes eliminar tus miedos, los miedos son límites auto impuestos o creados por circunstancias adversas que no nos permiten avanzar adecuadamente, así que enfréntate a ellos, atrévete a hacer aquellas cosas que por miedo nunca has hecho y la satisfacción que te dará el haberlos enfrentado, para que veas, esa si dura mucho.

 

3. Disfruta lo que haces.

Cuando tienes oportunidad de hacer aquellas cosas que te gustan o lo que haces, lo haces con una buena actitud los momentos felices empiezan a multiplicarse naturalmente, así que cambia la forma de hacer las cosas y piensa en todos los beneficios que te traerá el hacerlo.

 

4. Trata de hacer feliz a los demás.

Veamos la felicidad es energía, cuando haces cosas que dan felicidad a los demás eso en automático produce una felicidad sincera en tu persona. Así que entre más felicidad produzcas en los demás, mayor felicidad obtendrás para ti.

 

5. Sé amable y positivo con los demás.

Soy de las personas que disfruto mucho llevarme bien con la gente y hacer bromas o comentarios amables, evidentemente también la gente nota cuando estoy presionado o estresado porque se nota mucho mi cambio de ánimo, pero en la mayoría de los casos disfruto hacer algo eso y me llevo una sonrisa sincera conmigo.

 

6. Haz cosas que te permitan ser feliz.

Si todo el tiempo haces lo mismo y de la misma forma, la monotonía invadirá tu vida y te sentirás frustrado, eliminando la posibilidad de encontrar momentos que te den felicidad, entonces busca actividades que te ayuden a ser feliz como salir de paseo, ir de viaje, caminar por el bosque, leer un buen libro, hacer ejercicio, compartir con animales, etc.

 

7. Disfruta los momentos con las personas que amas.

Busca generar situaciones que te permitan estar con todas las personas que te hacen sentir feliz, esta inversión afectiva hará que en tu memoria se guarden aspectos que te ayudan a sentirte bien contigo mismo y produce vínculos de mayor cercanía con aquellos que te importan.

 

8. Lucha por lo que te importa.

Aquello por lo que vale la pena hacer las cosas, aquello que te motiva a sentirte bien cada día, aquello que te inspira siempre conlleva un esfuerzo y un sacrificio, define adecuadamente lo que es importante para ti y enfócate a ello, eso te dará muchos momentos de gran satisfacción y sincera felicidad.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La única forma para lograr que las cosas sucedan es actuar en consecuencia, así que no te quedes quieto, actúa siempre y haz lo posible por vivir la mayor cantidad de momentos felices.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

2 Comments

  1. Gracias por compartir esta información, He aprendido que lo mas impórtate es ser feliz

    Juan Hernández
    http://PrimeroTusMetas.com

    • Hola Juan,

      Mucho gusto, la verdad de las cosas es que sin felicidad no hay vida que valga, sin embargo no es fácil mantenernos en ese estado y para lograrlo debemos actuar en consecuencia.

      Mil gracias por tu comentario.

      Saludos.

      Omar

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>