Pages Navigation Menu

Minimalismo: Todo a la mano

Como minimalista encuentro cada día más ventajas que gusto de compartir con mis lectores porque voy experimentando progresos y descubriendo nuevos atajos para simplificar las cosas.

Hoy quiero contarles una ventaja que me resulta sumamente útil con este estilo de vida que me permite ser más organizado al tener menos cosas, esta ventaja es que tengo todo a la mano.

En mi Trabajo

En mi centro de trabajo me encuentro en un pequeño módulo que me resulta sumamente práctico para realizar mis actividades, pues aunque trato de no tener nada sobre el escritorio, cuando necesito algo todo se encuentra al alcance de mi mano.

De esta forma pierdo menos tiempo y gano control sobre mi propia concentración, ya que no descuido mucho mis actividades, en lo que busco algún documento pues he dispuesto todo de tal forma que sin tener que levantarme pueda tener las cosas muy cerca pero sin que esto me sature.

De tal suerte que si en algún momento necesito por ejemplo mi agenda solo levanto mi mano unos cuantos centímetros sobre mi cabeza y ahí está. Tengo un pequeño block de notas rápidas que mantengo siempre a menos de 30 centímetros de mi mano derecha.

Desde el momento en el que inicio con mis actividades dispongo herramientas de escritura suficientes, ¿a qué llamo suficientes? Un lápiz, un lapicero, un bolígrafo y un borrador. Estos los ubico a mi lado derecho también igual a unos 30 o 25 centímetros, así que si viene una idea mientras trabajo, rápidamente cuento con todo para anotarla.

Mi cuaderno personal lo dispongo a 20 centímetros del teclado, a mi lado izquierdo, porque de esta forma cuando me buscan es tan fácil como tomar mi cuaderno y llegar listo para tomar notar o simplemente cuando tengo que revisar una lista de pendientes o anotar alguna idea sobre un proyecto importante simplemente abro mi cuaderno y anoto rápidamente.

También me resulta muy necesario tener siempre una botella con agua al lado izquierdo de mi monitor, entre pequeños sorbos durante el día tengo la consigna de acabarme cuando menos un litro de los dos diarios.

Todo documento que se vaya recibiendo o cualquier nota que se me va ocurriendo la lanzo a la bandeja de entrada; los teléfonos es lo que tengo más lejos de mi, de esta forma al costarme un poco más de trabajo alcanzarlos, me da la oportunidad de reflexionar si realmente tengo que hacer esa llamada.

He visto escritorios que parecen un museo, muchos adornitos por todos lados, o peor aún algunos tienen cientos de papeles que no parecen haberse movido en años, he visto algunos con cubiertos y trastes sucios, post its por doquier y una cantidad increíble de anotaciones rápidas en hojas sueltas.

En mi Casa

En casa también me es muy útil ser minimalista, porque todo está dispuesto de tal forma que nada se pierda, además de que procuramos mantener los espacios siempre despejados y cada cosa en su lugar, pero si se ocupa algo rápidamente sabemos donde encontrarlo.

Supongamos que recibimos una llamada y tenemos que tomar ciertos datos, no tenemos dispuesto en casa a la vista la clásica libretita de notas con su plumita junto al teléfono, pero muy a la mano dentro de un mueble hay unas cuantas hojas y una pluma que siempre pinta bien.

Si necesitamos algunas monedas de manera rápida también hemos dispuesto ciertos lugares donde encontramos algunas de muy baja denominación u otras de más alta.

Cuando tengo que salir de viaje, han quedado a la mano las maletas que ocupo, si es un viaje de un día es una mochila muy práctica donde cabe mi iPad, una cámara, los documentos y un libro por si se ofrece, tiene otros compartimentos pero trato sólo de guardarle mi cuaderno personal y ya tiene dentro una pluma y un lápiz, no se necesita nada más.

Para el viaje de más días está la maleta de mano, que sé que me permiten subir a cualquier clase de avión, por lo que cuando llega la hora de salir de viaje, me resulta muy práctico y no tengo que andar colgándome en la parte alta de mi clóset para rescatar estas maletas, sino que tienen dispuesto un lugar en la parte baja del mismo y no afecta en lo más mínimo.

Para toda clase de documento en casa, ya he explicado el uso de mi archivo minimalista, pero lo vuelvo a mencionar por resultar importante para ilustrar este artículo.

De tal suerte que siempre tenemos todo dispuesto de tal forma que no se nos complique nada, al igual que en mi trabajo, trato de que nada cambie mucho de lugar para poder realizar movimientos “mecánicos” y de esta forma mantener la concentración y ahorrar algunos segundos valiosos.

Estas ventajas sólo se van dando cuando empiezas a llevar una vida minimalista, la actitud en todo caso es lo que más cuenta y de esta forma, tal vez a alguien le pueda llamar la atención ir disponiendo sus herramientas de forma más organizada y siempre al alcance de la mano.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Tener todo al alcance de tu mano es una forma de simplificar de manera práctica muchos procesos para evitar las distracciones, cualquier cosa que no lo esté es mucho más fácil ponerte a pensar si realmente lo necesitas o no.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

Mis aplicaciones para el iPad

Archivo Minimalista

Mis artículos de uso diario

Mis cuadernos personales

La Nota Rápida

Fotografía personal

12 Comments

  1. Hola Omar.

    Este post es verdaderamente ilustrativo de las grandes ventajas que da el tener organización en nuestras cosas. Es interesante la forma en que organizas tus cosas, porque por ejemplo con lo del teléfono, es totalmente cierto eso que dices.

    Con ese perfecto orden que tienes tanto en tú casa como en tu trabajo, aparte de ahorrarte segundos valiosos, como bien dices, también te da tranquilidad y eliminas estrés innecesario.

    Me ha tocado ver casos en los que por tener un desorden tal, documentos importantísimos no se localizan y urgen, con las consecuencias que eso trae, solo por poner un ejemplo. O como bien dices, el escritorio lleno de trastes sucios y basura.

    Creo que quien aspira a tener una vida más tranquila tiene que pasar obligatoriamente por tener ordenada sus cosas. Se dice por allí que el desorden de nuestras cosas, es el desorden que tenemos en nuestra vida.

    Gran post hermano. Gracias por compartir.

    Saludos

    • Hola Saeed,

      Primero que nada muchas gracias por tus palabras, aunque he de reconocer que sigo aprendiendo cada día más técnicas e implementando otras porque siempre creo que se puede innovar, por eso voy compartiendo constantemente mis aprendizajes porque así he aprendido, de lo que leo y observo de los demás.

      La tranquilidad es parte también de ese tipo de organización, pero más que nada muchas veces es buscar una forma de hacer mejor las cosas, la realidad es que uno se habitúa a sacar sus herramientas y tenerlas lo más a la mano posible.

      Muchas otras herramientas que no uso con frecuencia, las tengo guardadas en los cajones y de esa forma no tengo problema en encontrarlas más fácilmente, sin amontonarlas en el escritorio.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. ¡Hola ordenado Omar!

    Estas listo para la disciplina de las 5 S. En verdad hay que estar organizado, pero el reto mayor es en la casa, ya que se tienen espacios en común y hay que tener vias de comunicación abiertas y francas para poder decir lo que uno piensa sin lastimar, sobre todo si hay peques.

    ¡Abrazos desde la ya con cambio de horario Ensenada!

    • Hola Ricardo,

      Muchas gracias por tus palabras amigo, fíjate que no lo había vislumbrado de esa forma, pero en cierto sentido así es como organizo aunque sin tanta restricción porque el sistema 5 S, si tiene cierta connotación de obligatoriedad y exigencia, además que se enfoca mucho en el aspecto organizacional cuando lo mío es meramente personal.

      En mi caso todavía no hay peques, pero he leído a algunos minimalistas que son padres e inculcan los principios del orden y la saturación a sus hijos desde muy pequeños, espero tener esa misma oportunidad.

      Mil Gracias por tu comentario mi querido pariente, espero tener la oportunidad de viajar a tu tierra un día de estos.

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. Magnifica expresión gráfica de tus métodos de organización…
    Como anécdota mi escritorio es un clon del tuyo aunque algo más pobre por los materiales usados, pero no por ello menos funcional…
    Básicamente hemos llegado a las mismas conclusiones: Todo a mano, ese es el secreto.

    Un abrazo fraternal
    Ávalon

    • Hola Avalon,

      ¡Qué milagro amigo! Ya se te estaba extrañando por aquí, hacía un tiempo que no pasabas a saludar, ¡Muchas Gracias!

      Pues te comento que todo el material aquí mostrado no es propiamente mío, es lo que me otorga el Instituto para prestar mis servicio, mío, mi bandeja, mis cuadernos y mis lápices, fuera de eso, todo es material de aquí.

      En casa yo no cuento con un escritorio propiamente porque no lo necesito, cuando necesito hacer algo uso la mesa del comedor y con ayuda de mis audífonos me concentro ahí por un buen rato, trato de no tener más muebles de los que necesito. Esa es la verdad.

      Pero si ese es el secreto, Todo a la mano.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Te mando un gran saludo.

      Omar Carreño.

  4. Hola Omar, a mí me parecen estupendos este tipo de módulos que te obligan a tener orden porque no hay mucho espacio, bueno a mi también me sobra espacio, y me da tranquilidad que si no estoy y se necesita algo, saben donde encontrar las cosas y no esperar a que yo esté. Por mi actividad también tengo afuera un “centro de papelería” con (lápiz, pluma, goma, cinta, clips, engrapadora, etc.)todo en un mismo organizador que es lo que siempre ocupó y tengo a la mano. Otra cosa que me parece útil son las telas con las que cubren los módulos y sirven para colocar recordatorios, no para decorar. No tengo fotos, solo en la compu. Me falta un lugar donde poner mi bolsa (sorry, soy mujer)y no más te voy a sugerir un pequeño cambio, en ves de comprar botellas de agua, usa un vaso de cristal (sorry, lo tenía que decir)jajaja. Justo esta semana tenía inquietudes sobre este tema y tu como siempre tan atinado. un abrazo!

    • Hola Astrid,

      ¿Sabes qué ocurre? Que debe existir una relación lógica en todo en tu vida, y cuando tienes todo desordenado la verdad es que no puedes organizar bien tus actividades.

      Con relación a los recordatorios yo trato de conjuntar todo en mi cuaderno, porque en ocasiones esos recordatorios van generando una saturación visual, y ¿Te digo qué es lo peor? Que se van perdiendo entre los demás, por lo que no te recuerdan nada.

      Para lo de la bolsa he visto unas especies de colgadores ahorra espacio que la sujetan del borde de la mesa hacia abajo, reconozco que han de hacer maravillas con el tremendo peso que les meten.

      No te preocupes no me molesta lo de la botella, tomaré en cuenta tu recomendación.

      Te mando un gran saludo, mil gracias por tu comentario,

      Omar Carreño

  5. Muy interesante el articulo,hace poco conozco el tema del minimalismo y me llama muchisismo la atencion…me he dado cuenta de que las cosas materiales hacen muy complicada mi vida, ya comence a eliminar algunas cosas como ropa que no habia usado en meses,implementos decorativos poco necesarios etc. y senti que me libere de un enorme peso.Pero aun me falta mucho, desprenderce de tus pertenencias es dificil,porque cuando eres joven y estudias crees que lo necesitas tooodo.
    que me puedes aconsejar para liberarme aun mas???????

    • Hola Camila,

      Primero que nada quiero darte la bienvenida a este Análisis Realista, siempre es un gusto conocer nuevos lectores con ánimo por conocer del tema.

      Te puedo aconsejar algo muy simple y muy sencillo, analiza lo que tienes en este momento y ve qué tan saturada te encuentras, de esta forma trata de eliminar aquello que no has usado por las últimas semanas, y empieza a desprenderte de eso.

      Encontrarás muchas cosas que realmente no son esenciales para ti.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Saludos.

      Omar Carreño

  6. Solo un comentario a la imagen que muestras de tu escritorio. Me parece absurdo tener dos teléfonos (hace años yo los tenía) ya que solo se puede hablar por uno. Supongo que se trata de un “ritual” de la organización.

    • Hola Jemarba,

      Como bien señalas es un “ritual” de la organización, sé que se ve mal, pero hasta que no se homologuen todas las personas y todos tengamos el teléfono institucional, el gris en grande, entonces será necesario mantener el otro.

      Afortunadamente solo es un cuestión de espacio porque tampoco me afecta tenerlo.

      Te mando un gran saludo,

      Gracias por tu comentario.

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *