Pages Navigation Menu

Técnicas para dejar de ser el eterno procrastinador

Organiza

Una situación más allá de la actitud

Estoy convencido que para muchos de nosotros ser procrastinadores, o en un lenguaje más común, las personas que dejamos todos los pendientes para el último, no es realmente la mejor forma de vivir y por mucho tampoco es lo que más nos gustaría padecer.

En una primera instancia parece cómico, a veces gracioso, andar apurado al último momento para terminar una actividad que pudimos haber concluido con toda la calma del mundo de no haber estado perdiendo el tiempo en cosas sin importancia, la realidad es que no lo es.

Tras un largo tiempo en el análisis de las diversas conductas que llevan a tener una actitud procrastinadora me he dado cuenta que aunque las personas tiene el deseo consciente de evitar la postergación en sus actividades se encuentran sumamente habituados a perder el tiempo en cosas sin importancia, por lo que son partes de sus vidas.

Un hábito positivo elimina uno negativo

Más allá de martirizarnos por el hecho de ser procrastinadores lo que debemos hacer es aceptar que algunos de nuestros hábitos no son tan positivos como lo hemos creído y que mientras sigamos haciendo las cosas como hasta ahora seguiremos corriendo y entregando las cosas a destiempo y con una presión adicional en nuestra vida.

Lo que debemos hacer es incorporar hábitos antiprocrastinación que nos ayudarán a resolver de manera eficiente los problemas a los que nos hemos enfrentado por mucho tiempo en la inteligencia de que definitivamente no es una tarea fácil y que llevará tiempo (mucho más de los 21 días que por ahí rezan mucho) pues estamos reacomodando prioridades en nuestra vida.

Lo anterior no quiere decir que dejaremos de hacer aquellas actividades “quitatiempo” sino que lo más seguro las haremos en nuestro tiempo verdaderamente libre como parte de nuestro ocio.

Manos a la obra

Las siguientes estrategias me han servido a lo largo de estos años para dejar de procrastinar, sería imposible decir que nunca lo hago pues a veces mis niveles de energía y mi ánimo no son los adecuados, pero es un hecho que son los menos:

* Anota todas tus tareas desde un día anterior: Lo último que debes hacer antes de terminar una jornada es anotar aquellas tareas clave que tendrás que realizar al siguiente día por la mañana, de esta forma evitarás estar pensando en lo que tienes que hacer durante el día sino que ya sabes perfectamente por dónde empezar, pueden llegar otras actividades pero al menos ya tienes material para arrancar.

* Elimina tus distractores: Si lo primero que haces al llegar es revisar las noticias por internet, checar tu correo electrónico o ponerte a mensajear con alguien por tu teléfono móvil, elimina de tajo estas distracciones, desconecta el internet, aleja tu teléfono y ponte de una vez con la primera tarea pendiente, de esta forma estarás cambiando un hábito negativo por uno positivo.

* Si te descubres procrastinando regresa inmediatamente a tu actividad: No hay peor actitud que darte cuenta que estás haciendo algo incorrecto y entonces asumir la idea de que eres un caso perdido, que no tienes remedio y nuevamente perderte en tus distracciones, ¡Tienes que luchar contra ti mismo!

* El camino más fácil no es el más adecuado: ¿Quién te ha dicho que para lograr los cambios importantes no tendrás que esforzarte? La realidad es que el procrastinador mantiene un nivel de presión muy grande porque los recuerdos de las cosas que tiene que hacer lo acechan constantemente y eso no te permite estar tranquilo y avanzar con tranquilidad.

* Simplifica la tarea: Si la razón por la que procrastinas tiene que ver con la cantidad de trabajo que tienes que hacer para terminar una tarea entonces “engaña tu mente” desglosando la gran tarea en pequeñas actividades, créeme que el tiempo que “inviertes” en la planificación es mínimo en comparación con lo que “pierdes” tratando de hacer adecuadamente la tarea.

Mi Análisis Realista del día de hoy es el siguiente: No esperes dejar de ser un procrastinador de la noche a la mañana, pero ten por seguro que poco a poco podrás ir organizando mejor tu tiempo para terminar tus tareas en tiempo y forma.

Omar Carreño

Puedes descargar mi nuevo libro #SoyProductivo dando clic aquí.

Publicidad #SoyProductivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También puedes adquirir mi primer libro “CAMINO AL MINIMALISMO” dando clic aquí.  

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos Relacionados

Aprende a gestionar tu energía productiva

Recupera el control productivamente

 Sistema para elaborar listas de tareas o acciones 

 Mi aplicación de Autofocus como sistema de Productividad

 

 

Fotografía  de Stock.XCHNG

 

 

 

2 Comments

  1. Hola Omar,

    Las principales causas de la procrastinación son las distracciones, como comentas en el artículo. También es verdad que realizar una tarea importante suele ser más difícil o menos grato que realizar una tarea menos importante. A mi juicio, también hay un factor que influye mucho en la procrastinación, y es que a veces nos cargamos de responsabilidades creyendo que somos Surperman y no podemos con todo. Desgraciadamente no se puede hacer todo en esta vida y hay que elegir. Pienso que el primer paso para atajar la procrastinación sería eliminar responsabilidades, quitarnos lastre, y entonces quizás teniendo menos cosas que hacer no nos resulte tan duro hacerlas :-)

    Un abrazo

    • Hola Luis José,

      Me gustó mucho tu comentario porque ese complejo de “puedo comerme el mundo a puños” es lo que justamente nos impide avanzar, lamentablemente, veo que todavía existe una difícil cultura para quienes no conocen de todo esto a vivir en el temor y en consecuencia no decir lo que piensan en cuanto a las cargas de trabajo.

      Mil gracias por tu comentario, me gustó mucho tu punto de vista.

      Saludos,

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>