Pages Navigation Menu

Técnicas para comprar inteligentemente (Parte 1 de 2)

Mujer-comprando1-e1390519771546

El Minimalismo es una excelente guía para aprender a vivir con menos cosas y disfrutar las experiencias que la vida nos aporta; el problema radica en que no solo basta conocer la manera de reducir lo que tenemos, sino aprender a cuidar lo que adquirimos y ser más inteligentes en este proceso.

En virtud de lo anterior, hoy traigo para ustedes un artículo sobre la importancia de aprender a comprar inteligentemente y vivir mejor.

Y es que es un hecho, todos adquirimos cosas, lo hacemos por necesidad, por gusto y por puro placer. Y no, perdón pero no es lo mismo comprar por gusto, que por placer, por gusto es cuando adquirimos una cosa porque nos llamó la atención, nos gusta y queremos tenerla aunque no bien debe constituir una necesidad, mientras que las compras placenteras normalmente son de algo que nos dará un estado de bienestar en donde la diferencia radica en si perdura o no.

Pues bien, las compras que normalmente no debemos justificar son las compras por necesidad, los satisfactores primarios o básicos: alimentación, transporte, cobijo, resguardo.

Aunque bien sabemos que en esos temas podemos tener muchas posibilidades, gustos y “gastos” la verdad es que es difícil cuestionarlo, lo que sí debemos revisar es que estas adquisiciones no superen de ninguna forma el total de nuestros ingresos porque entonces estamos hablando que vivimos muy por encima de nuestras posibilidades y eso ya es un problema.

La primera técnica de adquisición inteligente es:

Nuestros satisfactores primarios nunca deben exceder nuestros ingresos.

Existen también los que denomino satisfactores secundarios, estos no constituyen propiamente artículos de primera necesidad, aunque en parte sí porque sin ellos no podríamos realizar nuestras tareas tales como salir a trabajar, trabajar en sí, relacionarnos con los demás, y un largo etcétera.

Pues bien, aquí si ya entran cuestiones más de elecciones personales, gustos, preferencias, para ser un comprador inteligente debemos aprender a adquirir nuestros satisfactores secundarios sin caer en aspectos de endeudamiento innecesario o que por la adquisición de los satisfactores secundarios dejemos de lado la solvencia de los primarios, esto nunca, nunca, nunca debe ocurrir.

Entonces, la segunda técnica para ser un comprador inteligente es:

Que la adquisición de tus satisfactores secundarios no ponga en riesgo a los satisfactores primarios.

Debemos aprender a controlar nuestros instintos más banales en orden de alcanzar el éxito como compradores inteligentes, voy por aquí, a mí de nada me sirve estarme comprando zapatos tenis cuando cuatro de los siete días de la semana visto de traje (eso si no tengo evento en fin de semana). Aquí es donde entra la mentalidad minimalista a su máxima expresión, analiza tu vida, lo que haces, en mi ejemplo es más inteligente comprar zapatos de vestir que zapatos tenis pues en promedio utilizo más horas al día los zapatos de vestir.

En este orden de ideas, la tercera técnica de adquisición inteligente para el día de hoy es:

Antes de comprar por impulso analiza si aquello que vas a adquirir es algo que puedes usar, si no, no tiene ningún sentido que gastes tu dinero.

Hasta aquí dejo el artículo porque me estoy alargando demasiado y creo que vale la pena dividirlo en dos para disfrutar bien todo lo que nos puede hacer compradores inteligentes.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Aprende a conocerte bien, si quieres tener una vida llena de sentido y sin tanta saturación aprende a descubrir quién eres y lo que realmente necesitas.

Omar Carreño 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>