Pages Navigation Menu

Sentimentalismo y Materialismo cómo superarlo, experiencia personal

1912-MLV3391705629_112012-V

Hacía mucho tiempo que no experimentaba la sensación de otorgarle un sentimiento a algo material, sin embargo recientemente Marina en una depuración de cosas de Santy estaba a punto de tirar unas toallitas o trapitos que sirvieron para cubrir su cuellito cuando tomaba su lechita.

La verdad es que al verlos vinieron a mi mente las primeras semanas de Santy una vez que salimos del hospital, la navidad en casa de mis suegros, la maletita que hicimos nuevamente para el hospital y así con varias cosas más.

El haber tenido la oportunidad de ver a mi mujer depurando cosas que yo consideraba “valiosas” en la vida de nuestro hijo me hizo recuperar la cordura minimalista.

La realidad es que ella tenía razón, mi hijo ha superado prácticamente el tema del reflujo así que son cositas que ya no volverá a usar, están lo suficiente usadas como para pensar en que serán para un futuro hermanit@ de Santy.

Lo que más me gustó de la experiencia momentánea fue el valor tan grande que le di a esas toallitas, por un momento sentí como si fuera una gran afrenta a todo lo que hemos pasado con el pequeño, le agregué un enorme sentimiento a cosas materiales cuando definitivamente por ahí no va la cosa.

Este momento me ayudó a reflexionar en todas las veces que de manera tan “normal” he sugerido a mis lectores que eliminen aquellas cosas materiales que sólo evocan recuerdos, está bien, hacía tiempo que no estaba en la situación y a continuación traigo estas ideas que me permitieron superar un momento que hoy valoro porque me hace darme cuenta que añadirle un sentimiento a una cosa no es malo, siempre y cuando seamos capaces de superarlo y seguir adelante.

Para superar el sentimentalismo ligado al materialismo sugiero lo siguiente:

a) No te castigues a ti mismo. A ver, tener menos cosas se trata de una decisión personal que viene ligada a la idea de que el verdadero valor de la vida está en las experiencias y en los momentos, los recuerdos son hermosos, pero no se trata de dejarlos plasmados en algo material, sin embargo tampoco te debes martirizar y sufrir por algo que evoca en tu persona un recuerdo sobre un evento en tu vida; así que si no te sientes listo ¡Consérvalo!

b) Si algo se va a quedar deberás eliminar otra cosa. Aquí empieza la parte interesante, si tu decisión sobre alguna cosa es que deseas conservarla entonces ve pensando qué cosa sacarás para que puedas sustituirla, recuerda la regla de que entra uno sale uno.

c) Dale un uso. Esta parte puede parecerte complicada y no para todo aplica, sin embargo, en ocasiones puedes darle uso a la cosa que deseas conservar y entonces cambiar el término de sentimentalismo material por el de utilidad, es decir, las cosas se quedan en nuestra vida para darle utilidad.

d) Prepárate para deshacerte de eso. Si realmente crees que has podido darle un valor emocional a la cosa en cuestión y te sientes impedido para deshacerte de eso, lo mejor que puedes hacer es meterlo en una caja de olvido, es decir, una caja que cierres con aquellas cosas que emocionalmente te cuesta trabajo sacar de tu vida, luego guárdala en tu closet y déjala ahí por dos meses, te darás cuenta que si no lo ves, no lo necesitas, ni evoca nada en tu mente, así que llegado el momento se puede ir sin más.

La verdad de las cosas es que no siempre es fácil deshacernos de algo a lo que le hemos puesto un valor emocional, sin embargo debemos pugnar porque nuestros pensamientos se vuelquen en la generación de momentos y experiencias que le den valor a nuestra vida.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Aunque parezca difícil de creer, es posible vivir sin considerar el valor emocional que ponemos a las cosas, solamente se trata de encontrar el valor de utilidad y enfocar nuestras emociones en aspectos más palpables y duraderos, como la relación con el mundo que nos rodea.

Omar Carreño

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Conoce mi nueva página de Facebook: bloganalisisrealista

Publicidad #SoyProductivo

 

 

Artículos Relacionados

4 Claves para triunfar en el Minimalismo

Estrategias para controlar al acumulador que llevas dentro 

Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario

El consumo racional minimalista

Minimalismo: Vivir de la mejor manera que puedas hacerlo

Fotografía   de Stock.XCHNG

 

2 Comments

  1. Hola Omar! Yo soy de esas personas que tienen la costumbre de guardar cosas por sentimentalismo. En el 2015 hice mucha limpieza de mis pertenencias y sé que aún me queda camino por recorrer, y que hay muchas más cosas que podrían irse, así que durante este año quiero continuar con esa tarea y deshacerme de todos esos objetos, de los cuales, algunos ni siquiera son de buenas épocas, como algunos diarios que utilizaba para contar mis penas. ¿De qué me sirve eso? Aprender a no acumular está siendo un esfuerzo de crecimiento personal y tus posts siempre me sirven de inspiración. Un saludo

    • Hola Cristina,

      Primero que nada mil gracias por tus palabras y por comentar en este espacio, la verdad es que me da mucho gusto tener la posibilidad de conocer a nuevas personas a través de este medio.

      Tu misma te estás dando cuenta de los logros que has podido alcanzar y de aquellas cosas que te falta por lograr, el pasado solo es parte de nuestra historia, nos ayuda a conocer lo que nos ha hecho llegar a ser quienes somos hoy, pero no es un buen aliado cuando se trata de avanzar.

      Te agradezco mucho por tus palabras para saber que mis posts pueden ayudar a inspirar para el cambio positivo y personal. Mil gracias en serio.

      Te mando un enorme saludo.

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *