Pages Navigation Menu

Saturación y desgaste: Experiencia personal

Trato de diversas formas de llevar una vida congruente con mi forma de pensar; escribo y dejo una serie de mensajes en mis artículos tendientes a brindarles a mis lectores la forma en la que podemos llevar una vida sencilla, minimalista y productiva.

Hace unos días me enteré de algo que me conmovió mucho y se trata de una persona muy cercana a mí, que sufrió un ligero accidente por culpa del cansancio, agotamiento físico más que nada.

No tengo autorización para contar con detalles lo ocurrido, pero este punto me hizo reflexionar mucho en la importancia de aprender a limitarnos cuando nos saturamos de actividades.

Entiendo que a determinada edad queremos comernos el mundo, agendamos muchos compromisos, tenemos la energía para hacer y deshacer, sin embargo nuestro cuerpo tiene una resistencia limitada, no en vano insisto tanto en el punto de mejorar nuestra calidad de vida, el estrés, el desgaste, el cansancio son hechos reales que afectan nuestro estilo de vida.

Para muchos de nosotros es importante el reconocimiento, la satisfacción por el deber cumplido, el dar el cien por ciento y un poco más, y todos estos pensamientos son buenos, sin embargo, he aprendido con el paso de los años que esto no sirve de nada si no aprendemos a llevar una vida balanceada.

El sentimiento heroico no es reconocido por nadie, y en el momento en que afecta nuestra salud es cuando nos lamentamos por no haber aprendido a detectar a tiempo las señales que nos manda nuestro cuerpo para hacer una pausa.

En este sentido, quiero contarles un poco de lo que viví antes de empezar a escribir en este blog. Resulta que yo tenía ese síndrome de todo lo puedo, me quedaba en la oficina hasta casi las nueve de la noche, porque me decía que por las tardes me podía concentrar mejor.

Perdía buena parte de mis mañanas en cosas que no eran tan importantes, y al regresar de comer me ponía con todo a trabajar, porque la gente empezaba a irse y yo tendría mayor oportunidad para “concentrarme”.

Mi alimentación no era la más adecuada, pues siempre tenía prisa, y no disfrutaba del tiempo de comer, prefería perderlo en otras cosas, ya que para comer me decía a mi mismo que con diez minutos me bastaban, o sea que no comía, literalmente tragaba.

Al salir me iba a ver a mi esposa, que entonces era mi novia y ya llegaba muy tarde a verla, ella me esperaba para verme sólo para platicar un rato o ver una película hasta ya muy tarde, por lo mismo, ella se desvelaba conmigo y yo aún más, porque todavía regresaba a mi casa, pero eso si, ya no me tocaba nada de tránsito.

A veces llegaba y obviamente todavía cenaba muchísimo y me desvelaba un buen rato más, porque “tenía que disfrutar un rato más en la casa”, el caso es que llegaba al fin de semana más que muerto y sin ganas de hacer nada, pero eso no era lo peor, sufría de gastritis, colitis y un buen día me dio migraña.

La primera vez que me dio, fue tan insoportable que me quedé en cama, no sabía que me pasaba y fui muy alarmado al médico, me recetaron algunos medicamentos y listo, con eso tuve para continuar con mi vida sabiendo que ahora padecería también de migraña, estaba muy resignado a vivir con mis enfermedades y me lamentaba con todo mundo porque “pobre de mi” ahora hasta migraña padecía.

Mi problema progresó hasta el punto en el que empecé a tener esa horrible sensación de palpitaciones dentro de mi ojo, era puro estrés, un médico mucho más preparado tuvo a bien decirme la evolución de las migrañas, me contó que luego de los dolores de cabeza, vienen los tics nerviosos y a continuación pueden derivar hasta en embolias.

Afortunadamente empecé a escribir en este blog y fue cuando me di cuenta de la importancia de aprender a vivir realmente, hacer las cosas en un orden y no tratar de saturarme con compromisos innecesarios, aprender a identificar las señales que manda mi cuerpo y escuchar más mi voz interior, acallar todo el ruido externo para enfocarme en lo que es realmente importante para mí, estar bien para mi y en consecuencia para los demás.

No voy a negar que aún hay ocasiones en las cuales de desvelo inútilmente, pero si aprendí que llevando una vida más simple he logrado dejar de desgastarme, evito la saturación, disfruto mucho más de todos los momentos y he asumido un control sobre mi vida haciéndola más eficiente.

Creo que la saturación no es más que una consecuencia lógica de nuestro propio desorden, si un día nuestro cuerpo nos dice, “hasta aquí, es todo por hoy”, debemos hacerle caso, tomar las cosas con calma y evitar a toda costa la saturación, todo es importante, pero entonces hay que saber darle a cada cosa su justo medio.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Debemos aprender a escuchar e identificar todas las señales que nos manda nuestro organismo, el agotamiento físico, el desgaste y el estrés no son aspectos normales en nuestra vida; tenemos que delimitar nuestra vida y saber que hoy es el momento de cambiar. Todo cambio es para mejorar. Siempre.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Simplemente: Mejora tu vida

Puntos fundamentales para mejorar nuestro actuar diario

Siete criterios minimalistas para mejorar tu vida

Momentos en el Minimalismo

14 Principios Minimalistas para llevar una vida mejor

Fotografía de Stock.XCHNG

24 Comments

  1. Muy emotivo, y más que nunca, excelente análisis realista. Yo que me dedico a esto lo veo todos los días. Si supieras la cantidad de vidas que son como tu anterior vida.

    Me quito el sombrero ante tu atrevimiento a cambiar, sin miedo. Y te animo a seguir escribiendo, sobre todo más desde este punto de vista, el emotivo. No hay mejor motivación que la inspiración. Y tú inspiras 🙂

    Un fuerte abrazo!

    • Mi estimado Robert,

      Muchas gracias por tus palabras, en verdad me llena de aliento el poder recibir este tipo de comentarios, porque a veces uno piensa que tal vez las personas no quieren leer artículos tan personales y profundos.

      Me siento muy contento con tus palabras y en verdad no las esperaba, fue una gran sorpresa que lo hayas visto así, pues para mi constituía esencialmente una muestra de a dónde podemos llegar si seguimos llevando una vida tan desinteresada.

      Te mando un gran abrazo.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Lo único que puede hacer la diferencia es la capacidad de reconocer que te encuentras en una espiral de ese tipo y tener la capacidad de sobreponerte a esa rutina. Tarde o temprano todo el mundo afronta una situación así, no obstante sólo algunos salen. Eres un ejemplo Omar, un saludo!

    • Hola Iago,

      Mil Gracias por tus palabras, en verdad creo que la lectura de blogs como el tuyo y el de los amigos blogueros son los que muestran la forma de conocer nuevas actitudes ante la vida, es muy importante que podamos reconocer esas situaciones y en ese sentido lograr los cambios que nos permitan mejorar de manera organizada.

      Me siento muy halagado por tus palabras, en verdad es un honor que ustedes, mis amigos, vean estos cambios como ejemplos para nuestros lectores.

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. Los que hemos estado en el horrible punto de dejar la salud por un empleo, sabemos de lo que hablas, hermano.

    Cuando se es joven, se abusa de todo lo que hacemos y nos enganchamos muy fácilmente en la prisa de los demás; aun a cosa de nuestro bienestar.

    Qué bueno que te diste cuenta de todo y pudiste corregir el rumbo. No me gustaría tener que llevarte flores a Los Cipreses.

    Me encantan tus artículos con toque personal. Muchas gracias!

    • Hola Hermano,

      En verdad me siento sumamente contento por tus palabras, pues tú eres de las personas que has estado presente en todos los aspectos positivos que me ha brindado el mundo del blog.

      Sinceramente los cambios han sido paulatinos pero realmente gratificantes, he sentido el apoyo de gente que entiende esta nueva forma de vida y también he tenido que racionalizar muy bien lo que me conviene por hacer.

      Mil Gracias por tus palabras, sé que llegan llenas de apoyo como siempre.

      Te mando un gran abrazo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. El estrés definitivamente no va con una buena calidad de vida, y tu describes muy bien como sacudirlo.
    Gracias de nuevo
    Un abrazo!

    • Mi estimado Abelardo,

      Mil Gracias a ti por tus palabras, espero que estos temas sean leídos por muchas personas para así lograr que todos creamos en la posibilidad de eliminar el estrés de nuestras vidas.

      Te mando un gran abrazo, gracias por tu apoyo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. En nuestra cultura occidental, nos hacen creer las filosofías que somos algo así como “mente y cuerpo”. Entonces nos enfocamos en las metas y actividades y olvidamos integrar ese pequeñísimo detalle que es nuestro soma. Estamos tan escindidos de él que no nos es claro que cuando éste se siente incómodo está diciendo cosas. Mejor nos tomamos una aspirina, una Coca Cola o una cosa dulce.

    • Hola Noemí,

      Totalmente de acuerdo contigo, muchas veces preferimos encontrar remedios inmediatos a nuestros males, antes de aceptar que debemos tomar medidas más drásticas y profundas porque nuestro cuerpo lo demanda.

      Coincido contigo en que para lograr un buen equilibrio en lo que hacemos es necesario tomar las riendas de lo que nuestro cuerpo nos dice y ver dónde está el verdadero problema.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  6. ¡Hola Omar!

    Esta situación no solo es extensiva en nosotros, sino que el entorno laboral corporativo ha empezado a exigir cada vez más a cada uno de sus empleados.

    Es triste ver que las empresas en vez de promocionar una vida integral para sus miembors, tienden a que tengan una vida como la de los japoneses, que practicamente “viven en sus empleos” y llegan al punto de morir (el fenómeno karoshi) por la carga excesiva de trabajo que se espera realicen.

    No hay dinero ni prestigio que lleguen a pagar por la perdida de nuestra salud o vida. No hay empresa que pueda reemplazar a nuestra familia y vida social. Como cantó Emilio Tuero: “El dinero no es la vida/es tan solo vanidad”.

    Gracias por compartir esta tu experiencia y que nos sea útil a todos para reflexionar en cuanto hacía a donde va nuestra vida… o falta de ella.

    ¡Abrazos de un vacacionista por tiempo indefinido!

    • Hola Ricardo,

      Me siento muy contento siempre que recibo tus comentarios, ya me hacían falta, prometo tomarme el tiempo para responderlos debidamente en su momento.

      Creo que tu comentario es sumamente acertado, lamentablemente el ritmo de vida que tenemos hoy en día, la incertidumbre laboral y la serie de compromisos económicos que hemos asumido, nos obligan a sentirnos estresados y competir diariamente por conservar nuestros empleos en la vida corporativa.

      En estricto sentido debemos aprender a sacrificar algunos aspectos para poder disfrutar de otros y definitivamente lograr el equilibrio que tanto necesitamos.

      Mil Gracias por tu comentario, te mando un gran abrazo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  7. Hola Omar

    Este articulo de verdad que llega y pienso que a mí, al igual que a todos los lectores nos ha hecho reflexionar de el por qué tenemos que mejorar nuestros estilo de vida, mas allá de ser el empleado estrella, debemos enfocarnos en ser personas integrales capaces de disfrutar al máximo a cada momento, valorándonos cada vez mas como personas, coincido con todos pues la salud no tiene precio….!
    Muchísimas Gracias por compartir esto con nosotros ….!

    Saludos Cordiales

    Dalie

    • Hola Daile,

      Considero que el ser personas integrales es la mejor forma de llevar una vida en perfecta armonía y en equilibrio, de nada nos sirve tratar de ser siempre los empleados del mes, si hemos de sacrificar todo lo que nos hace personas, definitivamente coincido con el dicho que reza: “No existen los héroes”.

      Espero que en algún momento podamos mantener un balance que nos invite a reflexionar en lo que es realmente importante en nuestras vidas.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  8. Gracias por compartir con nosotros esa valiosa experiencia vital tuya…
    Yo también he sufrido casi las mismas experiencias, era un joven superman hasta que me quedé momentáneamente sin visión en un ojo, experiencia dramática indescriptible, estaba pagando el pretender vivir como superman.
    Nos regalas herramientas muy valiosas: Aprender a vivir, control de la vida y equilibrio no solo en la dieta, en todos los aspectos
    Un cordial saludo

    • Hola Avalon,

      Me he quedado atónito con tu comentario, creo que definitivamente el ser Superman si estaba cobrando una factura muy alta, no me puedo ni imaginar esa sensación.

      Por lo que leo en tu blog, tengo muy claro que estás en un momento en el cual buscas un balance que te permita encontrarte con un mejor y nuevo tú, celebro mucho este cambio de actitud.

      Te agradezco muchísimo por tu comentario,

      Te mando un gran abrazo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  9. Omar

    Gracias por compartir tu experiencia en la que seguramente muchos se ven reflejados. Gracias a Dios que te diste cuenta a tiempo y tomaste una decisión acertada para “bajarle” a tu ritmo de vida.

    Yo cada día me convenzo mas de que es mejor enfocarme en lo importante y dejar todo lo demás, así sean compromisos sociales….

    Por ejemplo yo tengo muchos compromisos sociales porque hago varios voluntariados, es una forma de vida que me gusta y he hecho muy buenos amigos en ese tipo de circulos pero ya me di cuenta de que con tener un voluntariado es suficiente porque si me comprometo a hacer mas puedo descuidar lo importante como mi salud, mi hogar y mi relación con mi esposo. Y por el contrario dejar completamente el voluntariado tampoco me gustaría porque es parte importante de mi vida, así que la solución es encontrar el equilibrio y el punto medio.

    Como te dije por Twitter. Este blog cada dia esta mejor! Felicidades y saludos

    • Hola Ana Julieta,

      En verdad que es un honor que me digas este tipo de cosas, me siento muy bien de saber que el blog está cumpliendo las expectativas que siempre tuve de él, te agradezco tus palabras de aliento y me motivo para seguir haciéndolo cada vez mejor.

      Con relación a lo que nos comentas, creo que tu decisión es muy acertada, no debes abandonar algo que constituye un aspecto importante en tu vida, pero podrías limitarlo con la finalidad de lograr un equilibrio que te brinde la posibilidad de alimentar equitativamente todos los ámbitos que integran tu vida.

      Creo que tu desarrollo personal se ha vuelto muy positivo y eso me llena de gusto, ¡Te felicito!

      Mil gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  10. Hola Omar,

    ¡Qué gran verdad has dicho!.

    Tenemos la mala costumbre de pensar que podemos con todo. Nos lo echamos a la espalda y seguimos adelante.

    En este último año me he dado cuenta que caminaba sin ninguna meta, que me limitaba a dejar pasar los días soñando con una vida mejor pero sin hacer nada por tenerla.

    No me había preguntado que era lo que realmente quería, suponía que para tener una mejor vida era necesario prosperar en mi trabajo. Que tonta, no veía que el trabajo sólo era el único medio que conocía para obtener ingresos y que eso no es lo que me proporcionaba felicidad.

    Por suerte eso ha cambiado y ahora sé lo que quiero y lo estoy recibiendo diariamente.

    Te felicito por haber logrado este cambio en tu vida.

    Un abrazo.

    Inma.

    • Hola Inma,

      Me siento muy contento por ti, eres una persona admirable en todo sentido ya que has logrado cambios muy marcados y de manera inconsciente estás trabajando para que todas las cosas resulten a tu conveniencia, ahora disfrutas más cada cosa que constituye tu vida y realmente tienes un proceso con paso firme.

      Yo también te felicito pues sé que ahora te encuentras mucho más motivada que nunca en alcanzar tus metas y con una nueva visión al respecto.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  11. Hola Omar,

    Este artículo es de los que tocan la fibra. Muchas gracias por compartir tu experiencia.
    Me siento totalmente identificado. Hubo una etapa en mi vida en que intentaba sacar el 200% de mí en el trabajo, y en realidad cumplía con el 25% o menos. Llevar una vida con tanto estrés no te hace ser más productivo sino todo lo contrario; y lo peor es perder la salud.

    Un abrazo

    • Hola Luis José,

      Fíjate que la realidad es que los cambios se han ido dando tan paulatinamente que sinceramente en muchas ocasiones no puedo ni acordarme bien a bien de todas las cosas malas que viví en el pasado, pero hoy que lo he guardado en el baúl de los recuerdos me pongo a pensar en cuanta gente no se encuentra en una situación similar.

      Al no saber canalizar nuestro estrés definitivamente nos encontramos ante un fuerte cúmulo de improductividad que normalmente genera el efecto “bola de nieve” y entonces llegamos a afectar nuestra salud.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  12. Hola Omar,

    Espeluznante la historia que has contado, la verdad… aunque es algo que me da la impresion que es cada vez mas comun.

    En mi anterior trabajo no llegaba a ese extremo, pero tenia un horario bastante amplio y para hacer todas las cosas que queria me encontraba robando horas de sueno por donde podia… y claro, los viernes salia antes pero estaba tan destrozado que a veces necesitaba 2 o 3 horas de siesta. Vamos, una ruina en cuestion de saludo fisica y mental.

    Sobre el tema del dormir… es algo muy personal, cada persona tiene unos ritmos y hay que con 6 horas esta como una lechuga y otros que necesitan 9. Si es un tema que te preocupa, te recomiendo leer este articulo al respecto:
    http://www.uncafelitoalasonce.com/cuida-el-aspecto-mas-maltratado-de-nuestra-salud-tu-sueno

    Un abrazo
    (perdon por las tildes y las egnes, no las tengo en el teclado!)

    • Hola Chris,

      Como bien dices, lamentablemente es una situación muy común, hoy que tengo que la oportunidad de ver desde una perspectiva distinta las cosas me doy cuenta que mucha gente se encuentra atorada en estos puntos y no es nada fuera de lo normal.

      Tu propia experiencia nos muestra cómo hacer las cosas desde una óptica tan desgastante te limitaba a disfrutar mejor tus tiempos.

      Con lo del sueño es algo con lo que todavía ando lidiando, pero tengo confianza en lograr mejorar.

      Muchas gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

Trackbacks/Pingbacks

  1. El trabajo es un medio no es un fin | Gana Dinero y Tiempo - [...] Te invito a que lo leas: Saturación y desgaste: Experiencia personal [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *