Pages Navigation Menu

Resolviendo problemas financieros

Hace unos días tuve el agrado de conocer a un tipo cuya historia me alarmó y creo que pude ayudarlo en cierta forma, lo cual para mí ha sido muy gratificante y a continuación me permito contar un poco de su situación.

 

Este cuate tiene más o menos unos cuarenta y cinco años, casado, con cuatro hijos y un trabajo estable en un lugar que realmente no demanda mucho tiempo, pues sinceramente las distancias permiten una interacción familiar constante.

 Resulta ser que tiene una deuda muy grande, y si a eso le anexamos otro tipo de salidas de dinero que no tienen ninguna organización y algunas otras en tarjetas de crédito pues ya los egresos mensuales exceden por mucho lo que realmente puede pagar hasta el momento en que ya no pudo más.

 La principal problemática radica en que la hipoteca de su casa estuvo “congelada” mucho tiempo, a él no le cobraban y en su lógica él no pagaba, pues ahora ya con intereses el Banco lo ha exhortado a pagar o perderá la vivienda familiar en un dos por tres.

 A continuación me permito enunciar algunos errores claves que este sujeto cometió en aras de aprender un poco más sobre cómo prevenir entrar en esta situación y obviamente algunas posibles soluciones:

 Primer Error: Creer que el banco se había olvidado de él. El Banco nunca se olvida de sus deudores, ya escarbando, descubrí que el hecho por el que no le cobraban es que de alguna manera el banco automatizó los cobros mediante un talonario de pagos, lo cual quiere decir que el Banco no se olvidó de él, sino que confió en que él pagaría sus mensualidades a tiempo.

 Segundo Error: En su desesperación, lo primero que hizo fue solicitar un préstamo laboral para cubrir la deuda que obviamente le negaron y que resultó benéfico también a final de cuentas pues no es factible pagar una deuda adquiriendo otra deuda.

 Tercer Error: No asumir responsabilidades, ya que en la etapa de enojo responsabilizó al trabajo por no darle el préstamo, al banco por no darle el crédito y hasta al gobierno por la situación económica, cuando realmente el único responsable es él mismo.

 Ahora bien entre las opciones que tiene están las de reestructurar la deuda, realizar pagos parciales y recibir dinero prestado de su familia, en cierta medida lo apoyé a estructurar un presupuesto realista de desahogo de deudas, mismo que le permitirá empezar a pagar deudas.

 Le sugerí que como resultado de la plática de reestructura, aceptara el préstamo familiar y cubriera el monto en su totalidad quedándose con un compromiso con la familia, con un interés fijo mucho más barato que en el banco y firmándole al hermano “prestamista” un pagaré por el monto total del crédito.

 Ahora este cuate está a punto de liquidar toda la deuda y considero que por el sencillo esquema de pagos que les sugerí tanto a él como a su hermano que no tendrá mayor dificultad en pagarlo.

 Mi Análisis Realista del día de hoy es: Basta encontrar un poco de lógica en las cosas que hacemos para lograr grandes resultados, todos los problemas tienen solución más no siempre son la solución que vemos en primera instancia.

 Omar Carreño

4 Comments

  1. Buenos consejos! gran post y felicidades por el cambio de look!

    • So,

      Mil Gracias por tus comentarios, me motivan e inspiran a seguir haciendo las cosas de tal forma que se puedan perfeccionar todos los días.

      Me siento realmente contento con todo lo que me deja este ambiente bloggero, mil Gracias a ti por enseñarme el camino.

      Saludos

      Omar Carreño

  2. ¡Hola compañero Omar!

    Antes que nada, te felicito por el cambio de imagen, se ve de super lujo y muy profesional.

    Lo de endeudarse es lo más sencillo que existe, el problema es pagar lo que se recibe y más dificil aún resulta el responsabilizarce por la deuda contraida.

    Muy buenos consejos y muy buena tu actitud al ayudar a un prójimo con el agua hasta los aparejos. Tan buen consejo a resultado ser, que hasta la ovejita te ha saludado.

    ¡Abrazos!

    • Hola mi querido amigo,

      Primero que nada, muchas gracias por la felicitación, sinceramente estoy haciendo todo lo posible por darle su debido mantenimiento al espacio, para lograr una frecuencia de lectura y un articulado más agradable a los lectores.

      ¡Qué razón tienes con ese comentario! Endeudarse no es nada complicado, pero si es muy desgastante pagar las cosas adquiridas.

      Y eso de ayudar a este cuate pues sólo es dar con hechos y sustancias un poco de lo que estamos aprendiendo día con día.

      Saludos desde un nublado Distrito Federal.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>