Pages Navigation Menu

Reglas para la convivencia con quienes no son productivos ni minimalistas

pleito

Si estás leyendo este artículo es porque te encuentras en un proceso de desarrollo personal muy importante, has encontrado en el Minimalismo y en la Productividad respuestas prácticas a temas de la vida cotidiana para poder dedicar tiempo a lo que es verdaderamente importante para, enfocarte en una vida mejor y reconocer que no todo es vivir con estrés y preocupaciones.

Has llegado a este proceso porque te diste cuenta que algo en tu vida no estaba saliendo muy bien, había aspectos en los que querías estar mejor y tal vez te viste identificado con algunos de los temas que aquí o con otros autores de la blogosfera se han plasmado logrando cambios asombrosos al iniciar a organizarte mejor.

Este “despertar” es maravilloso, algunos autores lo han equiparado a elegir la pastillita en Matrix, lo cual creo que no es una exageración, pero qué pasa con todos aquellos que no han vivido este momento, pues siguen viviendo a su ritmo, adquiriendo cosas que les gustan y organizándose de una forma distinta, sufren de los mismos problemas en los que tú estabas metido hacía apenas un tiempo.

La realidad de las cosas es que no puedes ir por el mundo tratando de predicar las bondades de llevar una vida mejor, eso sería como tratar de evangelizar a quien no está interesado en creer, cada persona vive su proceso a su manera, habrá algunos que más pronto que tarde se irán dando cuenta, sobre todo si tú eres un ejemplo de un buen vivir que hay otras formas para hacer más fácilmente lo que antes era muy complicado.

Pero mientras tanto te dejo estas sencillas reglas de convivencia que sirven por igual tanto para productividad como al minimalismo, pero con sus claras acepciones:

a) Acepta y reconoce que quien ha cambiado eres tú, el mundo sigue igual a como era antes.

b) Solo puedes disponer de tus cosas y nada más, no te metas con lo que no te pertenece.

c) No esperes que los demás hagan aquello que tú haces ahora de manera normal.

d) Trata de brindar espacios para que te diviertas como lo hacías normalmente.

e) No puedes obligar a nadie a que comprendan y acepten tus nuevos cambios.

f) Para los demás no eres ni productivo ni minimalista, eres la persona que ya conocen.

g) Estás viviendo un proceso PERSONAL de cambio.

h) No recaigas en viejos hábitos por agradar a los demás, ellos no lo harían por ti.

No debes dejar de ser quien eres, solo estás en búsqueda de un mejor tú, más eso no implica que seas mejor que nadie, porque todo es parte de un proceso personal en el que tú eliges como quieres vivir tu vida, y esa decisión es igual para todos. Has tus cambios en tu beneficio más no trates de cambiar a quienes te rodean, eso solo generará fracturas irreparables.

Sé un espectador(a) silencioso que sabe que ha cambiado, pero más que nada trata de ser congruente con tu estilo de vida y de esta forma todo saldrá mejor para ti.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Somos seres sociales por naturaleza, necesitamos de los otros para un desarrollo óptimo de nuestra vida, enfócate en brindar lo mejor de ti y encuentra en esos momentos la sabiduría para brindar el mismo respeto que te gustaría que te tuvieran a ti.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO” solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

 No trabajes por los demás

El proceso de adopción de la productividad

La mejor forma de ser realmente productivos

Minimalismo: No se trata sólo de pertenencias materiales  

Fotografía  de Stock.XCHNG

3 Comments

  1. Es cierto Omar que cada uno ha de darse cuenta de que su camino es su camino y que los demás puede que no lo compartan. Y de hecho si se lo tratas de imponer lo compartirán menos aún.

  2. Son muy buenas recomendaciones Omar. Es comun ver a la gente tratando de “vender” su propia experiencia de progreso. Que lo hagan con el ejemplo!

    Abrazo

    Jc

  3. Dices:” La realidad de las cosas es que no puedes ir por el mundo tratando de predicar las bondades de llevar una vida mejor”
    Pero si podemos, y lo estamos constantemente haciendo: “Señalar los porqués de las deficiencias que tú encuentras, -desde la perspectiva de los que antes hemos fallado en lo mismo-”
    Un abrazo amigo Omar

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *