Pages Navigation Menu

Realiza un simulacro de mudanza #Minimalismo

 mudanza

La verdad de las cosas es que he tenido una vida muy interesante, desde muy pequeño y por el trabajo de mi papá tuve la oportunidad de mudarme a diferentes lugares de mi hermosa República Mexicana, recuerdo que de niño lo vivía como algo complicado sin darme cuenta de todas las ventajas que en mi vida personal y profesional adulta me iba a acarrear.

Entre las ventajas es que tengo una gran facilidad de adaptación, me es muy fácil relacionarme y tengo una enorme confianza para acercarme amablemente con personas desconocidas, era “adaptarme o morir”.

Pues bien, entre muchas otras cosas, recuerdo que si bien como niño tenía muchos juguetes, cuando llegaban las mudanzas era momento de deshacernos de muchas cosas que no eran realmente importantes.

Viene a mi mente el recuerdo de mis papás dándonos a mi hermano y a mí una caja de huevo a cada quien y nos instruían a guardar nuestras cositas, mientras que ellos se dedicaban a desmantelar la casa con una agilidad casi profesional, es increíble cómo te vas haciendo de ciertas habilidades a causa de la necesidad, mi papá nos enseñó a amarrar cajas y hacer nudos muy resistentes, mientras que mi mamá aunque menudita podía levantar a base de “maña” una lavadora de casi su mismo peso.

Recuerdo que aunque la estancia en ciertos lugares a veces se reducía a tres años, la cantidad de cosas que acumulábamos era impresionante, mi mamá le pasaba aduana a nuestras cajas y a base de convencimiento puro, nos ayudaba a minimizar, muchas cosas inútiles salían fácilmente de nuestras cajas por esa habilidad.

Al paso de los años cuando llegamos a la casa de la ciudad de México que se convertiría en el “Centro de Operaciones” supimos que sería nuestra residencia por muchos, muchos años y entonces vaya que empecé a acumular.

Un espacio que de origen me pudo haber servido para vivir plácida y cómodamente se convirtió en un lugar saturado y cada vez más lleno de cosas, por una ampliación vino un cambio a una habitación más grande y nuevamente la saturé, vaya todo ese poder de minimizar que había vivido en mi infancia lo reduje a cero.

Por eso fue cuando me casé y me salí del hogar de mis padres, realicé una mudanza tal que saqué tres costales llenos de material inservible, esa mudanza vino a iniciarme nuevamente en este mundo.

Ya casado e involucrado en el Minimalismo he decidido realizar simulacros de mudanza cada seis meses, ha sido la mejor manera que he encontrado para lograr una verdadera depuración en mi vida y en mis bienes.

Obviamente no empaco las cosas en cajas, pero si analizo claramente lo que no se iría conmigo si hoy me dijeran te vas a ir vivir al lugar más remoto del planeta.

Es un ejercicio que me permite analizar las cosas que realmente utilizo, aquellas que no he usado en cierto tiempo y lo que innegablemente es basura, o sea lo que llega por una situación meramente circunstancial.

Te sugiero que experimentes con este ejercicio, te sentirás más libre y mucho más enfocado en lo importante para evitar la saturación que ocurre día con día.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Vivir con lo que es realmente necesario es posible cuando actúas para lograrlo, aprende a darle el justo valor a las cosas y elimina de tu vida aquello que solo te satura, es la esencia del Minimalismo, ni más ni menos.

Omar Carreño 

Puedes adqurir mi nuevo libro #SoyProductivo dando clic aquí.

Publicidad #SoyProductivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

También puedes adquirir mi primer libro “CAMINO AL MINIMALISMO” dando clic aquí.  

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí. Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos Relacionados

La simplicidad y sencillez del Minimalismo

Conviértete al Minimalismo y mejora tu vida

Simplemente: Mejora tu vida

Algunas viñetas de Minimalismo 

 

Fotografía  de Stock.XCHNG

 

  

3 Comments

  1. Alberto Antonio “Ávalon” / 2 octubre, 2014

    Amigo Omar, tu artículo me ha sugerido una respuesta, pero por lo prolija, he preferido hacerte la respuesta en una entrada en mi propio blog (te he tomado prestada tu foto de la mudanza). http://tribunaavalon.blogspot.com.es/2014/10/simulacro-de-emergencia.html
    Un abrazo

    • Mi estimado Alberto,

      Mil gracias por tus palabras, tu post me encantó y creo que tiene mucha más relevancia y es más realista con lo que podría ocurrir en un supuesto hipotético de una emergencia.

      Te mando un gran abrazo.

      Omar Carreño

  2. Este es para mí, quizás uno de los tips más importantes de organización que existen. Tirando lo que ya no quieres, tienes ya gran parte de la batalla ganada.

    Buen ejercicio este de la mudanza.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Revisión mensual GTD: Ir más allá del día a día | Samuel Casanova - […] cosas que tenía en mi trastero ocupando sitio. Aquí tiré de principios minimalistas e hice un simulacro de mudanza.…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *