Pages Navigation Menu

Quitando las intrigas detrás del minimalismo

Camino-al-sol

En mi camino en el minimalismo la gente poco a poco va identificando cada vez más que escribo sobre el tema, que he tenido participaciones en televisión al respecto y que tengo un libro sobre cómo iniciar en el tema, mi libro Camino al Minimalismo precisamente.

En este sentido hay quienes empiezan a analizar más claramente la temática y me han compartido opiniones muy sinceras al respecto, desde un agradecimiento profundo por los cambios positivos que están experimentando, hasta un “yo creo que nunca voy a poder conseguirlo”.

Entre estos dos extremos existe un grupo muy especial de personas a los que denomino “los intrigados”, este grupo ha logrado escuchar, analizar y comprender la temática del Minimalismo, sin embargo, quisieran saber más a profundidad qué tienen que desechar, en qué nivel de acumulamiento se encuentran y cuáles son los artículos que realmente necesitan.

Me he enterado que una parte más reacia de este interesante grupo, normalmente “me recuerda” en el supermercado, en el centro comercial y se enfocan en aquellas cosas que realmente necesitan, sin embargo en ocasiones no saben bien a bien el beneficio que encontrarán en una vida en la que se están privando de aquello que no necesitan.

En virtud de todo esto he planeado una serie de artículos que irán muy dirigidos a los “intrigados” y con base en esto daré las pautas y los logros positivos que tiene el Minimalismo en una vida ordinaria.

En este primer acercamiento deseo enfatizar lo concerniente a tus artículos de uso diario, ya que es tan fácil perdernos entre lo que necesitamos y lo que no, que entonces vienen las dudas más claras sobre para qué sirve el hecho de reducir nuestra cantidad de posesiones.

Las personas a lo largo de nuestra vida y de acuerdo a las actividades que vamos desarrollando adquirimos un estilo muy particular de ser, vestir e interactuar.

Si te detienes a analizarte por un minuto, te darás cuenta que normalmente vistes de manera muy similar, tal vez con distintas prendas y todo de acuerdo a la situación pero en general mantienes un estilo muy definido.

Entonces ¿cómo puedes mantener un comportamiento minimalista conservando tu estilo? Es muy fácil, trata de identificar entre las prendas que tienes aquellas que te gustan más, entre estas distingue las que te has puesto en los últimos dos meses y de entre ellas aquellas que han obtenido un comentario positivo de alguien más.

Estas prendas son las que deberías conservar, ya que este primer criterio te ayudará a hacerte a la idea de lo que realmente necesitas y no te estarás privando de nada.

Todo tiene que ver con las actividades que realizas diariamente, la forma en la que te desenvuelves en ellas y las situaciones a las que te habrás de enfrentar realmente, no tiene ningún sentido conservar lo que ya no te queda, lo que no te va bien y lo que no usas, este ejercicio te ayudará a enfocarte más en otras cosas y no estarás preocupado por lo que vestirás en cada situación.

Recuerda que la parte racional del Minimalismo te permite entender que no necesitas muchas cosas para vivir, lo que necesitas realmente es aprender cómo vivir enfocado en aquello que es realmente importante para ti.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Tener más de lo que necesitas no es algo malo en esencia, sin embargo aprender a vivir con lo que realmente necesitas es una forma de poder enfocarte en aquello que es importante en tu vida y en consecuencia vivir mejor.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO” solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

 

Artículos relacionados 

El consumo racional minimalista

 Minimalismo: Entendiendo el dinero

Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario

Fotografía  de Stock.XCHNG

 

 

 

One Comment

  1. Creo que es importante para los que sois minimalistas, ser conscientes de que las personas que no nos hemos iniciado aún del todo en el minimalismo somos reacias a desprendernos demasiado de las cosas. Quizá el primer paso Omar podría ser el dejar de adquirir cosas tan alegremente, que es algo a lo que mucha gente, y más en la situación actual de crisis, le puede ver una ventaja, y luego después pasar a desprenderse de algunas cosas de las que ya tenemos.
    Un saludo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>