Pages Navigation Menu

Productividad Personal: Empecemos por “hacer”

En las últimas semanas he recibido algunos correos electrónicos que me han llamado mucho la atención, sobre todo porque señalan en no pocas ocasiones que han probado todos los métodos de productividad y que ninguno les ha funcionado, y para mi eso es muy alarmante porque entonces hay algunos aspectos que no se han explicado bien.

En virtud de lo anterior y con base en mi propia experiencia, me he dado a la tarea de reflexionar cómo es que podemos iniciarnos correctamente en el mundo de la Productividad Personal.

Por principio de cuentas considero que desde el momento en que nos percatamos que existe una forma para poder hacer que las cosas funcionen de una mejor manera, ya tenemos ganada la primera batalla en contra de la actitud improductiva.

¿Por qué? Pues porque es una forma de aceptar que podemos incorporar nuevos hábitos en nuestra vida que nos permitan realizar y recordar todo aquello que tenemos que hacer, de una forma más práctica y útil, en nuestro ámbito personal y/o profesional.

Considero que muchos métodos no nos funcionan porque esperamos que nos resuelvan el problema de primera instancia, sin embargo, para poder incorporar hábitos productivos se necesita mucho tiempo, paciencia, ejercicios de prueba y error y encontrar el sistema que mejor se acomode a nuestro estilo de vida.

Sin embargo, el ser productivos va más allá del sistema que adoptemos, reconozco que es importante, pero lo primero que debemos aceptar es que hay que modificar radicalmente nuestra forma de ver la vida y enfrentar los retos que ante ella tenemos diariamente.

Para iniciarnos en el mundo de la productividad esencialmente tenemos que “HACER”. No se puede hablar de que al llevar listas de acciones y organizar nuestros horarios estamos siendo productivos, esta no es la solución real al problema lo que tenemos que priorizar cada día es Hacer aquellas tareas que son importantes para conseguir nuestras metas personales y profesionales.

Simple y sencillamente debemos enfocarnos en hacer y también darnos un tiempo para planear y esquematizar, pero si no nos enfocamos en este simple y sencillo verbo no habrá un método que nos permita ser productivos.

Ahora bien, el ser productivos no equivale nada más a saber claramente que es lo que tenemos que hacer, debemos actuar en consecuencia para que las cosas sucedan, y entonces podamos sentirnos realmente útiles y por consiguiente productivos.

Estoy consciente de que la teoría de los diversos sistemas de productividad personal es asombrosa, pensar en tener nuestra Moleskine y anotar nuestras ideas y pendientes en verdad se lee apasionante, sin embargo yo creo que antes que eso tenemos que aceptar que necesitamos cambiar para poder hacer las cosas que ahí plasmemos.

¿Y en qué consiste este primer cambio? En dejar de pensar que las cosas van a ocurrir solas o que está bien entregar todo al último porque todos así lo hacen, quien pretende asumir una actitud productiva debe aceptar que tal vez no “todos” están bien y que hacer las cosas de una forma diferente solo podrá beneficiar a una sola persona y esa persona serás tú mismo.

¿Cómo hago las cosas diferentes? Primero que nada eliminemos o disminuyamos las distracciones que nos impiden hacer nuestras actividades y a continuación debemos hacer una serie de cambios en nuestros hábitos que nos permitan hacer aquello que es importante para nosotros, desde levantarnos más temprano, hasta dejar de perder el tiempo irresponsablemente. La única forma de determinar un mejor hacer es precisamente así haciendo.

¿Qué estoy haciendo yo al respecto? Aceptar que me faltaba motivación para hacer muchas cosas, lo que me llevaba a olvidar pendientes, distraerme constantemente y no terminar en tiempo mis pendientes, por consiguiente tras dicha aceptación cambié mis hábitos, me enfoqué en mis prioridades y entonces surgió la motivación.

Comencé a organizarme con listas de actividades siguiendo el método Autofocus de Mark Foster, pues es un buen inicio para tener a la mano lo que tenemos que hacer, entonces al ir terminando tareas te vas motivando más y más.

Actualmente estoy incursionando en el estudio y aplicación del Sistema GTD de David Allen, pues creo que esta forma puedo abarcar mejor todos los ámbitos de mi vida, ya que organizo mejor tanto los aspectos laborales como los personales en sus distintas vertientes, pero sobre este tema les contaré más adelante.

En este primer acercamiento a mis lectores cuyos métodos no han funcionado lo más importante es decirles que para que realmente podamos sentirnos productivos lo fundamental es  hacer.

Hacer involucra concluir, terminar actividades, crear, organizar y gestionar cada una de las acciones que nos lleven a obtener resultados.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: No son los métodos los que nos llevan a ser productivos, son los hábitos que desarrollemos para aplicarlos los que nos permiten descubrir los beneficios de la productividad personal.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

¿Por qué ser productivos?

Nueve habilidades fundamentales para la productividad personal

Sistema para elaborar listas de tareas o acciones

Aprende a mantener la motivación

9 ideas productivas para tener mejores resultados en el trabajo

Fotografía de Stock.XCHNG

20 Comments

  1. GTD es lo mejor. Un cuaderno de escolar de grapas de los básicos que se venden (o vendían) en Rumanía me hace el mismo oficio que un Moleskine (pero el Moleskine es mil veces más chulo :), pero dadle una oportunidad a MiquelRius que es muy bueno ).

    • Mi estimado Miguel,

      Coincido contigo en que cualquier elemento que nos permita escribir será bueno para desarrollar nuestro sistema de organización productiva, el punto más importante es hacernos precisamente del hábito de generar un mejor ritmo de trabajo en ese sentido.

      También tengo claro lo de la Moleskine, pero aún tengo varios cuadernos que me gustaría terminarme antes de comprar un cuaderno así.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Toda la razón Omar, el secreto es enfocarse en “hacer”. Estar predispuesto a actuar y en delimitar cual es la “próxima acción física”
    que debes realizar en cada momento, para encaminarte a tu objetivo.
    Yo igual que Miguel de Luís pienso que GTD es el mejor sistema, más completo y lógico. En cuanto a la Moleskine….¡son tan bonitas! que a veces da pena usarlas.

    • Hola Montse,

      Has tocado un punto sumamente interesante, las acciones físicas, normalmente no sabemos bien que es lo que realmente tenemos que hacer y esto es tan simple como la acción física que debemos hacer para culminar o avanzar en alguna tarea.

      Estoy precisamente enfocado al proceso de aprender GTD es un proyecto para mi desarrollo personal que estoy haciendo como mucho esfuerzo.

      También pienso lo mismo, por eso mejor me termino las que tengo ahora.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. Hola Omar!!

    Mira que generalmente soy bastante “tiquismiquis” (aquí lo decimos para las personas que siempre ponen algún pero) jaja! Hoy no añadiría nada más a tu artículo. Sencillamente excelente, ya que la vida es eso: HACER!

    Un abrazo!!

    • Hola Robert,

      Muchas gracias por tus palabras, créeme que yo no siento eso del “tiquismiquis” me gusta cuando comentas, porque me dejas con una gran reflexión para buscar mejorar, eso es justamente lo que debemos hacer con nuestros artículos, buscar crecer en cada momento.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos “güey”,

      Omar Carreño

  4. Excelente balance Omar y la conclusión no podía ser más clara. A algunos puede que no les guste o que les parezca demasiado obvio, pero la diferencia entre lo conocido y lo aprendido es cuando se toma cartas en el asunto respecto a lo que acabas de aprender.

    Un saludo

    • Hola Iago,

      Mil Gracias por tus palabras, en verdad creo que lo más importante es tratar de hacer aquello que nos permita mejorar en cada momento y en este orden de ideas como bien dices tomar cartas en el asunto, no basta quedarnos con la idea de lo que “podemos hacer” tenemos que hacerlo.

      Te mando un gran saludo,

      Omar Carreño

  5. Un post extraordinario, mi querido amigo.

    Tomar conciencia es el primer paso, pero nada cambiará a menos que uno empiece a hacer.

    Hasta vergüenza me da aceptarlo – lo bueno es que tengo al mejor mentor posible que me va a ayudar a hacerlo realidad.

    Un fuerte abrazo.

    • Hola Joan,

      Estoy de acuerdo contigo, el tomar conciencia, y esa palabra es fundamental, nos permitirá darnos cuenta de dónde estamos y lo que vamos haciendo.

      Me sorprende mucho que le llames vergüenza al empezar a hacer cambios, nosotros nos tenemos porqué saber que hay técnicas que nos permiten mejorar nuestra vida, el punto es precisamente eso, ir aprendiendo y creciendo juntos, con los conocimientos de los demás, ninguno de nosotros nacemos sabiendo cómo hacer las cosas y en este orden de ideas para mi la vergüenza no es necesaria ni aceptable.

      Saludos,

      Omar Carreño

  6. Hola Omar..!
    Excelente artículo..! Sin nada más que agregar pues muy claro y completo simplemente para obtener cambios positivos y el equilibrio que queremos en nuestras vidas solo hay que HACER lo que se tiene que HACER y como descubrimos eso? Trabajando cada día en ello, pues si siempre hacemos los mismos siempre obtendremos el mismo resultado..! Todo proceso de cambio lleva consigo el compromiso, y un enfoque de nosotros mismo para que este sea exitoso..!

    Saludos Cordiales

    Daile Quero

    • Hola Daile,

      Muchísimas gracias por tus palabras, en verdad la mejor forma de obtener resultados positivos es trabajando todos los días en mejorar, no hay más, tenemos que hacer y seguir siempre implementando modificaciones que nos permitan simplificar y generar nuevos progresos en nuestra persona.

      El Compromiso es un factor necesario para cambiar, no engañamos a nadie haciendo las cosas de una manera distinta, salvo a nosotros, haciendo podemos establecer nuevos elementos de control para mejorar nuestra productividad.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  7. Pues yo soy uno de los que discrepa de este verbo “hacer”, al cual no le doy tanta importancia. Soy de los que piensa que son mucho más productivas las primeras fases del método y que creando esos hábitos vamos a “hacer” muchas menos cosas, porque muchas veces hacemos para tener el control de las cosas, aun siendo la persona menos adecuada para ello, o hacemos a destiempo.

    Hacer no es realmente importante. Procesar, recopilar y organizar, así como revisar. Tal vez con todo eso, no sea necesario Hacer 😉

    • Hola Alex,

      Primero que nada ¡Bienvenido! Es un verdadero honor que te encuentres comentando en Análisis Realista, me siento sumamente orgulloso y agradecido al respecto.

      Me ha parecido muy interesante tu postura con relación al hacer, ya que creo que es un siguiente paso en el gran proceso de conocimiento de los sistemas del GTD, sin embargo siempre habrá algunas cosas que nos queden por terminar y en estas no podemos quedarnos quietos, debemos buscar evitar la procastinación y luchar cada momento por dar lo mejor en la consecución de estas actividad.

      Considero que para quienes empiezan a entender los términos de la productividad el hacer y el modificar hábitos es lo más importante, porque es un punto de partido para lograr mejorar.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  8. El problema de los que empiezan con GTD es que confunden la organización con la productividad. Es cierto que ambas deben ir juntas para que sean realmente efectivas, pero son cosas distintas.

    Estoy de acuerdo con Bergonzini. Tener una buena organización –lo que aprendemos en las primeras etapas de GTD– nos ayuda a filtrar gran parte del “trabajo”, ya sea delegando, archivando o tirándolo a la basura. Imagino que es a eso a lo que se refiere Alex.

    Pero una vez organizado todo, hay que hacer. Como dice Omar, no hay otra opción. Ya sea que nos quede mucho o poco trabajo después del filtro, al final hay que sacarlo adelante. Mantenerlo perfectamente organizado en el calendario o en listas contextuales no es productividad 😉

    • Hola Jero,

      Mil Gracias por tu comentario amigo, sinceramente creo que el aprender a hacer las cosas es lo que realmente nos ayuda a mejorar nuestra productividad, empleando técnicas como la pomodoro estamos en aptitud de hacer cosas, la organización es una parte importante de la productividad, pero como bien dices hay que sacar adelante el trabajo después de los filtros y de esta forma lograr los cambios que nos permitan mejorar y volvernos más útiles y productivos.

      Te mando un gran abrazo amigo,

      Saludos,

      Omar Carreño

  9. Que tal Omar!

    Muy buen post! Definitivamente tienes toda la razón el hacer, es la clave de todo, de nada sirven listas y libretitas y metódos, si no realizas lo que vas planeado.

    • Hola Silvia,

      Creo que tienes toda la razón, el realizar las cosas es lo que nos permitirá estar en posibilidad de lograr los cambios sustanciales que nos lleven a ser productivos. El “hacer” es ir concluyendo y tomando nota día a día de nuestros progresos y mejoras. Simple y sencillamente es lograr que las cosas sucedan.

      Mil gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  10. ¡Hola Omar!

    O lo que es lo mismo: Acción, no procastinación.

    ¡Abrazos desde el norte!

  11. Omar.
    ante todo quiero felicitarte por este enlace que de verdad me sorprendio desde el primer momento que lo lei.
    te cuento que esto me lo hiso llegar mi novia para que vea muchos aspectos que me fallaban en lo profesional , no concretaba cosas ya muy bien encaminadas , y esto era por cuestion no de Estilo , era de Forma.
    pero realmente nadie acepta algo que le digan …. somos Soberbios por naturaleza… debemos aceptar que la experiencia sin instruccion no es nada y eso es lo que me paso.
    ahora soy avido lector de tus comentarios cuando aparecen y te agradezco de corazon el haber realizado esto pues creeme es una brisa de conocimiento y esto ilumina el dia a dia
    he recomendado ya tu pagina a varios amigos y se que aca en Peru va creciendo dia a dia tu legion de seguidores.
    me despido no sin antes agradecerte de corazon y manifestandote mi mas cordial amistad y en lo que pueda apoyarlo estoy a sus ordenes.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Productividad Personal: Modifica tus hábitos | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - [...] el artículo anterior sobre productividad hemos visto que uno de los aspectos más importantes para cumplir nuestros objetivos que…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *