Pages Navigation Menu

Productividad en las primeras horas de tu jornada laboral

70198.original

Las primeras horas de la jornada laboral son sumamente importantes para lograr los objetivos diarios, ya que son los momentos en que nos sentimos más frescos, en este punto deberíamos tener claros los objetivos o las tareas más importantes (TMI) para realizar en nuestro día y estamos en condición de iniciar con la mejor actitud nuestras actividades, ¿No es así? Pues deja te explico cómo lograrlo.

Empezar tu día fresco y con ánimo es una obligación meramente personal, debes ponderar un descanso adecuado para evitar el desgano que produce una noche sin dormir, así que debes tratar de dormir bien y también si te es posible iniciar el día con un poco de ejercicio, ya que de esta forma tu organismo trabaja mucho mejor y te permite generar una energía positiva para todo el día.

Para mantener el control de las primeras horas de tu jornada laboral es fundamental que implementes rutinas, las rutinas son el cúmulo de actividades que tendrás que implementar desde que te levantas hasta que empiezas a trabajar, de esta forma tu día va tomando forma desde el principio y tu tiempo no se ve afectado por hábitos negativos que debemos erradicar; entre éstas debes obligarte a tomar tu desayuno, ya que si no el cuerpo se distrae en búsqueda de alimento.

Para saber qué tienes que realizar, es necesario que un día antes, a unos minutos de terminar tu jornada establezcas claramente las actividades que has dejado pendientes, que señales aquellas que tienes que terminar específicamente el día siguiente de acuerdo con tus asignaciones de actividades y las que de manera normal constituyen actividades normales en tu día de trabajo.

Al llegar a tu área de trabajo trata de empezar lo más pronto que puedas, es muy fácil perder tiempo valioso en la plática del inicio del día con los compañeros de trabajo, pero recuerda es justamente en este tiempo en el que traes la mayor motivación de tu mañana productiva, podrás mantener las relaciones sociales una vez concluida la primera parte del día, es decir hasta la hora de la comida, ese es un buen momento para socializar y despegarte de tu área de trabajo.

Cierra todo y empieza a trabajar específicamente en una tarea a la vez, trata de trabajar en lapsos de tiempo determinados, evitando las interrupciones con audífonos y con la suficiente fuerza de voluntad para no estar revisando tus correos, tweets y actualizaciones de Facebook cada dos minutos, se trata de aprovechar el impulso de la mañana.

Para evitar estas distracciones te aconsejo cerrar tu navegador y si no te es posible desconecta internet hasta el momento en que hayas terminado, la idea es que puedas enfocarte mejor.

Conforme vayas avanzando irás descubriendo que el tiempo se acorta, porque mientras mejor te concentres el tiempo va avanzando contigo, termina toda la actividad que estés realizando, al menos los aspectos relevantes, esto es un escenario ideal en contra de lo que ocurre en la realidad en la que muchas veces nos enfrentamos con interrupciones y urgencias que en próximos artículos veremos cómo enfrentarlos.

Trata de premiarte cada vez que termines una tarea, esto es fundamental para mantener la motivación en alto y puede ser “regalarte cinco minutos de navegación consciente”, lo que te permitirá hacer aquello que necesitas y mantenerte siempre enfocado en el porqué de las cosas que realizas, solo no trates de exceder el tiempo máximo porque es muy fácil perderse en los premios y dejar de hacer lo importante.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Las primeras horas del día te permitirán atender plenamente las tareas más importantes que tengas que realizar, es un momento óptimo para hacer tus actividades si tienes la convicción y la motivación necesaria, así como aplicar el método que aquí te explico.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

 Mi aplicación de Autofocus, como sistema de Productividad

 La Nota Rápida

 Cambio de área y mi aplicación productiva de GTD

 Mi mejor momento productivo

 

 

Fotografía  de Stock.XCHNG

2 Comments

  1. Buena reflexión, Omar, aunque por experiencia y por casos ajenos, es posible o no según la persona y las circunstancias. Me explico. En mi caso aplica perfectamente, pues soy madrugador y por las mañanas soy más eficiente que por la tarde. Sin embargo, no todos los días soy así. Otras personas tienen otros biorritmos, y les cuesta arrancar el día, pero al final de la tarde es cuando mayor productividad tienen.

    En cuanto a los hábitos, no puedo estar más de acuerdo, y de hecho lo recomiendo. Cierro navegador e incluso el Outlook para evitar las distracciones de las notificaciones. También apago mi teléfono móvil. En esos momentos no sólo estoy concentrado en lo que hago y soy más productivo: también disfruto más de mi trabajo.

    • Hola Rafael,

      Entiendo perfecto tu planteamiento y creo que tienes razón, sin embargo muchas veces aun cuando seamos más productivos por la tarde, el hecho de tratar de ocupar las primeras horas de la mañana es fundamental para lograr mejores resultados.

      Te agradezco mucho tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

Trackbacks/Pingbacks

  1. Sin tiempo para escribir.177 y el fin de Google Reader - Carrero - [...] Productividad en las primeras horas de tu jornada laboral. Análisis Realista [...]
  2. La Entrevista con Jordi Sánchez, autor de jordisanchez.info | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] que empecé gracias al compañero Jeroen Sangers de El Canasto y gracias a tus recomendaciones para empezar la jornada…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *