Pages Navigation Menu

Procrastinar, una consecuencia de nuestra voluntad y su efecto

Un buen sistema de productividad no es suficiente para alcanzar todas las tareas, debemos poner en práctica el hábito de hacer aquello que nos corresponda y no podamos delegar y de evitar a toda costa la procrastinación.

Lamentablemente esto se lee sumamente fácil, pero la realidad es otra el exceso de estrés se genera por un exceso de compromisos y por nuestra falta consciente de organización y voluntad para hacer las cosas.

Cuando no respetamos los planes y la organización que nos hemos impuesto estamos atentando de manera automática contra todo un discurso racionalizado y puesto en marcha en un momento en el que la voluntad era superior a nuestro desgano.

Más que un cúmulo de enseñanzas y artículos útiles en los que apliquemos por dos días las mejores ideas para nosotros lo verdaderamente indispensable es analizar en donde está nuestra voluntad, qué es para nosotros lo verdaderamente importante y de ahí determinar la consecuencia de la causa y el efecto.

Si nuestra voluntad no está encaminada en ser un programador, abogado, médico, contador, entonces la verdad de las cosas es que el efecto será que consideremos como erróneos todos los sistemas y metodologías que aparezcan frente a nosotros, esa es la realidad de las cosas, nuestro impulso y nuestras energías se avocan hacia donde está nuestra voluntad, nuestro interés y no hay más.

Todos los elementos de nuestra vida deben estar en cierta forma ordenados para conseguir un mejor resultado, es importante conocer nuestra voluntad, por ejemplo dar buenos resultados en el trabajo, la causa preparar las actividades con anticipación y no procrastinar y el efecto desarrollar esas actividades de la mejor manera.

A la vez la voluntad también trabaja de una forma sumamente evidente en el aspecto negativo si por ejemplo nuestra voluntad se encuentra mermada por vicios ocultos, por un deseo de no realizar determinada actividad porque hemos condicionado un pensamiento negativo hacia ella entonces lo normal será precisamente eso procrastinar.

La procrastinación viene aparejada de una consecuencia negativa al momento de canalizar nuestra voluntad, por eso lo que debemos hacer para abolirla es precisamente engañarla, darle a nuestro inconsciente todos los elementos lo más digerido posible para evitar las distracciones, organizar el tiempo, establecer candados conscientes, etc.

Veámoslo así: En un momento consciente queremos dar los mejores resultados, pero el cansancio acumulado, los problemas y compromisos (económicos, personales, sociales, religiosos, políticos, etc.) las distracciones, las redes sociales nos envuelven alejándonos del objetivo original que es terminar nuestro trabajo.

Entonces para lograr los resultados que originalmente queríamos conseguir tenemos que desconectar y evitar esos distractores, para lograr enfocarnos en que nuestra voluntad sea precisamente la que habíamos dispuesto antes de caer en ese punto.

No es sencillo, pero nuestra naturaleza buscará llevarnos al camino fácil, lamentablemente ese camino nos traerá un efecto adverso al que nuestra voluntad positiva nos hace querer realmente, por lo que todo requiere de un esfuerzo mayor.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Existe una voluntad positiva y consciente que nos permite actuar de la forma que mejor nos conviene, existe otra que determina en cierta forma un deseo a “descansar y mantener la pasividad”, si en el momento consciente ponemos barreras que nos ayuden a recordar el efecto positivo estaremos colaborando para alcanzar nuestros objetivos.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

Erradicar los vicios de la productividad 

La inversión del Compromiso Productivo

La mejor forma de ser realmente productivos

Cómo adoptar nuevos hábitos

Fotografía de Stock.XCHNG

12 Comments

  1. Hola Omar,

    Muy buen post. Me gustaría mucho leer más acerca de esto, de técnicas y reflexiones para evitar procrastinar, sobre todo para personas que regularmente caen en esto.

    Un abrazo!

    • Hola mi querido Joan,

      Te prometo que la próxima semana estaré hablando un poco más del tema, créeme que voy a desenmarañar mis secretos, que hasta el día de hoy sigo perfeccionando y siempre mejorando, ya que esto es una batalla contra uno mismo.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Te mando un abrazo.

      Omar Carreño

  2. Hola Omar.

    Realmente este post es bien interesante. Me encantó. Abarcas aspectos de la productividad pero desde la psique y eso le da una profundidad muy buena. Porque dime, ¿no acaso todo viene de la psique?.

    Me haces recordar una frase biblíca que dice “…a donde esté vuestro tesoro allí estará tu corazón”. Igual acá, a donde esté la voluntad, allí estará la acción, lo queramos o no.

    Es por eso que es bien importante la sincronía en todos los aspectos de nuestra vida, para que nuestra mente sepa en que dirección ir y colabore en ese sentido.

    Fíjate que el inconciente estorba muchas veces al conciente. El conciente dice algo, pero sale el inconciente a destruir las cosas. Muchas veces es algo como lo que dices, de tener un mal concepto de un trabajo lo que impide hacer las cosas, por más que se quiera. Y lo peor es que muchas veces ni siquiera sabemos de la existencia de pensamiento así.

    Entonces, la cuestión está en desprogramar toda la parte negativa, y cambiar las redes de pensamiento y sentimiento para que el tanto inconciente y conciente no se estorben mutuamente,sino que el inconciente le de los recursos al conciente para que los use a nuestro favor y luego automáticamente los use el conciente.

    Por último, considero que si varias veces se han intentado las cosas, y nadamás no, hay que analizar eso que comenté. El inconciente es poderosísimo, no olvidemos.

    Gran post hermano, te felicito mucho y te mando un abrazo.

    Saludos..

    • Hola Sa’eed,

      Me pareció realmente interesante lo que comentas, ya que al momento de elaborar este artículo nunca lo vi con esa intención, creo que te comenté en Twitter esto salió, eran ideas que se estaban conjuntando en mi cabeza. De hecho si supieras que este tipo de artículos salen solos y son los que más rápido preparo, sería como si una fuerza diferente a mi estuviera guiando mis dedos para que salgan las ideas, se que se lee raro pero así lo siento.

      Esa parte de la desprogramación es la más complicada desde mi parecer, sin embargo, yo creo que si es posible llevarla a cabo, pero más que verlo desde ese punto de vista lo que se hace es sustituir, limitar accesos negativos (internet, distracciones, etc.) y de ahí enfocar la voluntad en hacer lo correcto, lo que realmente tenemos que hacer.

      Ya estaré hablando un poco más al respecto la próxima semana.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. Omar, graciar por tan buen artículo.

    Siempre he creído que la famosa “Ley de la Atracción” no es mas que una consecuencia del procastinar. Sin embargo, el tema tiene su trampa:

    ¿Dónde está tu corazón? Si decides ser el mejor padre, entonces tu corazón está con tu familia, por lo que llegados ciertos momentos de decisión preferirás ir con los tuyos que al convivio que organizó tu jefe.

    Y si decides prosperar en el trabajo, entonces preferirás ir al convivio que a ver la presentación escolar de tu hijo.

    Realmente no se puede todo… Puedes organizarte, puedes coordinarte, pero tarde o temprano tendrás que priorizar. Y en ese momento ganará aquello en lo que en verdad tengas puesto tu corazón.

    Te mando un fuerte abrazo

    • Hola Mauricio,

      Primero que nada quiero darte la bienvenida a este Análisis Realista, aunque hemos tenido contacto por Twitter es un gusto enorme para mí tenerte por acá.

      Ahora bien quiero agradecerte a ti por darte el tiempo de leer y comentar este artículo que finalmente es la esencia del blogueo amigo.

      Esta parte que comentas es sumamente interesante y me dejas con una reflexión impresionante ya que en cierta forma es cierto el hecho de saber hasta dónde estamos dispuestos a dar por nuestros intereses más profundos.

      Por eso siempre he mantenido que debemos enfocarnos en lo que es importante, determinarlo es lo más necesario para llevar una vida equilibrada.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Hola Omar:
    Muy buen tema, me gustaría que nos compartieras cuáles son las estrategias concretas que tu usas para evitar la procastinación.
    Saludos
    ANA

    • Hola Ana,

      Claro que si, para la próxima semana estaré publicando en artículo al respecto, desde que leí tu comentario puse manos a la obra, espero que lo disfrutes.

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. El verbo es procrastinar no procastinar!

    • Gracias Arturo, ya tomé nota, te agradezco la observación.

      Un Saludo.

      Omar Carreño

  6. Es necesario conocer el concepto y llevarlo a la vida cotidiana, ya que todos estamos propensos a desviar nuestras voluntades, ya que nuestra naturaleza humana es ciclica y siempre desarrolla una conducta de adaptacion a las nuevas necesidades o contingencias,

    • Hola Michelle,

      Es muy interesante tu apreciación, la verdad es que si nos estamos adaptando constantemente y esto nos lleva a tratar de interpretar cuáles son nuestras nuevas necesidades.

      Me llama la atención tu concepto la naturaleza humana cíclica, pero me quedo con la pregunta de entonces, ¿En qué parte vamos madurando? ¿Dónde queda nuestra evolución?

      Me encantó tu aportación me hizo reflexionar muchísimo.

      Saludos,

      Omar Carreño

Trackbacks/Pingbacks

  1. Combatiendo frontalmente la Procrastinación | El Profesional Digital - [...] Realista mi primer acercamiento con el tema de la Procrastinación con el post denominado Procastinar, una consencuencia de nuestra voluntad …

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>