Pages Navigation Menu

Pequeños grandes trucos productivos

Existen algunos aspectos fundamentales de la Productividad Personal que muchas veces pasamos por alto por constituir detalles que resultan sumamente simples, sin embargo si los ponemos en práctica veremos beneficios casi de inmediato, pues son pequeños trucos que pueden ayudar mucho a organizarnos mejor.

Cuando nos habituamos a desarrollar pequeñas acciones productivas estamos un paso adelante de situaciones que normalmente los demás pasan desapercibidas y eso es lo que marca la diferencia entre una persona eficaz y otro que sólo realiza las cosas de manera “normal”.

1. Prepara tu discurso: Cuando tengas que hablar con alguien realiza dos simples acciones escucha y piensa lo que vas a decir, si aún no te ha quedado clara la idea de que tienes dos orejas para escuchar más y una boca para hablar menos, es momento de empezar a aplicarla.

2. Anota siempre la fecha: Así sea un simple papelito con un recordatorio para después; poner la fecha es de gran ayuda para futuras aclaraciones, David Allen en su libro Organízate con Eficacia dice que tal vez sólo el 3% de las veces un papelito con fecha te puede cambiar la vida, pero ese 3% por ciento vale oro en una situación de urgencia.

3. Acostúmbrate a llevar un cuaderno de trabajo: No importa a qué te dediques pero siempre es importante anotar todo en un solo elemento, esto no sólo te ayudará a estar más organizado, sino que también te permitirá tener tus ideas concentradas en un solo lugar, a mí me ha cambiado la forma de trabajar de una forma impresionante.

4. Organiza tus horarios: Sé que no siempre se puede tener una agenda definida por horas y minutos, pero si debes de saber con anticipación qué debe ocurrir en una hora determinada, qué actividades tienes para cada día, a qué hora comes, hay gente que por no organizar sus tiempos empieza a perder noción de su propia vida y es entonces que deviene un descontrol absoluto.

5. Lee todo completo: A mí me pasaba que me llegaba un correo electrónico y buscaba “la parte esencial”, el punto que le daba mayor relevancia al mismo, si decía: “Leer el informe de actividades del 20 de enero”. En el acto buscaba el informe y dejaba de leer el resto del correo y de repente al final del mismo decía: “Sólo se tiene que realizar esta actividad si estuviste involucrado en la redacción del cronograma”. ¿Correo engañoso? No, simplemente un lector desesperado.

6. Dedica un tiempo a terminar bien: Hay momentos en que “terminar” se vuelve una parte climática en nuestro trabajo, es decir el punto en el que todo por lo que hemos estado disponiendo horas de nuestro tiempo se vuelve realidad, pero es muy común que la emoción por terminar nos haga hacer las cosas rápido y atropelladamente, entonces vienen errores imperceptibles que nos llevan a problemas posteriores, termina bien, con calma y satisfecho de entregar un trabajo bien hecho, eso habla bien de ti.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Pequeños hábitos, pequeños detalles que podemos ir adoptando son parte de un cúmulo de buenas costumbres que te ayudan a ser más eficaz en lo que haces, esto es un pequeño paso diario que puede repercutir de manera absoluta en tu vida diaria.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

Mis cuadernos personales

La mejor forma de ser realmente productivos

La batalla contra el S3

Controla las Distracciones

Asumir el control productivamente

Fotografía de Stock.XCHNG

3 Comments

  1. Hola Omar.

    De entrada hermano, el título me parece acertadísimo porque los beneficios que se obtienen al utilizarlos son grandísimos. Por ejemplo, cuantas veces no hemos visto eso de que por ejemplo alguien por no apuntar cierta fecha importante incumple con grandes consecuencias negativas.

    Particularmente me gustan mucho los puntos de Preparar el discurso, y leer todo completo. A mi me ha pasado que por leer rápido al final entiendo mal, u otra cosa y termino teniendo doble trabajo.

    En el caso de preparar el discurso, tienes mucha razón en eso de escuchar. Creo que el saber escuchar es algo complejo. Tenemos que practicar porque me ha tocado ver muchas personas que por no saber escuchar y no pensar que decir, arruinan muchas cosas. Es bien triste. Eso de ser impulsivos paga muy mala renta.

    Al final del día creo que esas acciones si, nos hacen más productivos, pero también dan tranquilidad a nuestra vida. Y no solo eso, sino se convierten en plataforma para grandes cosas.

    Consejos de oro hermano. Gracias por compartir.

    Saludos

    • Hola Saeed,

      Pues vaya que me ha gustado tu participación en este artículo, has visto claramente la importancia del mismo; creo que en el momento en el que alcanzamos a reconocer las cosas que son positivas en nuestra vida, es cuando nos ponemos a pensar en cómo las hacemos y cómo podemos mejorarlas.

      También estoy de acuerdo que un poco de tranquilidad nos da cosas muy buenas ya que al actuar por impulso podemos caer en errores sumamente graves que se suelen pagar caro. Todo con un poco de tranquilidad sale mejor.

      Mil Gracias por tu comentario, sabes lo importante que es para mí.

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Hola Omar,
    Muchas Gracias por estos “Pequeños grandes trucos productivos”, me son muy útiles en mi trabajo.
    Te sigo desde hace meses, y me parece que haces una gran labor con tu web. Despiertas en mi una capacidad de mejora.
    Muchas Gracias de nuevo.
    Toni

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *