Pages Navigation Menu

Pequeñas trampas contra tu Yo Improductivo

 trampa-ratones

Soy un firme creyente de que en cada uno de nosotros existe una dualidad de la personalidad, está nuestra parte que quiere hacer lo bueno, lo que debe hacer, irse por el camino del bien y está la otra parte, la floja, la negativa, la que nos invita a no hacer nada a no crecer, ya saben la clásica imagen del angelito y el diablito en cada uno de nuestros hombros.

Esta dualidad existe en todos los ámbitos de nuestra vida, y en lo concerniente a la productividad no podría ser la excepción, tenemos a nuestro Yo Productivo, que es quien nos invita a levantarnos todos los días con buena actitud, a tratar de hacer las cosas que son importantes para nuestra vida y a ese lo conocemos desde siempre, porque siempre sabemos lo que tenemos que hacer y de eso no hay la menor duda.

El problema radica en que nuestro Yo Improductivo es sumamente fuerte, nos invita a descansar, en interesarnos por cosas más divertidas, menos importantes, menos difíciles de hacer y es él quien nos ayuda a procrastinar, es decir, a dejar las cosas para el último a cambio de momentos de estrés, Yo Improductivo se alimenta de nuestras distracciones y de nuestro estrés posterior, ¿Ya lo ubicaste? Lo conocemos bien, es quien nos hace perder el rumbo.

Y no, no está mal divertirnos y dedicarnos a cosas simples y sencillas, pero cuando tenemos que hacer las cosas importantes necesitamos distraer un poco a nuestro Yo Improductivo.

Para lograrlo es importante ponerle pequeñas trampas, es decir, quitarle toda posibilidad de acción en contra de nosotros y eso hará que nuestra productividad se dispare de inmediato.

De hecho en alguna ocasión escuché decir al gran maestro de la Productividad Personal moderna, el señor David Allen, autor del famoso libro Getting Things Done, que para motivarse a hacer ejercicio siempre dejaba su maleta del gimnasio a la vista, pues justamente de eso se trata esto, aquí no engañas a nadie si haces o no las cosas, todo el beneficio es tuyo, absolutamente personal.

Pues bien, aquí te dejo algunas pequeñas trampas contra tu Yo Improductivo:

  1. Si no quieres olvidar nada por las mañanas deja todo lo importante cerca de la puerta de tu casa.
  2. Para no salir nunca sin desayunar de casa prepara tus alimentos una noche antes y déjalos en el refrigerador.
  3. Siempre lleva contigo lápiz y papel para anotar cualquier idea o recordatorio que te venga a la mente, no dejes que nada se te escape.
  4. Mantén alejado tu teléfono celular mientras realizas alguna actividad.
  5. Desconecta el internet de tu computadora cuando no lo necesites para la actividad que estás realizando.
  6. Deshabilita las notificaciones de tus redes sociales en tu teléfono móvil, así no estarás tentado a estarlo revisando cada vez que te llegue algo nuevo.
  7. Consulta tu correo electrónico dos veces al día, por la mañana y a media tarde.
  8. Apaga tu televisor cuando no tengas nada concreto que ver.
  9. Date la oportunidad de que sea un libro lo último que veas antes de dormir.
  10. Levántate y acuéstate a la misma hora todos los días.
  11. Tan pronto llegues a tu centro de trabajo precisamente ponte a trabajar.
  12. No pierdas el foco de lo que estás haciendo en este momento, planea tus vacaciones en tu tiempo libre.
  13. Cuando recibas un documento no esperes mucho tiempo para archivarlo, así evitas que se te vayan acumulando.
  14. Prende alarmas para los momentos en que tienes que alimentarte y descansar, tu productividad depende de ello.

¿Ya viste por dónde va el ejercicio? Pues la idea es que te sigas encontrando con tus propias trampitas en cada momento en los rubros en los que sabes que tu Yo Improductivo está siendo más poderoso que tú.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Tu Yo Improductivo es sumamente poderoso, debes aprender a dominarlo para controlar mejor tu vida, lucha contra él y encontrarás un mundo de mayor paz y tranquilidad.

Omar Carreño

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

4 Comments

  1. Ciertamente cada día sufrimos el ataque de muchos “ladrones de tiempo”, ¿la solución? Aprender a gestionar tu tiempo (técnica pomodoro, método GTD), aprender a priorizar siguiendo tus metas a LP,MP y CP (todo ello en perfecta armonía con TU PROPÓSITO en la vida). Un abrazo, Pablo

  2. Me voy a apuntar estos trucos. Me parecen muy interesantes. Un abrazo.

  3. Yo creo que Omar que enlazando este post te puede salir uno muy bueno para luchar contra la procrastinación 🙂

  4. El truco para tener apuntado las ideas me funciona muy bien, ya lo he puesto en practica. Esto lo aplico incluso como si fueran estrategias de marketing, cuando las ideas me fluyen las apunto y las voy depurando, por eso siempre es bueno tener apuntado en un cuaderno lo que se nos viene a la mente en cuanto a nuestros proyectos.

Trackbacks/Pingbacks

  1. 5 razones para adoptar la Productividad | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Pequeñas trampas contra tu Yo Improductivo […]
  2. Por qué debes usar las famosas “Checklists” | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Pequeñas trampas contra tu Yo Improductivo […]
  3. ¿Por qué insistes en hacerlo todo? | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Pequeñas trampas contra tu Yo Improductivo […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *