Pages Navigation Menu

Pequeñas grandes lecciones

Anoche tuve uno de esos momentos reveladores y extrañamente analógicos que me dejan pensando mucho, les cuento: Eran las ocho de la noche de un día domingo y de repente salí al patio, en eso hubo algo que atrajo mi mirada, una fila de hormigas muy pequeñas se encontraban “trabajando” apuradamente, no alcancé a ver qué cargaban o de dónde salían y hacía donde se metían, pero me llamó la atención pues era domingo por la noche.

Domingo por la noche y ellas trabajando, entonces recordé que hace muchos años mi abuelo Israel me explicó que las hormigas tienen un sentido de la urgencia y el clima sumamente desarrollados, su instinto de conservación las obliga a trabajar más fuerte en algunos momentos previendo el mal tiempo y preparándose para la época del descanso “obligatorio”.

Soy una de esas personas que puedo permanecer un buen rato observando este tipo de cosas, me impacta la organización, la subordinación, el trabajo arduo que pareciera incansable y la habilidad para solucionar un “gran problema” en base al trabajo en conjunto, por ejemplo la recolección de un pedazo de fruta.

Me detengo ahora para lanzar una pregunta, ¿hace cuánto tiempo que no te detienes para analizar algo así? Te aseguro que mucho y ¿sabes qué es lo peor? Que conforme vamos creciendo hemos dejado de fijarnos en este tipo de detalles.

Al darnos la oportunidad de ver este tipo de cuestiones de la naturaleza, nos podemos ayudar a mejorar enormemente nuestra vida ¿por qué? Porque si implementamos ejercicios de observación podemos darnos cuenta de lo compleja que hemos vuelto nuestras vidas, cuando realmente podemos simplificar acciones y aprender a disfrutar mucho más lo que nos rodea.

Nada es tan importante como para sabotearnos a nosotros mismos, somos parte de este mecanismo perfecto que es el mundo y mucho de lo que ocurre a nuestro alrededor seguirá pasando y nuestros problemas realmente no lo son tanto si empezamos a distinguir que la vida es cíclica y que nuestro objetivo es llevar una vida plena, priorizando lo importante y asumiendo una actitud que nos permita disfrutar nuestro trance en el mundo.

Haz todo lo que esté a tu alcance por mejorar tu actitud, mejorar tu entorno, eliminar presiones innecesarias, volverte más compatible con el mundo que te rodea y deja de vivir enfrascado en aspectos más complejos para poder cumplir mejor tus metas.

Recuerda que así como las hormigas, lo importante es conseguir los recursos necesarios que nos permitan abastecer nuestras necesidades, todo lo demás tiene que ser una alimentación interna que te llene la vida de experiencias.

He escrito esto pensando que más allá de todo lo que nos preocupa la vida simplemente se trata de hacer lo que tenemos que hacer, buscar la felicidad y darle un sentido y qué mejor que evitando presiones innecesarios que muchas veces no nos ayudan a crecer como personas.

Nuestros hábitos vitales están determinados por los breves momentos de introspección en los que nos damos cuenta que la vida puede ser mejor, buscando disfrutar las oportunidades que se nos presentan, date la oportunidad de sorprenderte y aprender a canalizar tu entorno.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Asume el control de tu vida, admira la naturaleza, las pequeñas cosas y los detalles más simples, encontrarás muchas respuestas interesantes.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

¡Asómbrate y Sorpréndete!

Aprende a disfrutar la vida

Cambiando el estilo de vida

Fotografía de David Niblack

11 Comments

  1. Hemos perdido la capacidad de asombro, y en ese sentido de respetar a la naturaleza, darle su justa dimensión. No pensar que somos el ombligo del mundo, nos hará mas humildes.

    • Hola Arturo,

      Sinceramente la humildad es una de las virtudes más importantes que debemos cultivar, ciertamente es necesario aprender a valorar lo que nos da la naturaleza.

      Dimensionando nuestra existencia estamos más cerca de lograr los objetivos que realmente son importantes para nosotros.

      Mil gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Las hormigas son una de mis inspiraciones. Es muy difícil creerse que uno no vale para nada cuando vez a esas cositas organizarse para hacer lo que sea, intentándolo mil veces y de mil maneras distintas.

    • Hola Miguel,

      Primero que nada gracias por visitar el blog, es un verdadero orgullo ir contribuyendo a las causas comunes con personas como tú.

      Vivo la sensación de manera muy similar a tí, todos los animales me generan admiración, pero particulamente ellas tienen una organización excelente. Sus interminables caminos son excepcionales y generan grandes muestras de lucha por la supervivencia.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

    • I’m quite pleased with the ifrnomaiton in this one. TY!

  3. Por cierto, no creo que las hormigas se paren a ver crecer los hongos.
    Sin mala intención, solo una vuelta de tuerca.

    • Hola Tonisan,

      Mil Gracias por tu comentario, me hiciste reflexionar mucho y pensé: “¿En verdad no harán otra cosa? ¿No tendrán momentos para contemplar los hongos?”

      Yo creo que sí, definitivamente debe haber un momento contemplativo para ellas, tal vez no les gusten los hongos, pero ¿Qué tal las hojas?

      En verdad te agradezco, jamás tomaría un comentario en mala intención, al contrario, me gusta que me ayuden a reflexionar.

      Saludos,

      Omar Carreño

      • Bueno creo que pasan el invierno dormitando y haciendo bricolaje doméstico, en plan “super domingo”. xD

        • Hola Tonisan,

          Primero que nada quiero darte la Bienvenida a este blog, mil gracias por comentar y volverte parte de la comunidad que día con día hacen de Análisis Realista un blog más grande.

          Pues siempre me va a dar una curiosidad enorme imaginarme su mundo, es algo que no sé cómo expresar pero yo creo que muchas veces nosotros nos quejamos de lo que vivimos, pero si fuéramos más conscientes de lo que tenemos tal vez lo valoraríamos mucho más, para ellas una cubetada de agua es un tsunami.

          Mil Gracias por tu comentario, me las he imaginado en sus sillones.

          Saludos,

          Omar Carreño

  4. ¡Muy buenos días observador Omar!

    Hace varios siglos, Salomón también observo, medito y escribió sobre las hormigas. Eso está registrado en el libro de Proverbios capítulo 6 versículos 6 al 11. En esto, se nos da la lección de la diligencia y el no caer en la trampa de la pereza.

    El libro de la naturaleza nos enseña mucho de nuestro Creador, y como apuntas, existen grandes lecciones que se aprenden al observar a las criaturas y plantas de nuestro mundo. A observar, maravillarse y aprender.

    ¡Abrazos pariente!

    • Mi querido RA Walker,

      Muchas Gracias por tu comentario, en verdad cuando haces ese tipo de citas llenas mi día de curiosidad, hasta que no la leo no estoy tranquilo.

      Me permití transcribirla para nuestros lectores:

      6:6 Ve a la hormiga, oh perezoso,
      Mira sus caminos, y sé sabio;
      6:7 La cual no teniendo capitán,
      Ni gobernador, ni señor,
      6:8 Prepara en el verano su comida,
      Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento.
      6:9 Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir?
      ¿Cuándo te levantarás de tu sueño?
      6:10 Un poco de sueño, un poco de dormitar,
      Y cruzar por un poco las manos para reposo;
      6:11 Así vendrá tu necesidad como caminante,
      Y tu pobreza como hombre armado.

      Es muy importante lo que has dicho, pensar en cómo todo se ha hecho y dispuesto y que lo pasemos por alto, alto es lo que deberíamos hacer a nuestras carreras diarias para darnos un minuto contemplativo con la naturaleza.

      Saludos,

      Mi Pariente del norte,

      PD. Por cierto te he estado escuchando en los podcast de SO, es muy divertido conocernos así, un saludo.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>