Pages Navigation Menu

Observa a los que menos tienen

 

De repente pensar en los que menos tienen, nos ayuda a darnos cuenta que tenemos demasiado.

Esta frase la lancé en Twitter hace dos días, creo que causó algunas repercusiones positivas y más aún me dio la oportunidad de inspirarme para escribir este artículo sobre el Minimalismo.

En algún extraño momento creí que nada me podía sorprender, pero cuando hace unas semanas tuve la oportunidad de ver y conocer los valores de algunas personas de las comunidades indígenas de México, particularmente a los Huicholes de la sierra del Nayar en Nayarit, me di cuenta que son gente que no tiene mucho, no necesitan mucho y sin embargo saben dar mucho de sí y trabajan por el bien de su comunidad.

Esta gente tienes principios de dignidad muy fuerte, no reciben nada sin darte nada a cambio y saben bien el valor del trabajo duro, no se podría decir que son marginados sociales, se puede decir mejor que son gente que lucha diariamente por mantener sus tradiciones histórico y por lo mismo, su evolución tiende a demostrar que de la “modernidad” solo es necesario el servicio médico, fuera de eso todo lo demás son cosas que no se necesitan.

Entre sus principales apegos está la familia, la mejora de la comunidad es un aspecto sumamente importante pero sin salirse de ciertos estándares que les den un concepto honorable hacia los valores que tienen, su razonamiento práctico de la vida les ayuda a evitarse preocupaciones fútiles. Todo eso y más me pudo sorprender, ya que en ocasiones no vemos más allá de lo que nos concierne y perdemos esta valor de identidad.

Definitivamente hacer comparaciones no siempre es bueno, pero en ocasiones es positivo voltear y ver una realidad más lejana de la que normalmente vivimos, la realidad de aquellas personas que no han sido tan afortunadas como nosotros.

Esta reflexión es bien interesante porque te permite salirte un poco de tu realidad, ver la de otros y después darte cuenta que puedes hacer algo, puedes tratar de enfocarte en lo importante de la vida, dejar de reprocharte el hecho de no tener todo lo que deseas, pero estar en posibilidad de agradecer lo que hoy tienes.

No estoy tratando de cambiar la perspectiva de nadie, estoy tratando de brindar más elementos por los cuales tener menos es mejor, no pasa nada con irse haciendo de aquellas cosas que realmente necesitamos, pero lo más importante es aprender a definir cuando es demasiado y cuando podemos cambiar positivamente lo que a nuestro parecer es una vida de adquisición de experiencias y momentos.

Cuando tienes la oportunidad de ver gente que tiene muchas menos cosas que tú, que está en situaciones mucho más complicadas que tú, estos aspectos sirven de “termómetro” y tal vez entonces podrías cambiar el consumismo desmedido por cierto nivel de conciencia que te ayuda a valorar lo que tienes hoy.

Y para ti que ya has decidido tomar las riendas de tu vida y aplicas el minimalismo en tu vida, déjame decirte que debes valorar lo que tienes hoy, si tienes un techo, una cama, ropa para vestir y comida en un plato todos los días estás del otro lado, tu creatividad y tu ingenio te permitirán irte haciendo con aquellas cosas que necesites para vivir y crecer personal e intelectualmente.

Es importante fomentar un pensamiento que te ayude a disfrutar aquello que te da la posibilidad de compartir la vida con los demás, de ser mejor cada día, pero sobre todo de darnos cuenta que existen otros que no están en nuestra misma situación y que por sobre todas las cosas no vale la pena quejarnos sino intentar siempre superarnos.

El Minimalismo es una llave maestra para este tipo de pensamientos, aprender a disfrutar los momentos, dejar de preocuparnos por aquellos bienes materiales que no poseemos, recordar que hay otros que tienen menos y más necesidades, todo esto es un espiral positivo que te ayuda a crecer, a buscar otras respuestas y sobre todo a sentirte más ligero.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Recordemos esta idea, nada nos llevaremos después de que acaben nuestros días por el mundo, por lo que hay que tratar de hacer lo mejor que se pueda y disfrutar todo lo que ocurra.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

Todo lo que necesito es…

Aspectos imprescindibles en la vida

Rompiendo un nuevo paradigma personal

Fotografía hwnuevovallarta

16 Comments

  1. Amigo Omar, felicidades por el artículo, por la esencia que hay en él, efectivamente como citas “Venimos desnudos y nos vamos desnudos” el apego a bienes materiales solo se justifican en dejar herencia a nuestra sociedad de herederos…
    El deseo de poseer es algo que es implantado de manera artificial, el dominar ese “sentimiento” es primordial para el equilibrio vital.
    Vi una película magnífica sátira sobre el poseer y valorar en exceso un bien, te aconsejo que se puedes la veas: Los dioses deben estar locos (1980)

    Los Bushman son una simpática y apacible tribu africana que vive en armonía lejos de la civilización. Un día, uno de sus miembros, Xi, recoge en la llanura una botella vacía de un refresco de Coca-cola. Pensando que se trata …
    En internet tienes bastantes referencias al respecto.
    Perdona mi extensión pero es culpa de tu inspirador artículo…
    Un abrazo
    Ávalon

    • Cuando digo citas, me refiero al análisis final, que está implícitamente en él, nada nos llevaremos al otro mundo, como nada trajimos…

      • Amigo,

        No te preocupes, he tomado nota, un abrazo cariñoso.

        Saludos,

        Omar Carreño

    • Mi querido Avalon,

      Por principio de cuentas no tengo nada que disculparte, para mi todos los comentarios son importantes y la extensión no es un aspecto que me afecte en lo absoluto, sobre todo cuando haces aportaciones y sugerencias, buscaré la película que me recomiendas.

      Tomo en consideración tu cita y así la interpreto amigo, yo también creo eso por lo mismo tenemos que aprovechar los mejores momentos y las circunstancias que la vida nos regala todos los días y hacer que valgan la pena.

      La dominación de nuestros sentimientos todavía es parte de lo que buscamos expresar y es ahí donde podemos mejorar siempre.

      Mil gracias por tu comentario.

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Omar. Del ´95 al ´98 tuve oportunidad de formar parte de un grupo juvenil que cada año organizaba misiones a Oaxaca durante semana santa. Yo iba al pueblo de Santa Catarina Yahuio que está en la Sierra Juárez. Es una comunidad, como muchas, de niños y ancianos porque los jóvenes salen a buscar oportunidades de trabajo. Pasabamos la semana completa. Además de compartir y participar en los eventos de la semana, nunca faltaba quien te ofreciera donde comer o un rato para platicar. Recuerdo mucho que los niños nos pedían que les enseñaramos palabras en inglés a cambio de que no enseñaran zapoteco, despertar de madrugada para llevar el maíz al molino, llevar el ganado a pastar, y más. Me encantaba la simplicidad del lugar y de la gente. Sin duda han sido de mi mejores experiencias y me encataría que mi hijo en algún momento tuviera la misma oportunidad. No sobra decir que me encantó tu post. Padiush! :D

    • Hola Astrid,

      Yo también recuerdo que en su momento participé en la sociedad de Alumnos y hacíamos colectas pero como yo era media cobarde no me atrevía ir a las misiones, lo confieso, hoy en día creo que me encantaría estar ahí, haciendo y dando lo mejor de mí.

      Afortunadamente hoy en día tengo este tipo de oportunidades gracias a mi trabajo y son cosas que me cambian la vida, si todos en algún momento pudiéramos reflexionar en que tenemos demasiado, podríamos enfocarnos en otras cosas.

      Sobre tu hijo creo que no tienes porqué esperar tanto, si tú le cuentas lo que hacías y porqué lo hacías y llegado el momento le das la libertad para tomar ese tipo de aventuras creo que tendrá esa oportunidad sin dudarlo como inspiración tuya.

      Mil gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  3. Felicidades por darte cuenta y ser agradecido por lo que tienes. De verdad que eso genera una conciencia increíble y nos vuelve agradecidos por lo que tenemos.

    Pero hay un fallo enorme en tu visión.

    Estás usando a los indígenas como un instrumento para tu crecimiento personal.

    ¿A qué hora comienza tu compasión y generosidad? En ningún lado estoy viendo que donaste a un fondo de ayuda o que mandaste algo para alivianarlos.

    Y ni siquiera tiene que ser dinero… ¿qué tal tiempo?

    Tomar conciencia sin tomar acción, es como prometer que un pastel quedará delicioso… sin meterte a la cocina a prepararlo.

    Experimentaste su vida, sus carencias y pusiste en perspectiva tu posición.

    Ahora actúa y haz un mundo mejor. Eso es lo que importa.

    Puedes comenzar por acá:

    http://theesperanzaproject.org/es/participa/

    Perdón por el jalón de orejas, pero creo que es necesario.

    • Hola Omar y Chocobuda.

      No estoy de acuerdo con este comentario porque me parece que no refleja la realidad y por consecuencia es injusto.

      Omar vió una realidad y en base a ella tomó ciertas experiencias de vida, como cualquiera de nosotros podemos hacer al ver ciertas realidades, así que no considero que sea usar a los indígenas para el crecimiento. Talvez no había tenido la oportunidad de ver a los indígenas tan de cerca, y la vida le dió esa oportunidad de la cual pudo aprender muchas cosas, así como aprendemos nosotros de otras cosas que se nos presentan.

      Ahora bien, en cuanto a la compasión. Conozco a Omar lo suficiente que tengo la plena seguridad de que hizo algo por esa gente, aún cuando no lo haya publicado en el post. No tengo una gota de duda. Finalmente cada quien en la intimidad de su ser sabe que hace y no hay necesidad de pregonarlo a los 4 vientos.

      Debemos de ser como los billetes al caer, que no hacen ruido y no como las monedas. Por lo que se me hace muy injusto el “jalón” de orejas.

      Un saludo a ambos.

      • Hola Hermano,

        Primero que nada quiero agradecerte enormemente por tu apoyo, la verdad es que percibo en tus palabras que me conoces bien.

        De corazón te digo que si fue una experiencia única, en verdad muy bonita para mí, ya que el ámbito en el que los vi fue digamos en una cuestión laboral, pero en la que se compaginaban las culturas y la forma de hacer las cosas, a partir de ahí me acerqué más a ellos como seres humanos y descubrí cosas maravillosas.

        En la parte profesional creo que si logré influir para mejorar muchas de sus condiciones y en la parte personal pues como bien dices no es agradable decir lo que se hace, al menos yo así lo veo, pero si sería bueno que todos contribuyeran a estos efectos.

        Mil Gracias por tu comentario,

        Saludos,

        Omar Carreño

    • En ningún momento he notado por parte de Omar otro sentimiento que no sea el de ADMIRACIÓN por este pueblo…
      La compasión y la generosidad que se le demanda por parte de Chocobuda, no son procedentes en este pueblo que poco tiene y menos necesita de nuestra “caritativa” “generosidad” que más que ayudar destruirían a este pueblo.
      ¿Realmente cree el amigo Chocobuda que un dinero le haría algún bien?
      En la película que aconsejo, el Consejo de Viejos acuerda devolver el “regalo” a los Dioses, (que pensaron que debían de estar Locos, de ahí el título) porque no lo pidieron y solo fue el instrumento de discordia…
      Respecto al tiempo, ya lo ha dedicado y antes de ofrecerse a más, se debe de pedir permiso para ayudar de ese modo, pues posiblemente Omar solo aportase “contaminación” al grupo que está todavía puro.
      ¿Por qué debemos suponer que nosotros (los fracasados) podemos aportar algo positivo cuando estamos sopesando el decrecimiento y el minimalismo?
      ¿No es eso Egocentrismo?
      Reflexionemos.
      Un abrazo
      Ávalon

      • Mi querido Avalon,

        Te agradezco enormemente por tus muestras de apoyo, comprendo que Chocobuda no lo hizo con mala intención, simplemente hay formas en las que se pueden apoyar a este tipo de gente y desde mi concepción no soy partidario de hacer públicas estas formas, pero al menos ya quedó sentado en el mapa el precedente de esta cultura.

        Es una polémica muy interesante, pero siempre hay algo que podemos hacer, al menos para mí si quedó la gran emoción y el compromiso por no quedarme sin hacer nada más.

        Tomo en cuenta todas tus palabras y en verdad me las quedo como un muy valioso tesoro.

        Te mando un gran abrazo.

        Saludos,

        Omar Carreño

    • Hola Hermano,

      Tomo la felicitación con mucho cariño y si aprecio mucho la experiencia, fue algo único que debí haber hecho antes, pero como dicen el conocimiento llega cuando el alumno está listo, estoy seguro que antes no hubiera tomado tanto para mí como ahora, fue una experiencia increíble que poco a poco iré soltando en el blog.

      De lo demás creo que hemos hablado mucho al respecto en Twitter, por correo y chat, sólo me basta decir al respecto que si bien es cierto que hay que ayudar, también es cierto que no soy de las personas que me jacto de aquello que hago pues lo hago por mí y decirlo me parece incómodo, pero si hay que promover la generosidad y si hice y estoy haciendo algo por ellos.

      Como bien me has dicho y no solo con los Huicholes sino con todas las culturas de México cada vez que tengamos la oportunidad ayudemos y como simple recomendación aprendamos a valorar las diferencias de los pueblos y las culturas del mundo.

      Mil Gracias por tus palabras.

      Te mando un gran abrazo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Hola Omar!!

    Hace mucho tiempo que no te saludo. Pero siempre al día con tus post!. Con todo respeto a la persona que escribió que no esta correcto usar a los indígenas como ejemplo y a la reflexión que te hace. Estoy en total desacuerdo. No tengo el placer de conocerte personalmente, pero sí atrávez de tus escritos y puedo discernir el tipo de ser humano que eres y estoy segura que jamás lo harías de una forma mal intencionada o verlos menos que alguién mas. Creo que solo el hecho de compartir con nosotros su forma de vida y costumbre estas aportando un granito de arena al hacernos reflexionar a los que gracias a Dios tenemos todo y a veces queremos más.

    • Hola Alexa,

      Vaya que si se extrañan tus comentarios, pero que bueno tenerte de vuelta por aquí, agradezco mucho tu apoyo, sé que es sincero lo que me dices y de corazón en verdad lo aprecio mucho.

      Cada vez que llegan comentarios como el tuyo me doy cuenta que el trabajo que estoy realizando con este blog tiene mucho beneficio y repercusión personal, ya que me siento emocionado con lo que dices y que poco a poco vayan conociendo un poquito más de quien está detrás de este blog.

      En verdad creo que lo mejor de todo esto ha sido como siempre descubrir el apoyo de la gente que como tú siguen el blog de una forma tan positiva.

      Mil Gracias por tu comentario y te prometo no defraudar tu confianza.

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. Omar,

    Darse cuenta de las necesidades del otro es el primer paso para iniciar el proceso de dar efectivo-eficientemente , y que no necesariamente tiene que ser a través de dar dinero en efectivo.

    Puedes dar tu tiempo, tu cuerpo (literalmente si donas sangre) o dinero; cada quien decide qué manera es la mejor.

    Curiosamente es más fácil aflojar la cartera cuando ese donativo nos da ganancias psicológicas más altas, aunque no necesariamente le cambie la vida a la contraparte.

    Ejemplo: las misiones en países extraños o los proyectos extravagantes, los cuales nos hacen ver bien “hipsters” y no requieren de “inversión emocional” ; es decir no tienes que vivir la necesidad real frente a ti.

    México es un país con 14 millones de personas en pobreza alimentaria, los necesitados nos tocan la puerta de la casa pero no es tan glamoroso como decir que donamos para Timbuktu.

    Omar, estoy segura que este proceso de darte cuenta de las necesidades de otro generará grandes y positivos cambios en tu vida. No tienes que contarnos cuánto dinero o tiempo diste, si tu corazón lo sabe es más que suficiente.

    Un abrazo

    • Hola Isela,

      Primero que nada me resulta muy emocionante que coincidamos de esta forma, yo no había tenido una oportunidad así, ahora en el ámbito de mi competencia, caí en la cuenta de lo que tenía y que podía hacer, para mi ha sido de lo más gratificante que he vivido.

      En México como bien dices existen muchas comunidades indígenas, pero también hay otras tantas que se encuentran en situaciones de pobreza y es ahí donde al ver lo que nosotros tenemos podemos participar más activamente a favor de lo que ellos necesitan.

      Me siento complacido por contar con gente que como tú, va siempre un paso adelante en cuestiones de apoyo a los demás, recuerdo con gusto todos los proyectos que has emprendido y con una bandera más interesante.

      Mil Gracias por tu comentario, que en verdad me ayuda para la reflexión y el pleno conocimiento.

      Saludos,

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>