Pages Navigation Menu

No trabajes por los demás

Recuerdo que en mis épocas de estudiante trabajar en equipo me resultaba un verdadero martirio, siempre había quien no hacía su parte y entonces los “mataditos” teníamos que terminar el trabajo de los demás.

Después llegaron los tiempos laborales y resultó más complicado todavía porque aquí los resultados eran imprescindibles para tus metas laborales, y siempre había quien carecía del interés por sacar bien las cosas, o el clásico que tenía tantos problemas que nunca ponía atención a su parte.

Afortunadamente donde me encuentro actualmente todos tenemos un interés común y valga reconocer que nuestra jefa sabe identificar perfectamente las habilidades y capacidades de cada uno de los integrantes del área, el problema ha sido cuando tenemos que trabajar con gente de otras áreas, ahí si se complica porque muchas veces ellos no son tienen buenos hábitos laborales.

Es un hecho que es complicado trabajar con gente que no cuenta con hábitos productivos, que les gusta procrastinar y que no comprenden la importancia del trabajo en equipo en el que cada quien hace su parte con la intención de culminar una actividad completa.

Aunque estemos llenos de hábitos productivos, ocurre que no todos los comparten, son los denominados No Productivos, gente que no ha tenido la fortuna de encontrar una técnica para vivir sin estrés y enfocarse en lo que tienen que realizar de manera consistente.

Llevar una adecuada técnica de productividad personal nos permite organizar y delimitar adecuadamente nuestras áreas de responsabilidad, sin embargo, como bien sabes es un proceso de crecimiento y disciplina constante que no todos están dispuestos a asumir.

En este sentido y anteponiendo la responsabilidad como parte fundamental del sentido del trabajo o de cualquier otra actividad que desarrollemos en equipo es importante aprender a lidiar con quienes carecen de estos hábitos.

Reconozco lo frustrante que es tratar de sacar un trabajo cuando tenemos que estar literalmente “arriando” a los demás, pero la productividad personal son precisamente hábitos individuales que se ciñen a necesidades y aspectos de nuestro ámbito personal.

En este sentido lo más indicado es planear la improductividad, es decir, contemplar los tiempos en los que puede haber retrasos por falta de probidad y respeto por el trabajo que se está realizando.

Tienes que aceptar que el delegar no significa dejar que alguien inicie una actividad para que tú llegues a terminarla, si delegas muestra la forma en la que te gusta que se hagan las cosas, orienta, enseña y capacita.

No dejes que el estrés te invada cada vez que tienes que trabajar con alguien más, muéstrate entregado a dar lo mejor de ti y si no está en ti organizar, pon toda la diligencia en lo que te corresponde. Muestra con el ejemplo las técnicas que te funcionan para concluir satisfactoriamente tus tareas, pero no trabajes por los demás, porque eso te generará insatisfacción.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: No todos han tenido la oportunidad de conocer los “trucos” que te permiten vivir sin estrés y ser más productivo, alguna vez hemos estado ahí, sabiendo que tenemos que hacer las cosas, pero sin saber cómo hacerlas realmente, así que sé paciente y tolerante, trata de dar lo mejor de ti y no permitas que la frustración llegue a ti.

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

Delegar eficientemente

10 aspectos a considerar para HACER

Controla las Distracciones

Asumir el control productivamente

Productividad Personal: Empecemos por “hacer”

Fotografía de Stock.XCHNG

2 Comments

  1. ¡Hola observador Omar!

    Leyendo y releyendo tu entrada, me parece que está más dirigida a ser un lider dentro de un grupo inproductivo.

    Un lider lleva la delantera, enseña con el ejemplo, entrena, delega explicando las expectativas y hasta donde se puede utilizar la iniciativa y cuando hay que obtener la aprovación del curso de acción.

    Cómo lider, das los tiempos para que se complete la terea, pero no te esperas a que llegue la fecha límite, si no que asignas fechas intermedias para ver los avancesy así las cosas no queden a medias.

    Todo lo anterior es trabajo, sí, pero vale la pena para no estresarse.

    ¡Abrazos de tu martirizado por la alergia lector del norte! ¡Ajúa!

    • Hola Ricardo,

      Fíjate que el artículo salió derivado de una inquietud real a tener que trabajar con los no productivos, es complejo ya que no todos se han acercado a buscar técnicas que permitan mejorar la forma de hacer las cosas, pero la realidad es que en ocasiones es muy complicado ser quien lleva la delantera en un proyecto.

      Lo que si se vale es proponer fórmulas que te ayuden a solucionar las cosas de una forma más eficiente, pero no a todos les gusta trabajar así, por lo que hay que innovar y tratar de manejar las cosas sin estrés.

      Como bien señalas, vale la pena para no estresarse.

      Mil Gracias y me siento feliz de tu martirización, de esa se debe aprovechar siempre.

      Saludos,

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *