Pages Navigation Menu

Minimalismo: Entendiendo el dinero

dinerovolando

La concepción que tenemos del dinero es muy importante a la hora de hablar en términos Minimalistas, hace unas semanas platicaba con mi mamá sobre esto y resultó un tema muy interesante.

En esa conversación le explicaba a mi madre que en ocasiones nuestra concepción del dinero se enfoca más en el producto que en la utilidad que le daremos a las cosas. Para explicar mejor esto voy a utilizar tres ejemplos en dólares americanos para homogeneizar la idea con mis amigos de todo el mundo que conocen su equivalencia en su moneda local.

Ejemplo No. 1: Vas al súper y por hacer las compras de quince días te gastas U$150.00 lo que te incluye la comida para dos personas, algunos gustos (vino de mesa, golosinas, etc.) y sientes que ha sido mucho dinero lo que has pagado.

Ejemplo No. 2: Ves una blusa/camisa de marca que te llama la atención, su precio original es de U$300.00, sin embargo, hoy está en oferta del 50% y te cuesta solamente U$150.00 y te parece baratísimo, por lo que no dudas ni un segundo en hacerte con ella.

Ejemplo No. 3: Hay una oportunidad de irte de viaje de fin de semana con unos amigos, en total con transporte, hospedaje y comidas tus gastos ascienden a U$150.00, la experiencia es única y sabes que siempre con ellos te la vas a pasar de maravilla, sin dudarlo pagas el dinero y no te parece mucho.

¿Encontraste las diferencias? El monto es exactamente el mismo, pero aquí la forma en la cual te comportas ante las distintas situaciones está determinada por la emoción que le imprimes a cada una de ellas.

El dinero tiene el mismo valor, tenemos que comprender que nos cuesta exactamente el mismo trabajo (horas/actividades) conseguirlo, por lo que el verdadero análisis no está en el monto, sino en lo que realmente necesitas.

Este principio de necesidad es el que te va a ayudar a comprender mejor el manejo y la interacción que tienes con el dinero, ya que aquello que no necesitas no debería tener siquiera un valor para ti, no importa si es mucho o poco.

Por el contrario con aquello que realmente necesitas el monto siempre debe determinarse con base en tratar de conseguir lo que tenga mejor relación calidad – precio – durabilidad.

Así de simple, el dinero es un material de intercambio, pero tú debes aprender que ni lo barato es lo mejor, ni lo caro es lo peor, y viceversa. Tu vida debe girar en torno a lo que ocupas para satisfacer tus necesidades verdaderas.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: El Minimalismo es una herramienta que te ayudará a mantener bien claro el hecho de que el valor de las cosas por más mínimo que sea repercute en tu vida de alguna forma u otra, tus decisiones son las que te hacen comprender mejor esa relación con el dinero y tú eres el único responsable.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO” solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

 

Artículos relacionados 

El consumo racional minimalista

 

Fotografía  de Stock.XCHNG

 

 

 

3 Comments

  1. Buen artículo Omar, dejas claro la concepción minimalista de la consumista…
    El asunto es que cosas son e 1ª necesidad y cual no.
    En los niños, por ejemplo, el juego está 1º en la lista, incluso antes que el comer…
    Los sueños para muchas personas son alimento imprescindible.
    Estamos ablando de sentimientos puros y primarios, pues las necesidades según un economista son diferentes a las de un humanista…
    Me viene a la memoria una noticia que corrobora que los sentimientos son primordiales: Afectó a la zona de los sentimientos.
    Un británico pierde la capacidad de estar triste tras un ictus.
    Un derrame cerebral afectó al lóbulo cerebral que controla los sentimientos. El ictus le dejó incapaz de estar triste.
    http://www.libertaddigital.com/ciencia-tecnologia/salud/2013-08-23/un-britanico-pierde-la-capacidad-de-estar-triste-tras-un-ictus-1276497845/
    Parece ser que ya nunca está deprimido, esto a simple vista parece la parte positiva del asunto, ¿Pero un ser humano sin sentimientos, es humano?
    Por eso mismo las organizaciones acuden a manipular los sentimientos, lo mismo hacen las grandes corporaciones comerciales, su maquinaria publicitaria está enfocada a la manipulación de los sentimientos, bien vía colores o mensajes más o menos subliminares…
    Un abrazo hermano.

  2. Mi estimado amigo, considero que en este análisis realista no contemplaste algo muy real, si el valor del dinero depende del esfuerzo y como mencionas siempre te cuesta el mismo trabajo por lo que siempre tiene el mismo valor, es una falacia.

    Muchas veces en un buen negocio puedes ganar mucho dinero sin el mismo esfuerzo, por lo que el dinero tiene un valor menor por lo que el gastarlo también es mucho mas fácil que cuando sudas por el.

    Abrazo amigo.

  3. Omar:

    Interesante las comparaciones que pones sobre la mesa. Hay un concepto fundamental de economía que explica el problema. Se llama “Utilidad Marginal”. El valor es subjetivo, y el valor que le asignas al recurso que tienes está vinculado con la utilidad marginal de la última pieza de ese recurso.

    El ejemplo que se usa normalmente es el del agua. ¿Por que vale tan poco si es un recurso tan relevante para la vida? Porque es abundante (obvio, donde lo es). Con el primer vaso sacias tu sed, con el siguiente te lavas, con el siguiente riegas tu planta, y así sucesivamente hasta llegar al último. Ese último es el que define el valor de ese recurso en ese contexto específico.

    En el caso de tu comprador, estamos hablando de alguien que valora de manera similar las mismas cosas. El problema sería si sólo tuviera los 150 y debiera elegir entre entre las otras cosas. La necesidad de comer supera todo lo demás.
    Pero si tiene dinero suficiente para hacer las 3 cosas, para el resulta indiferente elegir entre esas 3 opciones. Y puede darse el lujo de actuar compulsivamente.

    Te mando un abrazo!

    JC
    http://www.comomeorganizo.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *