Pages Navigation Menu

Minimalismo ¿Cuándo es demasiado?

Normalmente podemos tener una cierta cantidad de cosas, léase enseres personales, ropa, libros, discos, películas, etc. Hace poco alguien comentó por ahí que el Minimalismo no es la opción, que es imposible y que nunca se sabe cuando es demasiado.

 Yo no soy el portador de la absoluta verdad, pero si sé reconocer algunos aspectos muy puntuales del momento en el que se tiene demasiado, creo en el Minimalismo como una opción viable para muchos de enfocar la vida en experiencias importantes más allá de las adquisiciones materiales innecesarias.

Como Minimalista Racional, en mi práctica constante les puedo decir que he encontrado algunos supuestos “universales” para detectar cuando es demasiado, en cierta forma son los principios básicos para entender que estamos viviendo en un estado de saturación, todos estos son indicativos de que tenemos más cosas de las que en verdad necesitamos.

Sabrás cuando es demasiado en el momento en el que te encuentres en alguno de estos supuestos:

Cuando no sabes dónde está cierto artículo que necesitas en ese momento.

Cuando todos tus espacios están tan saturados que ya no cabe nada más, una cosa sobre otra.

Cuando tienes cosas que no usas hace mucho tiempo, pero que te da sentimiento tirar.

Cuando para donde voltees encuentras cosas fuera de lugar.

Cuando has tenido que recurrir al piso para poner muchas cosas que debieran estar en otro lugar.

Cuando encuentras cosas repetidas por doquier y solo usas una muy de vez en cuando.

Cuando en lugar de depurar lo que tienes de sobra lo vas acumulando por mucho tiempo.

Cuando abres un cajón y lo ves repleto de cosas, tanto así que todo está encimado.

Cuando alguien te devuelve algo que prestaste y ni siquiera recuerdas haberlo hecho.

Cuando al abrir una maleta encuentras dentro cosas que no usas desde la última vez que la ocupaste.

Cuando prefieres no abrir un cajón o un armario con tal de no ver y organizar todo lo que ahí guardas.

Cuando algunas cosas se caen por sí solas, debido a la falta de espacio real para acomodarlas.

Para comprender mejor esta lista sería muy bueno que te ubicaras en el supuesto, imagínate todo lo que tienes y ponte a pensar si tienes mucho. Es fácil detectarlo, lo difícil es aceptarlo.

Yo siempre uso el ejemplo de la habitación de hotel, donde puedes llegar, tienes el espacio perfecto para guardar tus cosas, no hay nada más pues es solo de paso, pues bien, imagínate vivir de esa forma, creo que es posible.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Demasiado es comprender que en el momento en que te sientes saturado con más de lo que ocupas, puedes optar por tener lo necesario, siempre hay un camino, una vía.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

La depuración consciente

Observa a los que menos tienen  

Todo lo que necesito es…

Cómo iniciar en el Minimalismo

Minimalismo: No se trata sólo de pertenencias materiales

Fotografía de Stock.XCHNG

6 Comments

  1. Acertado como siempre Omar, tu artículo ha sido el espejo en el que he mirado y he visualizado mi situación actual…

    Nada que no tenga solución, escribo estas líneas y me pongo a la tarea de minimizar mi ahora anti minimalista espacio. He cumplido todos y cada uno de los supuestos que pones…
    ¿Me darás un premio por caótico :)?
    Un abrazo
    Ávalon

  2. Es muy bueno Omar. En estos momentos estoy leyendo el libro con la vida de Steve Jobs, y parece que la forma en que él lo manejaba era algo así como “quitar aquello que no es necesario”. Si al hacerlo (en el transcurso de un desarrollo por ejemplo) descubrían que no lo podían evitar por algún buen motivo, lo volvían a dejar en su lugar.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: Cuando el tiempo para pensar es escaso

  3. Tienes toda la razón Omar. Voy a revisar mi casa otra vez. Ah y lo de Steve Jobs… tengo la misma percepción que JC. Un abrazo.

  4. Such an ipmrseivse answer! You’ve beaten us all with that!

  5. Bueno, sí, siendo minimalista te puedes equivocar y a lo mejor a veces te quedas un poco corto y otras te pasas. Pero he dicho que soy minimalista, no perfecto.

  6. Gracias por tus consejos. Yo en lo personal y dado que en mi país Chile existen por así decirlo dos estaciones bien marcadas, verano e invierno, suelo guardar la ropa que no corresponde a la estación y es en ese momento cuando me pregunto por cada uno de los “artículos”. Si no lo usé nunca o está desgastado o simplemente no me queda, generalmente lo regalo o vendo. De esta manera mantengo el control.

    Un abrazo

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>