Pages Navigation Menu

Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario

Mesa-de-centro-movibles-y-minimalistas

Más que una cultura, una moda, una imposición, ser minimalista es un estilo de vida que te da la oportunidad de tener aquello que realmente necesitas para poder enfocarte en lo importante y lograr cambios sustanciales y positivos en tu vida.

Para muchos la “etiqueta” es importante, ser Minimalista, pero esencialmente se trata de algo mucho más personal que otra cosa, es aprender a vivir con lo necesario, deshacerte de aquellas cosas que saturan tu espacio, que no utilizas y que solamente tienes por tenerlas.

Aprender a desprenderse de aquello que no se necesita es un proceso personal y sumamente interesante que requiere de un poco de práctica pero que no es tan difícil como se piensa.

Durante nuestra vida van llegando a nosotros diversos artículos, acumulamos recuerdos de eventos, lugares, cosas que nos dan y muchas cosas que no tienen una utilidad práctica, a veces ni siquiera decorativa.

Hay dos tipos de artículos que necesitas: Lo que ocupas por lo menos una vez a la semana para hacer tus actividades cotidianas, es decir, está presente en todo momento en tu vida, por otro lado aquello que utilizas al menos una vez cada seis meses cuando asistes a un evento importante o en algún lugar donde se utiliza.

Fuera de esto, todo aquello que tienes, pero que no usas regularmente debe pasar una fuerte inspección analítica por tu parte, a menos que exista algo muy significativo para ti, tan significativo que semanalmente le dediques un minuto a valorarlo, aquello que solo está llenándose de polvo es susceptible de salir de tu vida.

Y ¿Cómo hacerlo? Pues bien, esos recuerditos del viaje de hace 20 años, esas libretas viejas, los libros que dijiste que leerías, las revistas, todo lo que has ido guardando por tanto tiempo, simple y llanamente tíralos, no pasará nada, en verdad, el mundo no dejará de moverse.

No creas que te arrepentirás a las pocas horas, no ocurre, tu cerebro no puede extrañar algo que no necesita, ¿quieres comprobarlo? una técnica muy especial es la de sacar todo lo que tienes y empezar a guardar solo lo que has ocupado recientemente, aquello que no sepáralo, guárdalo aparte.

Tan pronto como te des cuenta que realmente ha pasado una semana en que no lo has utilizado, tíralo, no te fijes nuevamente, solo sácalo de tu vida de una vez por todas.

Las posesiones materiales que se van acumulando en nuestras vidas no tienen realmente una función especial, recupera tu espacio, disfrútalo y date cuenta que tener tus cosas en orden es más fácil si solo tienes lo que realmente necesitas.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: No te “etiquetes” de ninguna forma, solo actúa en consecuencia por llevar una vida mejor con base en aquello que realmente necesitas. Es más fácil controlar el mínimo que tratar de dar con algo cuando tienes demasiado. Aprende a vivir con lo necesario, no es tan difícil como parece.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

 

Artículos relacionados 

El consumo racional minimalista

 Minimalismo: Entendiendo el dinero

Fotografía  de Stock.XCHNG

 

 

 

10 Comments

  1. Estoy viviendo una contradicción, una paradoja en mi minimalismo…
    Arrastro libros que en su momento adquirí, no los he tirado ni donado (que lo considero más acertado), en una revisión de ellos, tropiezo con uno (que ni siquiera había abierto) ojeo la introducción y comprendo el por qué de mi no lectura de él…
    Se precisaba la madurez intelectual que tengo hoy.
    Era muy joven y falto de reflexión (aunque no lo suficiente irreflexivo puesto que lo guardé).
    Hoy estoy inmerso en su estudio, no lectura pues ese libro no se lee, se estudia.
    Me estoy refiriendo al libro “El destino humano” de Lecomte du Noüy , me ha cautivado su contenido…y si soy capaz de asimilarlo creo que seré más grande y mejor.
    De lo que deduzco, que si me hubiera desprendido de él, hoy ese conocimiento se me escaparía…
    ¿Debemos reflexionar más profundamente sobre las quitas que le hacemos a nuestras posesiones con motivo de un minimalismo radical?
    Efectivamente, si lo hubiese tirado, no lo habría echado de menos…pero carecería de su conocimiento aportado.
    Es solo una reflexión.
    Un abrazo

    • Hola Ávalon,

      ¡Qué gusto saludarte mi buen amigo! Pues mira, tu reflexión me ha parecido más que acertada ya que aquí es donde debe entrar el sentido común, a mí me ha ocurrido algo interesante con respecto a los libros, antes compraba muchos, sin embargo no siempre los terminaba de leer, había ocasiones que ni los empezaba, hay muchos otros que he regalado también sin ver, pero no creo que esté mal dar una oportunidad a aquello que realmente nos interesa; sin embargo la regla es que no se vuelva saturación.

      Ese es el tema, ¿sabías que algún día ese libro no iba a llegar a ti? Si no hubieras hecho esa revisión, tal vez hoy seguiría ahí, a lo que voy es que la conciencia minimalista nos ayuda a generar este tipo de revisiones cotidianamente.

      Te mando un abrazo.

      Omar Carreño

  2. Respecto a los recuerdos…esos sí me estorban.

  3. Es importante también no considerar sólo el valor de las cosas que tiramos. Es decir, si consideramos que almancenar no tiene coste, almacenaremos cualquier cosa por nimia que sea, porque es posible que nos ayude en el futuro.

    El minimalismo sobre todo consigue darnos tiempo libre, descargar preocupaciones y dedicarle más tiempo a lo que realmente importa. Por eso la pregunta antes de tirar algo debería ser más bien: ¿va a ser esto en alguna ocasión en los próximos 2 años el objeto más útil para hacer algo? Porque, por ejemplo, un libro interesante no lo leeremos nunca si tenemos cosas más interesantes antes. Y saber priorizar en ese sentido también es minimalismo y resulta extremadamente útil.

    Un saludo Omar

    • Hola Iago,

      Muy interesante tu reflexión, ya que considero que el Minimalismo precisamente busca aligerar la carga emocional que genera la saturación desmedida, hoy tenemos muchas herramientas que nos ayudan a evitar tener cosas que no nos sirven de nada, creo que el intercambio, las rentas y demás ideas son opciones necesarias para lograr este equilibrio.

      Por eso yo no le doy ni uno, ni dos años menos a las cosas, si en tu vida cotidiana algo es tan útil lo será en ese preciso momento.

      La reflexión minimalista tiene que caer precisamente en ese momento y enfocarnos más en la utilidad de las cosas que en cualquier otro aspecto.

      Excelente apunte amigo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Buen apunte Iago. El valor de algo es tambien relativo pero ojo porque como dice Avalon eso puede ser acicate también para quedarte con él.

    Al final, en esto de las revisiones creo que hace falta una pizca de decisión y valentía para regalar, tirar, etc. sin mirar atrás.

    • Hola Rubén,

      Creo que el inicio del proceso Minimalista es el más duro en cuanto a que no se requiere una pizca se requiere mucha decisión y valentía para poder deshacernos de esas cosas que en algún momento consideramos “lo mejor que nos podía pasar en la vida”.

      Estoy convencido que el valor económico de las cosas siempre será un factor por el cual queremos conservarlas, sin embargo en el minimalismo hay algo más, hay una fuerza más grande que es la posibilidad de demostrar que tenemos libertad de acción y movimiento.

      Mil gracias por tu comentario amigo…

      Un abrazo

      Omar Carreño

  5. Este año decide tener menos no pienso con.parar ropa nada pero eso no quiere decir que voy a tirar todo lo que es collecionado a la basuras o regalar es mi libros simplemente tengo conciencia de que hay cosas con las que se puede vivir y no pasa nada creo que todo extremos es nocivo hay que encontrar un termino medio como seres individuales no comprare cosas innecesaria pero tampoco me iré al otro extremos de vivir casi como un mendigo eso no es saludable ni humano.

    • Hola Margarita,

      Primero que nada, muchas gracias por tu comentario, creo que tienes mucha razón.

      A veces creer que tienes que hacer algo te puede afectar, yo no te diría que te deshagas de tus cosas, pero ¿no crees que tal vez podrías darles un mejor lugar? Tal vez guardar aquello que no has ocupado para generar mayor espacio.

      Entendamos que el Minimalismo y todas las corrientes que deseamos adoptar tienen sus puntos de equilibrio, es importante saber qué quieres hacer tú.

      Mil gracias por tu comentario.

      Saludos

      Omar Carreño

  6. Yo creo que hay que hacer una revisión tanto externa como interna. Creo que además de acumular objetos, también acumulamos pendientes, miedos, sueños viejos, preocupaciones, consejos, críticas, responsabilidades, exigencias auto-impuestas, “deberías”, etc. Muchas veces no nos percatamos de que también podemos elegir deshacernos de eso, siempre haciendonos cargo, pensar por qué las guardamos tanto tiempo en nuestra mente. Me parece muy buen lugar para empezar este proceso nuestra vida material, por que en este aspecto siempre nos están tentando a acumular, siempre nos están haciendo creer que consumiendo objetos y experiencias seremos más felices, y terminamos saturandonos de toda esa oferta. Aprender a poner un limite a lo material tal vez nos ayude a poner un limite en otros aspectos de nuestra vida. Evaluar cuánto de eso que recibimos de los demás necesitamos para vivir.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Quitando las intrigas detrás del minimalismo | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - [...] Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario [...]
  2. Almacenamiento en la nube ... vaya dolor de cabeza | jorgealastuey.com - [...] … ¿ de qué nos sirve tener algo si no lo utilizamos ?. Aquí ahora vendría el debate sobre…
  3. Finanzas y Minimalismo en pareja | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario […]
  4. El control emocional, fundamental para el Minimalismo (parte I) | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario […]
  5. 12 Cambios Minimalistas que marcarán una enorme diferencia en tu vida | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario […]
  6. ¿50 pares de tenis?  Ni que fueras ciempiés…   | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *