Pages Navigation Menu

Mi estrategia para el trabajo duro

Creo que a todos nos ha pasado más de una vez que en ciertas ocasiones el trabajo se acumula de tal forma que nos vemos en una situación compleja, mucha saturación de actividades.

En ocasiones hasta la mejor planeación se puede ver afectada por factores externos que condicionan situaciones que si no se atienden debidamente pueden llevarnos a una presión y estrés innecesarios.

En este momento me encuentro en una situación similar, por diversas cuestiones que han ocurrido desde mi viaje a Ciudad Juárez, temblores y algunos problemas con el sistema de luz eléctrica, mi planeación se vino abajo y no, ni así me permití llevarme trabajo a casa, el descanso es primero.

Entonces viene lo que denomino la estrategia para el trabajo duro.

¿Qué es? Es un sistema exclusivo de emergencia, es decir, si no hubieran ocurrido los imponderables que les comento nunca me hubiera permitido llegar a esta situación.

¿De qué se trata? Tienes que tomar medidas drásticas con base en el sano juicio y el sentido común, es decir, aquí lo importante es concluir aquellas actividades que son prioritarias, lo que ya tenías originalmente programado, dentro de un horario normal de trabajo.

¿Cómo funciona? Se eliminan todos aquellos elementos distractores o ajenos a la actividad de manera tal que haces una pausa en lo que no tienes que concluir en una fecha límite o que de no hacerlo no trasciende ni afecta a tu desenvolvimiento personal o profesional.

¿Sus restricciones? No te puedes permitir llevar este estilo de vida todo el tiempo, es una cuestión exclusivamente para emergencias y que tiene como finalidad salir de esta eventualidad.

¿Observaciones? Hay algunos factores clave que se deben tomar en cuenta, dentro de nuestra planeación diaria deben haber tiempos de recreación, de ocio, de distracción, incluso de aprendizaje, pero cuando se está en una situación de emergencia, esto puede esperar, no ocurre nada si se suspende este proceso unos días.

La estrategia funciona de la siguiente forma:

Se eliminan las distracciones en su totalidad, pero es una cuestión drástica, no debes permitirte salir del estado de flujo tan fácilmente, esto es algo que durará todo el día y no sólo mientras realizas ciertas actividades:

  • Desconectar internet completamente.
  • Dejar de revisar el correo electrónico personal.
  • Apagar el celular.
  • Alejarme de cualquier cosa que sea una distracción para mi mente.

Planea las actividades en orden secuencial, es decir tus proyectos y próximas acciones ya no están determinadas por tu energía o el tiempo de duración, se trata de ir concluyendo tareas de forma tal que vayas finalizando proyectos.

Planifica tus descansos, ya que en una situación digamos “normal”, tal vez tu organización te permite descansar tras concluir tus actividades, como un premio al haber realizado determinada actividad, pero en la situación de emergencia debes ponerte horarios establecidos para tomar una pausa y respetarla muy bien, ya que cansado el cuerpo no reacciona mientras tenga un cansancio real, en ocasiones bastará levantarse a servirse un vaso con agua, en otras es útil tomar aire y salir.

Desconéctate totalmente al concluir la jornada, ya que si te llevas la carga de la emergencia contigo, ni siquiera estarás bien en un lugar ni en otro, es decir, al salir de la oficina sigue con tu vida como si no estuvieras en un estado de emergencia, si no sería lo mismo que te quedaras trabajando hasta las doce de la noche.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: En ocasiones hasta la mejor planeación se ve afectada por factores ajenos a nuestra voluntad, aprender a actuar de manera lógica y práctica en esas situaciones nos permite evitar la llegada del estrés y continuar con nuestra vida de la mejor forma en lo que termina la “emergencia”.

 Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

La mejor forma de ser realmente productivos

La batalla contra el S3

Controla las Distracciones

Asumir el control productivamente

Fotografía de Stock.XCHNG

4 Comments

  1. Me ha llevado un poco a engaño el título pero la verdad es comprendo y comparto el método. Quizás no lo llevo a cabo de la misma manera pero coincido en el principio de que en algún momento hay que declarar el estado de emergencia y saltar ciertas “tareas rutinarias” que no aportan casi nada. Sin embargo, cuando tienes un plan B para las emergencias, el problema que suele aparecer es que vemos urgencias por todos lados. ¡A usar con cuidado este método! Un saludo Omar.

  2. ¡Hola atareadísimo Omar!

    Excelente aportación, y es que el mundo no es perfecto y situaciones como las que estas pasando estos momentos, a todos nos ocurren. Y es excelente por que nos permite contar con el plán de contingencia para salir al paso de una emergencia.

    ¡Abrazos desde la soleada Ensenada!

  3. Hola Omar.

    Realmente me parece aunque un poco drástico, pero si con mucha lógica lo que propones. Sería como un plan DN-III laboral, al menos así lo visualizo.

    Considero que puede ser adaptable a cada caso en particular, pero si con la plena conciencia de que se está en una situación extraordinaria que de no ser atendida traerá muchas complicaciones futuras.

    Hay 2 puntos que destaco muchísimo. El primero que nada está por encima de tu salud, y el segundo que hay que desconectarse de esa emergencia al salir. Alguien me dijo hace tiempo, “cuando hay mucha chamba, no como ni duermo, primero está mi chamba”. Lo cual es triste.

    Por lo demás, deseo sinceramente que pronto salgas de esa emergencia laboral, y que todo salga como lo esperas.

    Es un post que me gustó mucho hermano.

    Te mando un abrazo.

    Saludos

  4. Omar, si te funciona, debes seguir haciéndolo. Tener un plan de acción para momentos de contingencia viene mejor que bien.

    Aunque quizás vendría mucho mejor crear el hábito de no comprometerse con más trabajo del que puedas abarcar. Aún así me quedo con tus consejos es bien cierto que en ocasiones, las distracciones (que cada vez están mejor hechas) pueden llegar a entorpecer nuestro ritmo de trabajo.

    Un abrazo, ¡y sigue así!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>