Pages Navigation Menu

La importancia de buscar un camino que te dirija a lo importante

Father-Daughter-Guitar-43-e1455111106294

Pues aquí estoy nuevamente tratando de retomar mi blog, lo cual supone en este momento de mi vida un reto adicional, considerando todas las cosas nuevas que tengo que desarrollar y por las que busco aprender a cada minuto.

Me causa mucha gracia, pues cuando creí que ya había llegado a un punto de equilibrio en todas mis actividades, resultó que el inicio de año es todavía más complejo que el cierre del año, entonces pues a seguir apretando las tuercas, pero nada que no pudiera sobrellevar.

La verdad de las cosas es que si extraño mucho todo lo que implica llevar mi blog, sin embargo, cada cosa que realizo en mi trabajo actual supone un conocimiento nuevo, un reto y un escalón más que subir, por lo mismo ocupo mucho mejor cada minuto.

En este sentido, hoy quiero aprovechar este tiempo con ustedes para platicarles un poco de la simplicidad con la que ahora percibo la vida.

Tengo en mi memoria recuerdos de una infancia muy bonita, en las que a veces mi papá se quedaba jugando conmigo en una colchoneta, formábamos todas mis figuras de Star Wars y después empezaba la guerra, utilizando canicas para tirar los muñecos. También recuerdo que siendo un poco más grande mis papás nos llevaban a mi hermano y a mí a jugar al parque. Hoy en día me es difícil recordar las cosas malas que me imagino hubieron, simplemente tengo conmigo cosas buenas, buenos recuerdos, momentos, la vida.

Definitivamente muchos de esos recuerdos van forjando nuestra vida, muchos de esos recuerdos se van transformando en principios y en ideas de cómo vivimos y cómo nos gustaría vivir.

En mi realidad actual, tengo, junto con mi esposa, la oportunidad de forjar el carácter de mi hijito, de darle cariño y de ayudarlo a ser alguien productivo para el mundo al que se enfrentará conforme vaya creciendo.

Por lo tanto, creo que los cambios que tuve oportunidad de implementar en mi vida, antes de que naciera mi hijo, me han ayudado a disfrutar mucho más su crecimiento y desarrollo. Quiero explicarles porqué.

En la forma en la que mi mente funcionaba antes de encontrar el camino hacia la productividad y el minimalismo, estoy convencido que hubiera seguido sintiendo que mi responsabilidad estaba enfocada en trabajar, trabajar y después seguir trabajando.

Tal vez hubiera seguido obsesionado con las cosas que tenía que comprar y pagar para “darle un sentido a mi vida”. Estoy seguro que en mi mente no hubiera habido espacio para cambiar todo con tal de disfrutar momentos con mi familia.

De igual forma creo que viviría buscando más presiones y preocupaciones innecesarias, estaría casado con el “tengo que” y eso no implicaría a los seres que más me importan.

Puedo reconocer que empezar a escribir en este blog e ir describiendo mis procesos fue un parte aguas que me han dado la oportunidad de valorar y entender lo que es realmente importante en mi vida.

Recuerdo que cuando me ofrecieron mi promoción en mi anterior trabajo, todo era tendiendo a una mejora familiar, (leer este artículo) sin embargo, cuando empezaron a necesitar más de mi tiempo personal, fue cuando decidí empezar a buscar y después vino el cambio tan radical que ahora estoy viviendo. Estoy convencido que de no ser por todo lo aprendido en el camino actual, no hubiera apostado por ese cambio y al ver que no empataba con mis necesidades actuales me hubiera quedado aceptando un trabajo de lunes a domingo.

En fin, las cosas ahora las percibo de diferente manera, la prioridad número uno es mi familia, disfrutar con ellos y sobre todo, tener la oportunidad de llegar y como lo hacía mi papá conmigo, sentarme en el piso y jugar, jugar y volver a ser niño, ver caricaturas, levantarme temprano los fines de semana y tener el privilegio de darle de desayunar. En fin ejercer mi paternidad con mucha alegría.

Además así también tener tiempo para mi esposa, hacer cosas juntos y platicar, crecer, en fin una vida más llena de eso que le da sentido y alegría, la generación de momentos.

Ahora quisiera preguntarte, ¿hace cuánto tiempo no te pones a reflexionar en estos aspectos de tu vida? ¿Realmente estás viviendo? ¿Estás disfrutando tus momentos? ¿Estás haciendo algo importante? ¿Estás cultivando bien tus relaciones?

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Tenemos una oportunidad de lograr cosas importantes, esas cosas importantes son formar parte del gran proyecto llamada vida, no la desperdicies, aprovéchala y marca diferencias.

Omar Carreño

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Conoce mi nueva página de Facebook: bloganalisisrealista

Publicidad #SoyProductivo

Artículos Relacionados

Viviendo al amparo del Minimalismo Racional

Cómo ser minimalista en el mundo del consumo

4 Claves para triunfar en el Minimalismo

Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario

El consumo racional minimalista

Minimalismo: Vivir de la mejor manera que puedas hacerlo

Fotografía   de Stock.XCHNG

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *