Pages Navigation Menu

La feliz desconexión

IMG_8279

Han sido semanas muy silenciosas de mi parte, tal vez demasiado, llegó la semana previa a mis vacaciones y toda la  presión se apoderó de mí, muchas cosas, nuevas funciones, nuevas responsabilidades y como siempre el deseo por hacer las cosas lo mejor posible, así llegué a mis vacaciones de verano arrastrando la cobija, suplicando por descanso y buscando desconectar.

No mis queridos lectores, no es que uno quiera dejar de escribir, no se trata de que uno no quiera compartir experiencias, es que dejamos de verlas, la saturación laboral, todas las presiones se vuelven enemigas de la creatividad, matan el tiempo y no nos dejan avanzar, es necesario desconectar.

Este tiempo me ha servido para descansar, recuperarme de algunos padecimientos que me anduvieron aquejando durante todo el mes de julio y hoy llego mejorado más tranquilo y más inspirado, salir de la rutina nos permite ver las cosas con otro aire, hoy tengo nuevos bríos para compartir cosas, muchas de las cuales llegan cuando empiezas a encontrar el silencio tranquilo y la inspiración.

Puedo decir con mucho orgullo que ahora sí estoy a días de lanzar mi nuevo libro #SoyProductivo, me siento sumamente contento con el resultado obtenido, más nunca conforme, como dice Augusto Pinaud, no hay nada más terrorífico y exigente que lanzar tu libro al mundo, pero ahora sí tengo el valor de hacerlo con mucha felicidad.

Desconectar se trata de eliminar tu rutina, desprenderte de tu esencia, alejarte de todo y resetear el disco, es volver a encontrar contigo mismo alejado de todo lo que crees que es necesario para ti, esa extraña sensación de alejarte de todo lo que crees que tienes que hacer y quedarte en la nada, hasta llegar al momento en que empiezas a hacer las cosas por gusto y no por obligación, la presión se olvida y todo empieza nuevamente a funcionar.

Recomiendo realizar esto cuando menos dos veces al año y por más de cuatro días, busca la oportunidad de hacerlo, no desaproveches nada y recuerda que son los momentos los que te brindan la verdadera felicidad.

No creas que es imposible, muchas veces basta juntar un fin de semana largo, y créeme de lo que se trata es de romper completamente tu rutina, jugar, correr, brincar, y después de ahí sentirás que tu cuerpo empieza a reaccionar mejor a los estímulos positivos de cada día. Olvídate del teléfono, haz todos los pagos antes, elimina Internet, todo.

En mi caso después de una semana nuevamente retomé una rutina de trabajo, haciendo actividades domésticas que hacían falta y después detalles que faltaban de mi libro, en fin, hoy estoy de vuelta en mi oficina y mis dedos caen sobre el teclado con gran facilidad, es consecuencia de la feliz desconexión.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Lograr una desconexión realmente efectiva te llevará en un dos por tres a lograr cambios en tu ánimo y tu actitud, no dudes en aprovechar cada oportunidad para salir de la rutina y “resetear” tu vida.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO” solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos Relacionados

 

La simplicidad y sencillez del Minimalismo

Conviértete al Minimalismo y mejora tu vida

Simplemente: Mejora tu vida

Ideas productivas para la vida cotidiana

 

Fotografía  personal

 

 

 

One Comment

  1. MUCHAS FELICIDADES OMAR! UN GRAN ABRAZO 🙂

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *