Pages Navigation Menu

Incorpora una mentalidad productiva

He tenido la oportunidad de comentar con algunos amigos algunos aspectos sobre la productividad personal, entre ellos hubo quien me comentó que de qué servía dedicarse por las mañanas a gestionar las tareas más importantes si el trabajo de cualquier forma nunca termina.

Su comentario no me alarmó en lo absoluto, creo que es el sentir de muchas personas, pero definitivamente siento que ante ese tipo de argumentos es muy fácil vislumbrar que lo que hace falta es incorporar una mentalidad productiva.

La mentalidad productiva no refiere nada más los hábitos que hay que modificar para gestionar nuestras tareas, ni tampoco los sistemas que utilicemos para organizarnos, es mucho más que esto, es generar una actitud para lograr que nuestra vida se torne en todos los sentidos mejor, ahora me explico.

Cuando asumimos una mentalidad productiva estamos creando en nosotros un estilo de pensamiento distinto, desde que te despiertas por la mañana tienes una actitud distinta, pues conoces por donde va a marchar tu día y tienes pleno control de todos las aristas que componen tu universo personal.

En este punto no voy a involucrar ningún sistema en específico, aunque he de reconocer que no podemos limitar nuestra productividad personal al área laboral, el control que una mentalidad productiva te brinda, te permite gestionar adecuadamente todas tus áreas de responsabilidad; es decir, todos los elementos que conforman tu vida y hacia donde la quieres dirigir, pero para esto si es útil emplear un Sistema como GTD.

Recordemos que la productividad personal no implica tanto el hacer las cosas, sino cómo hacerlas de tal forma que nos resulte mucho más sencillo y adecuado terminar todas nuestras actividades, retomando la idea inicial, definitivamente no podemos esperar que el trabajo termine, pero una mentalidad productiva nos permite determinar la mejor forma para desarrollarlas.

Algunos de los principales beneficios de incorporar una mentalidad productiva son los siguientes:

  • Eliminas el estrés causado por una mala organización.
  • Organizas mejor tus tiempos para terminar tus actividades.
  • Te enfocas previamente en aquello que es importante.
  • Determinas ciertos tiempos para ti mismo.
  • Asumes una mejor actitud ante todos los inconvenientes que se presentan.
  • Disfrutas mucho más de tus tiempos libres.
  • Disminuyes radicalmente cosas las cosas que olvidas.

El poder sentirte a ti mismo como una persona productiva, te hace cambiar radicalmente la forma en la que te miras hoy en día, empiezas a sobresalir por la forma en la que desempeñas y gestionas tus actividades cotidianas, simple y sencillamente te sientes productivo.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Tener una mentalidad productiva no significa convertirse en un robot y hacer todo bajo un cierto esquema de pensamiento, tener una mentalidad productiva significa establecer en tu cerebro la idea positiva de que las cosas pueden gestionarse de tal modo que tu tienes el control absoluto de tu vida.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Puntos fundamentales para mejorar nuestro actuar diario

¿Por qué ser productivos?

Productividad Personal: Empecemos por “hacer”

Productividad Personal: Modifica tus hábitos

Fotografía de Stock.XCHNG


3 Comments

  1. Hola Omar

    Ciertamente ser productivos es cuestión de actitud, de nada sirve que sigamos todas la reglas y métodos de productividad si no estamos convencidos de ello. La productividad, el minimalismo y cualquier otra doctrina que sigamos para mejorar nuestra calidad de vida tienen que ir acompañado de constancia y disciplina, debemos estar claros que es un proceso que lleva tiempo, claro esta no a todos nos resulta igual, pero los cambios son notables a partir que comienzas con este estilo de vida y esto va a depender de la ganas que le pongamos para ser cada día mejor…!
    Como siempre excelente articulo

    Saludos

    Daile

  2. Hola Omar,

    ¡Cuánta razón tienes! Una mentalidad productiva es una cuestión de actitud, no de métodos ni de herramientas. Esa actitud es difícil adoptarla al principio, pero una vez que se van viendo los resultados, la mentalidad productiva se retroalimenta y se hace más fuerte.
    Si bien es verdad, que también hace falta una metodología, GTD o la que sea, porque como dice el anuncio: “La potencia sin control no sirve de nada” :)

    Un abrazo

  3. ¡Hola paciente Omar!

    Caray, esa idea de que para que enfocarte a ser productivo cuando el trabajo nunca se acaba, es como decir que no vale la pena bañarse ya que te vas a ensuciar de vuelta. ¡Que extraña resulta ser la gente!

    De acuerdo en que debemos de controlar nuestra vida, saber que hacemos, cuando, como y el propósito para llevar a cabo tal o cual actividad. Si no lo controlamos, entonces seremos una hoja arrastrada de aquí para alla sin control alguno.

    ¡Abrazos pariente!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>