Pages Navigation Menu

Honestidad financiera

 

Este mes he decidido ser un poco más honesto conmigo mismo, ¿De qué me sirve decir que estoy ahorrando si tengo deuditas? Es evidente que si aún debo algunas cosas, no puedo decir que estoy ahorrando, estoy “jineteando” el dinero y prefiero liquidar deudas.

Este principio de honestidad con nosotros mismos es aplicable en todos los sentidos de la vida, no existe nadie que nos conozca mejor que uno mismo; ninguno de nosotros puede saber qué es lo que siente y piensa cada persona a menos que nos ubicáramos en su cerebro y viéramos todo lo que pasa en su interior.

Financieramente es igual, podemos decirle al mundo que estamos bien, que todo va de maravilla, sin embargo si acumulamos deudas en tarjetas de crédito, o con préstamos a otras personas, sinceramente, no estamos bien.

Con esto no estoy diciendo que tengo deudas estratosféricas, sino que prefiero empezar a hacer bien las cosas y dejar de deber y pagar mis totales sin afectar mi presupuesto mensual con pagos de la quincena pasada.

¿Por qué no mantener siempre las cosas en orden? Bueno como todo en la vida se deben realizar procesos de acoplamientos sean sentimentales, financieros, legales, etc. La cosa es tener honestidad con uno mismo.

Conozco gente que aparenta muchísimo más de lo que en realidad tiene y es ahí donde yo me pregunto, ¿De qué sirve la apariencia si se vive en un engaño personal? Nadie te va a creer nunca algo que no eres, mejor acéptate en tu momento y tus circunstancias y cumple cabalmente con tus compromisos para lograr sacar el verdadero “YO” a quien en verdad podemos ir perfeccionando.

Las cuestiones financieras se pueden ejemplificar con casos de la vida diaria, al final de cuentas todos los acontecimientos se encuentran interrelacionados unos con otros.  Tener una obligación económica constituye un lastre que vamos cargando día con día, es más fácil, reducirlos a su mínima expresión y hacer un proceso de acumulación de activos no de pasivos.

 Nuestra consciencia es la única que nos podrá juzgar realmente sobre las cosas que hacemos, lo que piensen los demás constituye un simple y sencillo juicio exterior, pero lo que nos debemos a nosotros mismos, es un respeto como el que a nadie más se le brinda.

Los consejos financieros para esta entrada son:

1. No vivamos cómplices de la deuda, cuidemos nuestro nivel de endeudamiento bajo el principio de Gasta menos de lo Ganas: G – G

2. Lleva un control, no te digo que te hagas adicto al excel como es mi caso, pero si manejas tarjetas de crédito, tan pronto compres paga o en su caso planea tu pago.

3. No dejes de pagar. ¿Quieres vivir tranquilo? Nunca dejes de pagar tus tarjetas de crédito, préstamos personales, hipotecas o lo que sea, aunque puedas ignorarlas esas deudas siempre se pagan de alguna u otra forma.

4. Haz un presupuesto y nunca te salgas de él. Anotando todo lo que gastamos y analizando lo que generamos  podemos llevar un balance de cuánto puedo permitirme mes con mes, semana a semana o quincena a quincena.

5. No te aloques. Ya hemos hablado de eso, pero lo reitero, a menos que tengas con qué pagar y sepas que no te descapitaliza, no te aloques, piensa, detente y di ¿lo necesito? Es la forma más clara de aceptar nuestras deudas.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: En el mundo del dinero la forma más fácil de controlarlo es gastar menos de lo recibirmos, hacer un presupuesto, pero sobre todo valorarlo sin endeudarnos y cubriendo claramente nuestros compromisos. Hoy es un buen día para mí, pues hoy liquido mis pequeñas deudas.    

OC

3 Comments

  1. ANIMOS!!!!
    Me da mucho gusto saber que estas bien,yo voy saliendo poco a poco del oyo es cuestión de tiempo y pasciencia ya lo se, pero con ganas de realizar todo lo que tengo en mente,como siempre mi querido animos muy certero en tu analisis,como bien sabes yo estaba hasta el cuello con mis tarjetas,gracias a Dios y mi hermana ya estan pagadas casi en su totalidad, son unos piquitos lo que me hacen falta, pero si, como dices, no puedo estar tranquila hasta no deber nada a nadie,ya cancelé dos tarjetas, me faltan cuatro pero no pasa de mayo en que cancele tres mas. Una cosa si te digo ahora ya no me quita el sueño y estoy más relajada, creeme nunca había apreciado mi negocio como ahora y no te niego me doy de vez en cuando un descansito, pero sin abandonarlo.Realmente sí volveria a sacar una tarjeta de credito, pero ya no las que me ofrecen por telefono y obvio todas las acepte,investigaría más en los benefios que me otorguan a la hora de adquirirla y solo sería para casos de emergencia y no para ropa y zapatos ya que ahoralo malo es que no hay devolución, lo feo esque no me pagaria nadie lo que cuesta realmente y lo peor es que no me lo pongo.Ya ni modo no importa que”NO” me compre esas zapatillas de charol, con tacon del número doce en color crudo como piel de víbora que estan de super moda y que aparte estan a mitad de precio es trite pero así es la vida.
    Sabes ahora repaso y repaso todos aquellos analisis que parecen hechos para mi,no puedo darme el lujo de volver a fallar.ayyy Animos si yo pudiera regresar el tiempo, no sabes como cuidaría todo lo que tuve y ya perdí.
    Te deceo un dia de trabajo feliz, muchos dias de tranquilidad y un millón de años de felicidad al lado de M nos veremos pronto.

    • Mi querídisima Evecua,

      Me llena de emoción que digas que las entradas están hechos para tí, ¡Qué buena onda que lo veas así! Porque eso quiere decir que te estás identificando con lo que escribo y se crea una empatía muy padre sobre los temas.

      De las compras, ya se podrán hacer, pero es más me gustaría sugerirte que no te desesperes, lo mejor es si ves algo no te aloques, saca tu libretita y apunta el monto, empieza a ahorrar y ve eso como una motivación, obviamente tras saber que has podido cubrir todos los gastos que ya tienes, para lo cual, además de los sobres es excelente hacer un presupuesto y que destines una cantidad fija para “Ahorro de emergencias” y otro “Ahorro para gustos”, obviamente esto tras saber cuánto es de renta, de empleados, de reinversión y de tus gastos corrientes, ¿me explico?

      Empieza a ahorrar para ese fin, pero el caso es que no te endeudes sobre cosas que pueden esperar, si cuando las buscas ya no están, es por algo, “eso no era para tí”, así son las cosas.

      Si quieres que ahondemos más en el tema me dices.

      Por otro lado mil gracias por decirme “ÁNIMOS”, creo que es el apodo que más me gusta jajaja.

      Saludos

      OC alías “ÁNIMOS”

  2. Edward Bellamy en sus novelas utópicas, proporcionó ideas que con la tecnología existente y el Internet, pueden ponerse en práctica para ORGANIZARNOS y capacitar a los trabajadores para producir los bienes y servicios que se requieren para satisfacer las necesidades de alimentos, ropa, muebles, habitaciones y paseos por el campo, canchas para deportes y centros de reunión, evitando compras innecesarias y compartiendo ideas con los amigos, vecinos y compañeros de trabajo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Morbi recomienda #10 | Blog y Lana finanzas personales que se entienden - [...] Honestidad financiera. Por analisisrealista.com [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>