Pages Navigation Menu

Explicando los cambios en los hábitos vitales

En una plática sumamente interesante que sostuve el pasado fin de semana, surgieron algunos cuestionamientos importantes sobre la propuesta de los cambios en los hábitos vitales que planteo y la forma en la que me permiten mejorar mi vida.

Primero que nada tengo que aclarar una cosa, el cambio que he asumido en mis hábitos vitales ha sido paulatino, todas aquellas cosas que estoy incorporando a mi vida dan un resultado notorio en las personas que me conocen desde hace mucho tiempo, pero salvo mi apariencia física que perdió diez kilos, en esencia sigo siendo el mismo.

¿Cuál es el objetivo primario? Lograr modificaciones que me ayuden mejorar y establecer prioridades adecuadas para disfrutar la vida alejado del estrés y de presiones innecesarias obteniendo una serie de conocimientos sobre el desarrollo personal que me permitan hacer las cosas más fácilmente y lograr transmitirlo para crear una comunidad de personas que puedan sentirse mejor también.

¿Cómo logré incorporar estos cambios? Lo primero fue darme cuenta de que muchas cosas que hacían me estaban privando de disfrutar plenamente lo que es la vida y todos los beneficios que esta plantea; después empezar a informarme de que cómo se pueden corregir conductas y por último enfocarme en el objetivo primario.

¿Cuáles son los cambios que a mí me han funcionado? En estos meses de Análisis Realista he visto que cuando refuerzas tus nuevas actitudes planteando ideas positivas en base a objetivos específicos y decretas situaciones es entonces que logras el cambio. Personalmente he implementado cambios en las siguientes áreas donde reconozco existían deficiencias importantes.

  • Finanzas Personales
  • Simplicidad
  • Productividad
  • Vida Saludable

También incorporé el Minimalismo  como estilo de vida alternativo contrario al consumismo exagerado del  que nos hemos visto inmersos para tener solo aquello que es necesario.

¿Qué se puede hacer y qué no? No puedes esperar que las cosas sucedan por sí solas, si deseas cambiar tienes que actuar, implementando estrategias de prueba y error, investigar cuáles son tus debilidades en este momento y de acuerdo con esto empezar a actuar en consecuencia para tener una vida; no puedes mantenerte estático.  

Pero quiero volver a recalcar el punto que mencioné en los primeros párrafos, no es que sea un radical y que ahora tenga que sufrir la vida, no es que deje todo lo que ya tenía en mi vida pasada, es simplemente aprender a vivir la vida de una mejor manera, disfrutar de las cosas y oportunidades que la vida nos aporta.

La pregunta del día de hoy es ¿Qué tanto estás dispuesto a sacrificar verdaderamente para llevar una vida mejor?

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Cambia tu vida y tus hábitos en aras de llevar una vida mejor, atrévete a probar cosas nuevas, piensa en lo que puedes hacer y déjame decirte, si yo estoy cambiando tú también puedes hacerlo, es cuestión de querer un nuevo estilo de vida.

 Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Adoptando nuevas costumbres

Quince preguntas de un Checklist

Acciones comunes

Fotografía de David Niblack

4 Comments

  1. Buen post, aprender a cambiar hábitos no es cosa fácil, ya que inclusive algunos pueden ser considrados como vicios. Me parece que el minimalismo es una buena opción para el cambio, como decían en otros comentarios viene de adentro hacia afuera, el problema es que a veces queremos mas cosas de las que necesitamos, lo que puede derivar en otro vicio como la ambición.

    • Mi estimado Arturo,

      Mientras logremos controlar el desarrollo de nuestros hábitos negativos o vicios del comportamiento y logremos implementar algunos nuevos estaremos en un buen camino para mejorar nuestra vida.

      Recuerda que lo importante es encaminar nuestra vida a llenarla de experiencias.

      Mil gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. ¡Hola incansable Omar!

    Los cambios importantes, como señala Arturo, se dan de dentro hacia afuera. Mucho del deseo de poseer es concecuencia de los estímulos que recibimos a través de los medios masivos de comunicación. La nuestra es una sociedad de consumo, por lo tanto, todo esta dispuesto hacia el comprar irreflexivamente.

    Esto me recierda el anuncio de VISA en la que se muestra una armonia de compras en un establecimiento de café, y ciando llega un despistado a pagar en efectivo, detiene toda la armonía reinante ¿cual es el mensaje?

    El minimalismo está bien, siempre y cuando no llegue a un extremo, o como se dice popularmente, ni tanto que queme al santo, ni tan poco que no lo alumbre.

    ¡Saludos compañero!

    • Mi querido RA Walker,

      Yo siempre asumo los nuevos cambios como una forma para alcanzar mis objetivos y implemento el sistema de prueba y error.

      Desde que conocí a nuestra ovejita agradable, he aprendido que la publicidad es un arma de dos filos cuyas consecuencias nos pueden dejar en bancarrota.

      Estoy de acuerdo contigo, el minimalismo es bueno mientras que no se vuelva un extremo, pero más que nada es una vida con menos cosas, que pueden ser mejores, tener las cosas que realmente necesitamos para vivir.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos mi buen amigo,

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>