Pages Navigation Menu

Estrategias para controlar al acumulador que llevas dentro

consumismo-compulsivo

Tras unos días de merecido descanso después de todo el trajín que conllevó la primera edición del Curso “Construyendo la mejor versión de ti mismo” retomo con más tranquilidad mi labor blogueril con la expectativa del lugar en dónde realizaré mi siguiente presentación, ya que creo que todo fue mucho mejor de lo que esperaba.

Mientras tanto, continúo con mis pensamientos e ideas, con algunos temas en los que quiero profundizar y haciendo un análisis de aquellos aspectos de la vida en los que podemos mejorar.

Me llama mucho la atención el tema de la acumulación y esto es así porque son varias las razones que nos pueden llevar a ser acumuladores.

El Minimalismo es una herramienta magnífica para ayudarnos a controlar todo aquello que entra en nuestra vida, esto requiere de autocontrol y mucha paciencia.

La tendencia acumuladora normalmente viene por una intención real de darle sentido a nuestras vidas en razón del valor que le damos a las cosas materiales, en ocasiones mucho más que realmente sentir que la acumulación tiene un sentido, lo importante es que cada cosa nueva que llega produce una sensación de placer que rápidamente se ve opacada por la “necesidad” de un producto nuevo.

El acumulador no podrá distinguir el “problema” ya que en esencia no hay tal, el verdadero “padecimiento” se va dando cuando los espacios se reducen, se pierde la noción de lo que se tiene y se empieza a generar un desgaste natural por la acumulación.

De manera natural el acumulador empezará a “justificar” todos los usos de las cosas que tiene, puede ser que sepa que algo está mal, hay cosas que no usa, pero le es muy difícil dejarlas salir, son parte de esa vida.

Aquí la situación puede ser de dos maneras, algo “controlado” que puede ir desde una acumulación que requiere una depuración de dos días, hasta algo sumamente “exagerado”, en la que el acumulador ha perdido el control de la situación y se encuentra absolutamente aferrado a sus posesiones.

En ambos casos, esto se puede remediar, sin embargo es bien importante que tomes en cuenta dos aspectos, si tú eres el acumulador debes encontrarle un sentido más importante a tu vida, para lograrlo no bastará que sigas cuidando tus posesiones materiales, sino que salgas y veas lo que el mundo puede ofrecerte.

Si vives con el acumulador o conoces a un acumulador, podrías ayudarle siguiendo algunas de estas estrategias, eso sí,  con mucho cuidado de no herir susceptibilidades.

Atrévete a disfrutar un poco más de la vida

Muchas veces la acumulación ocurre de manera inconsciente porque no encontramos “algo” que nos inspire un poco más, trata de ver la vida con otra perspectiva, empieza a disfrutar más otras cosas que no tengan nada que ver con lo que acumulas, trata de ir por otro camino.

¿Por qué no pruebas con ordenar algo y tirar lo que parezca basura?

Empecemos fácil, no te digo que te deshagas de tu colección, pero ¿qué te parecería tirar lo que no sirve? Eso es más fácil ¿no? Intenta eliminar los excesos de cosas que no necesitas. Cosas que no se ven como parte de algo valioso ¿Qué te parece?

Analiza la razón por la que estás acumulando cosas, ¿Qué estás supliendo?

Cuando uno empieza a acumular cosas, la realidad cosas es que estás buscando sustituir algo que te falta, es muy difícil saber qué, pero lo cierto es que no es una conducta adecuada, intenta pensar si hay otra manera de suplir esa carencia, sé creativo, piensa con calma y encontrarás la respuesta.

Llena tu vida de experiencias, no de cosas

Esta máxima minimalista es una razón muy fuerte para dejar de acumular lo que no necesitas, una vida con más experiencias, por más sencillas que estas sean es una forma muy positiva de crecer individualmente, y en consecuencia ser mejor para los que te rodean, empieza sencillo, tal vez a ver películas invitando a algunos amigos, o trata de salir al parque un domingo en la mañana.

Evita las tentaciones

Si sabes que no te puedes resistir a ciertos tipos de productos, dales unas merecidas vacaciones, es decir, evita todo lo que no puedes controlar y mejor dedícate a hacer otras cosas, recuerda que es poco a poco.

¿Realmente vas a utilizar lo que tienes ahí?

Este es un análisis personal de autocontrol, no te engañes a ti mismo, si no piensas ocupar las cosas que has acumulado, tal vez es momento de que las dejes “vivir”, analiza bien lo que tienes y trata de eliminar lo que no sirve, luego lo que no has usado en muchos meses y así hasta que te des cuenta que puedes vivir sin eso.

Guarda tus cosas por un tiempo

¿Acaso dije deshacerte? No para nada, primero empieza con calma, guarda todo lo que hayas acumulado y empieza a sentirte un poquito más libre, no tienes porqué tirar nada hasta que estés listo, sin embargo cuando todo esté “escondido” tal vez puedas darte cuenta que hay mucho ahí que no necesitas y hasta lo puedes tirar “sin ver”.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La acumulación no es un gusto, tampoco es un pasatiempo, ser acumulador es una forma negativa de llenar tu vida de estrés, posesiones innecesarias y de momentos infelices, considéralo y ponte en acción para evitarlo.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

 

2 Comments

  1. Muchas gracias por el aporte, Omar. Justo ahora estaba “minimizando” mi vestidor, mi principal fuente de acumulación.
    Un saludo.

  2. Mis problemas: desorden y acumulación. Gracias por escribir sobre esto.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Cómo controlar el impulso de compra   | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Estrategias para controlar al acumulador que llevas dentro  […]
  2. Sentimentalismo y Materialismo cómo superarlo, experiencia personal | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - […] Estrategias para controlar al acumulador que llevas dentro  […]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *