Pages Navigation Menu

Empieza por un cajón

¿Por dónde puedo empezar a minimizar?” Esta pregunta me ha llegado ya en dos ocasiones vía correo electrónico y ha dado pie a escribir este artículo.

A decir verdad se pueden plantear muchos escenarios, pero para que el cambio sea subsistente yo recomiendo iniciar por un cajón.

Ya sea en tu escritorio en la oficina, la cómoda o el buró de tu recámara, un mueble del comedor o de la cocina. Por ahí empieza. Puede ser que tengas muchos papeles tirados por todos lados o que en verdad la ropa se está saliendo del clóset, pero yo te insisto, empieza por un cajón.

La razón es sumamente interesante, un cajón es un espacio limitado, te dará la oportunidad de volver a guardar aquellas cosas que realmente necesitas, será un lugar para guardar determinadas cosas y nada más.

El efecto visual entre un cajón saturado y uno depurado es sumamente motivador, ver pocas cosas en un cajón te hace darte cuenta que no es tan complicado empezar a minimizar otros espacios.

Cuando termines con un cajón podrás continuar con otro o tal vez ahora si aventurarte con ese clóset de miedo, pero el efecto del cajón es inmediato. Tienes muchas cosas, recuerdos, pequeñas envolturas, monedas, clips, lápices, hojas, si es de ropa habrá ropa que ya no usas, etc.

Estas cosas tienen un lugar específico en donde acomodarse, incluso las monedas deberían tener su propio espacio, tal vez una alcancía o una bolsa para empezar a usarlas si así lo decides, en fin, el punto es que los cajones acumulan una gran cantidad de cosas que no siempre están en el lugar adecuado.

Los cajones tienen la peculiaridad de ser “receptores” si tienes que ordenar un espacio en el acto lo guardas en el cajón, ya no es visible, si lo necesitas o no, ya no lo sabes, lo acumulaste sin pensar, fue un momento, pero así van pasando los meses y las cosas se van haciendo parte de ese pequeño lugar.

Ahora bien, ya depuraste el cajón, así debe quedarse siempre, no lo vuelvas a usar como contenedor, cada cosa tiene un lugar, y no es precisamente esconder la realidad lo que te hace más ordenado y minimalista, no el punto es tener solo aquello que realmente necesitas.

Mantén tu cajón ordenado y con las mínimas cosas acumuladas, de esta forma podrás llevar a cabo un proceso de depuración más grande, o tal vez los demás cajones, pero si yo te sugiero empezar con un simple cajoncito.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: No es precisamente empezar en grande lo que te hace eliminar lo que te satura, sino empezar e ir un paso a la vez.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

Consumidor Minimalista

Cómo iniciar en el Minimalismo

Minimalismo: No se trata sólo de pertenencias materiales

Ubicando “Cada cosa en su lugar”

Fotografía de Stock.XCHNG

12 Comments

  1. Muy interesante, Omar. Es difícil cambiar de habitos, pero claves como las que aportas me hacen ver que quizá sea posible un cambio.

    Gracias.

    • Hola JCL,

      Definitivamente se puede, es complicado, pero se puede, yo creo que todos tenemos la capacidad de cambiar para mejorar si eso es lo que realmente buscamos, tú enfócate y busca el camino que mejor te acomode.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Hola amigo.

    Tienes mucha razón en lo que dices. Es bien interesante como funciona el aspecto psicológico. Como bien dices, esa imagen de orden queda guardada y nos permite ordenar no solamente lo que siga, sino en general otros aspectos de nuestra vida, ya ves que se dice que como estén nuestras cosas así está nuestra vida. Son acciones que parecieran pequeñas, pero con gran impacto.

    Así lo experimenté al limpiar mi mueble. Aunque sabes, a mi me pasó que ordené cierto cajón pero a la primera vez no pude deshacerme de todas las cosas. Claro, si de la mayoría, pero de otras no. Entonces lo que hice fue que después de cierto tiempo los volví a limpiar y allí si ya pude deshacerme de las demás cosas. No es la mejor manera pero así pude hacerlo. Y allí entra de nueva cuenta el aspecto psicológico de los momentos para desprenderse de las cosas. No pude a la primera pero mi mente captó el mensaje de que habría que desprenderme de ellas, y a la siguiente vez ya pude.

    Me faltan muchas otras cosas que ordenar pero considero que es una avance lo realizado. Y pues es satisfactorio para mí.

    Saludos

    • Hola Sa’eed,

      ¡Qué bueno comentario amigo! De esto justo se tratan los posts de ser enriquecidos con la participación de los lectores, en serio creo no parecen pequeñas acciones, sino grandes cambios, que estás logrando llevar a cabo.

      Esa segunda etapa de depuración es muy interesante ya que te permite generar un nuevo desapego ante las cosas que ya te has dado cuenta que no necesitas ni ocupas, así es nunca hay que hacer las cosas de tajo, siempre paso a paso.

      Yo también considero un gran avance lo que has logrado, me siento sumamente orgulloso de ti, y que celebres tus victorias como la que acabas de compartir ahora.

      Te mando un gran saludo,

      Omar Carreño

  3. ¡Hola no encajonado Omar!

    Tu ssugerencia es excelente, después de todo, toda guerra es ganada a través de cada batalla.

    En este caso hay que vencer a la decidia y hacer planes concretos de que se hará y el empezar de a poco a poco es la clave de la continuidad. eso sí hay que ser perseverante, disciplinado y constante.

    ¡Abrazos desde la muy soleada Ensenada!

    • Hola Ricardo,

      ¡Exacto! Esa desidia es la que nos lleva a limitarnos en cosas que nos pueden hacer mejores, empezar de poco a poco es la clave para lograr los cambios sustanciales en nuestra vida.

      Siento que la perseverancia es lo único que nos puede llevar al éxito, pero sobre todo una mentalidad que nos deje hacer las cosas en la forma en la que podamos dar mejores resultados y pensar positivamente.

      Mil gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Unos consejos muy buenos! Es dificil saber donde empezar organizar cuando todos lugares en casa necesitan estar organizados. Me encantan los exitos pequenos!

    • Hola Joanna,

      Primero que nada quiero darte la bienvenida a Análisis Realista, espero que el contenido de estos artículos te sea de utilidad.

      Si tienes todos los lugares listos para organizar creo que los cajones serán el mejor comienzo, ya que ahí es donde a veces guardamos más y más cosas sin darnos cuenta, te invito a que lo pongas en práctica y ya verás que en un abrir y cerrar de ojos estarás del otro lado.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. Hola Omar, sigo tu blog hace algunis meses y he. Apllicado tus consejos son excelentesGracias. Un abrazo desde Casanare Colombia

    • Hola William,

      Primero que nada y al igual que a Joanna quiero darte la bienvenida a este blog Análisis Realista, deseo que los contenidos aquí publicados te sean de alguna utilidad.

      Me da mucho gusto que tengamos la oportunidad de coincidir desde estas latitudes, no dejes de escribir y comentar, eso es lo que alimenta la interacción en el blog.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  6. Omar, Típico que siempre vamos acumulando pequeños artículos y papelitos para después, “no vaya a ser”, luego olvidas donde los dejas y terminas tirándolos cuando los encuentras.

    Por cierto, ahora con el fallecimiento del Tío Patota, un extraodinario cuentacuentos,me hiciste acordar de su libro “El Cajón de los Tiliches”

    Un abrazo!

    • Hola Astrid,

      Si por eso recomendé lo del cajón porque como dices y bien señalas es tan típico guardar las notas y los recibos, si te quedan dos chicles, las pastillas del restaurante, los cerillos, todo lo pequeñito lo vamos acumulando en nuestros cajones para que después solo se transforme en basura sin sentido.

      No te miento si te digo que desconocía al Tío Patota, tuve que googlear su nombre y fíjate que tenía mi mismo apellido, ¡Qué loable profesión! En verdad digno de admirarse, como siempre ocurre una gran pérdida que no se sustituye fácilmente.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Te mando un gran saludo,

      Omar Carreño

Trackbacks/Pingbacks

  1. Para empezar bien el año. « Me suena familiar - [...] Análisis Realista (Productividad y Minimalismo) - “Empieza por un cajón” [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *