Pages Navigation Menu

Elimina los Distractores Invisibles

la foto (5)

 

Antes de empezar a implantar técnicas de productividad, trabajaba muy parecido a como lo hace uno empíricamente, es decir no me fijaba mucho en lo que hacía y cómo lo hacía, copiaba y usaba lo que creía que tenía que usar y hacía las cosas como me decían que las hiciera y punto.

Esto incluía usar muchos distractores que son casi imperceptibles para muchos de nosotros, pero que si lo notas de repente puedes darte cuenta que te están robando minutos preciosos para alcanzar la concentración necesaria para atacar tus tareas de forma efectiva.

Honestamente no es una necedad el querer eliminar los distractores y mantener un espacio de trabajo libre de “ruido” sino que en mi experiencia tu productividad se dispara cuando lo eliminas por completo.

Hay cosas tan sencilla como un “post it” con un recordatorio de hace semanas pegado a un lado de la pantalla, muchos iconos en tu escritorio, hojas en tu escritorio, etc.

Le llamo distractores invisibles a todo aquello que está frente a nosotros de manera natural que hemos dejado ahí y que contamina nuestra visión periférica, de tal suerte que inconscientemente se han vuelto una saturación visual y que afectan tu trabajo.

¿No los ves? Simplemente fija tu mirada al centro de la pantalla, todo aquello que alcances a ver que no sea tu pantalla debería ser removido a un lugar en el que no sean perceptibles para ti.

Realizando este ejercicio te encontrarás en posibilidad de aumentar considerablemente tu concentración ya que tu mente podrá enfocarse mejor en su campo visual.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Tu concentración se determina por la importancia del tema que estás analizando y la eliminación de distracciones a tu alrededor, no te cuesta nada retirar esos distractores invisibles a un lugar menos visible.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

 Mi aplicación de Autofocus, como sistema de Productividad

 Mi mejor momento productivo

Mi método para realizar actividades analíticas

Controla las Distracciones

 

Fotografía  personal

3 Comments

  1. Acertada observación amigo Omar, nuestro cerebro (que es lo mejor que disponemos) usa filtros para todo…
    Lo mismo que acertadamente usas como ejemplo (los post-it)ocurre con el ruido de las conversaciones o de los ruidos mecánicos…
    En mi etapa fabril soportábamos un ruido ambiental enorme producido por la maquinaria en acción (95 decibeles A), al principio pensé que me volvería loco…no podía ni pensar.
    Más adelante mi cerebro se habituó, generó los filtros necesarios de tal modo que me permitía sumirme en mis más profundas reflexiones, llegando a tal punto de concentración que incluso me permitió desarrollar ingeniosos métodos de mejora de los procesos fabriles.
    Desde entonces no he perdido esa facultad, separado ya de ese ambiente ruidoso, puedo concentrarme en cualquier situación (debe de ser que mi cerebro generó algún filtro aprendido y lo implementa cuando es necesario).

  2. Me he dejado en el tintero una observación, dice mucho de la actividad de una persona que prácticamente tiene “tapizada” toda la pantalla de post-it, (algunos se caen de puro viejos)…
    ¿Que nos dicen de esa persona?
    ¿Es productiva? O…más bien tiene problemas de gestión de recursos.

  3. Completamente de acuerdo, Omar. Puedo presumir de que mi mesa es la más organizada de toda mi empresa, pues solamente está mi computadora. En mi cajón tengo mi agenda, mi cuaderno y mis bolígrafos. No necesito más para trabajar. He prescindido casi por completo de documentos físicos, y todo lo que trabajo está en formato electrónico.

    En cuanto al escritorio de mi sistema operativo, a la izquierda tengo los iconos que por la empresa están impuestos (apenas he utilizado alguno). Pero en la parte derecha tengo el acceso directo a las herramientas que más utilizo (no más de 10). Hay algunas herramientas que omito, como las de Office, ya que siempre abro documentos que abren estas herramientas. Si alguna vez necesito empezar con un documento vacío, pulso las teclas “Windows”+”R”, y tecleo la herramienta a lanzar: “winword”, “excel”, etc.

    La sencillez es la esencia de la organización y de la productividad

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>