Pages Navigation Menu

El valor que le damos a las cosas y cómo controlarlo

shopping_nuevayork

 

Hace unos días escuché a una persona que vestía una camisa de cierta marca renombrada, expresar lo siguiente: “¡Es que si algo le pasa a esta camisa yo me muero!” A lo que le contesté rápidamente “¡No te mueres! Te enojas mucho, pero no te mueres”.

En este segundo artículo de la serie para los “intrigados del Minimalismo” voy a referir un poco sobre el valor real que tienen las cosas y la importancia que nosotros le damos.

Para muchos la simple idea de perder, abandonar, regalar o desprenderse de cierto bien material resulta prácticamente imposible, tanto que se atreven a asegurar que sin ello se vuelven locos, pero la realidad es que no es cierto.

Hay algunos productos a los que les asignamos un valor en razón de tres factores muy precisos: El factor económico, el factor sentimental y el factor de utilidad.

a)      El factor económico es el costo que invertimos originalmente en la adquisición de determinado artículo, entre más alto es, mayor es la preocupación que nos genera ese artículo.

b)      El factor sentimental es el valor que nosotros le damos a la cosa en razón de su origen o el significado que tiene para nosotros.

c)       El factor de utilidad refiere la razón por la cual hemos adquirido cierto artículo y para lo que lo vamos a ocupar.

Con base en esta clasificación,  el valor que podemos asignarle a un artículo determinado tiene muchas aristas, en este sentido lo más conveniente sería entender nuestra propia naturaleza con relación a los artículos que existen y su consecuente destino.

 

1. Elimina el valor económico: Con relación al valor económico de alguna cosa tienes que tener bien claro que salvo algunas joyas de ciertos metales, prácticamente todo bien mueble va perdiendo su valor con el paso del tiempo, entonces debes hacerte a la idea que el valor económico es secundario y no debes exagerar en ese sentido. ¿Cómo?

Acepta que lo que hayas gastado en un producto es un valor de compra, puedes deshacerte de algo aun cuando a ti te haya costado mucho, pues es distinto el valor de reventa.

 

2. Más que el valor sentimental, procura a la persona que te lo dio: Aquel enorme regalo que en algún momento te regaló la tía X pero que no combina en nada con tu casa y tú lo quieres conservar porque según tú tiene un valor sentimental,  lo guardas en lo más profundo de tu armario y existe ahí por el resto de la eternidad es un hecho que realmente lo conservas porque “tienes qué”.

Es más valioso honrar a la persona, visitarla, demostrarle tu interés y ser afectuoso con ella que tratar de recordarle cada vez que haces limpieza y vuelves a guardar lo que en su momento te regaló.

 

3. Mantén solo aquello que realmente utilizas: No todo lo que es útil, es útil para ti. Puede haber ciertas cosas que estén en buen estado pero que llevan cinco años guardadas en el mismo lugar, esto debería estar en poder de alguien que realmente lo utilice, su valor de utilidad no representa tanto para ti.

¿Es posible? Claro que si, pero tienes que realizar un ejercicio autocrítico muy importante, la forma más lógica de vivir es mediante momentos y experiencias que brinden valor a tu existencia, fuera de esto todo estará simplemente condicionado a la parte material, la cual no brinda felicidad en lo absoluto.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La forma de aceptar que no todo lo que tienes contigo es realmente importante y que el valor de la vida está más allá de lo meramente material radica en que puedas encontrar momentos en los que te des cuenta que la convivencia con los demás y lo que puedes aportar por otros es mucho más especial.

 

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO” solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

 

Artículos relacionados 

Quitando las intrigas detrás del minimalismo

Fotografía  de Stock.XCHNG

 

 

 

3 Comments

  1. Magno el artículo!!! Felicitaciones Omar.

    • Mi estimado Martín,

      Muchísimas gracias por tus palabras, la verdad es que cuando vienen comentarios de esta forma solo queda agradecer y seguir intentando dar lo mejor.

      Te mando un gran saludo.

      Omar Carreño

  2. cuando tu pareja no le da valor a tus cosas . Y cada vez que te rompe algo te dice que te compra otro que se hace

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>