Pages Navigation Menu

El Poder del Miedo

Antier tuve una plática muy interesante vía Twitter con Ana Arizmendi de Fácil de digerir y Roberto Sánchez de Escucha tu Cuerpo o Una Vida sencilla.

Roberto publicó un artículo muy interesante denominado El hombre es inteligente gracias al consumo de carne, de ahí me brincó una duda ya que había leído que el consumo de carne (sobre todo la roja) es dañino para el organismo y en algunos casos puede ser un factor para la generación o mejor dicho, genera un ambiente propicio para la existencia de células cancerígenas en el organismo.

Así las cosas, les pedí a los dos expertos en la materia que me explicaran un poco, pues yo he reducido considerablemente mi consumo de carne roja derivado de esta información, tras aclararme que mucho tiene que ver la forma en la que la carne es procesada y con lo que se alimenta al ganado, por lo que así que la carne roja sea un factor no tanto.

Por otro lado, tengo claro que sí tengo que incrementar mi ingesta de vegetales y que no sólo existe la carne roja, pero en fin, el punto es que toda esta explicación sirve para señalar que muchos de mis hábitos alimenticios se encaminan a llevar una vida más sana, pero sobre todo a poner de mi parte por el miedo al tan famoso cáncer o cualquier otra enfermedad.

Es ahí donde me puse a reflexionar muchas cosas referentes al Miedo y su poder como motivador para realizar algunos cambios en positivo, pero que también es un error tomar este factor como la inspiración real para llevar una vida mejor.

Tras realizar un análisis realista de las cosas, reconozco que dejé de fumar por miedo a padecer en un futuro una enfermedad pulmonar o simplemente vivir menos años por estarme haciendo un daño irreversible que estaba afectando mi vida. Pero hoy sé que también es porque quiero tener una mejor calidad de vida, esa tenía que ser la verdadera base.

Me he dado cuenta que hay personas que quieren implementar hábitos productivos porque tienen miedo a perder sus trabajos en esta época de recesión económica mundial.

Vaya me he topado con gente que me dice que prefieren llevar una vida minimalista por miedo a perder sus posesiones en una catástrofe natural y entonces tener un sufrimiento mayor.

Peor aún he visto personas que a pesar de tener relaciones personales desastrosas prefieren conservarlas por el miedo a estar o quedarse solos.

Con base en esta reflexión creo que parte del cambio verdadero radica en que el miedo no debe constituir un motor de vida, el miedo es parte de las emociones humanas y cada quien tiene que enfrentarse a sus propios temores, sin embargo, en el momento en el que estos nos sirven para buscar cambios positivos debemos canalizarlos y aprovecharlos para mejorar nuestra calidad de vida.

Recuerdo un diálogo de la película Rocky Balboa (la última entrega de esta saga), el personaje de Sylvester Stallone le dice a su hijo que antes y durante cada pelea él siente miedo porque eso le permite mantenerse concentrado en lo que tiene que hacer.

Esto me lleva a concluir que todo aquello que nos ayude a mejorar debemos aprender a tomarlo en cuenta de la mejor manera, pero en el caso del miedo no debemos justificarlo ni fomentarlo, debemos reconocer que su poder nos puede motivar, más no tiene que ser el eje de nuestra vida.

En mi caso, voy tomando conciencia que todo lo que haga hoy por , tendrá una repercusión en mi futuro inmediato y que los cambios que hoy estoy asumiendo generan consecuencias en mi vida.

El miedo no puede ser un motor, sin embargo siempre debemos tomar conciencia de la importancia de la información en nuestras vidas, la vida es demasiado corta como para vivir preocupados por lo que va a ocurrir, entonces hay que aprender a vivir, confrontar y coexistir con nuestros temores, tomando lo mejor de ellos y actuando en consecuencia, siempre con una actitud positiva.

Mi Análisis Realista del día de hoy: Quien dice no tener miedo a nada está viviendo en un claro engaño consigo mismo, tenemos que aprender que en nuestra vida convergen todo tipo de emociones y usarlas actuando en consecuencia.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Artículos relacionados

Liberación: Soy un No Fumador

Primero tienes que creerlo 

Cambios paulatinos – beneficios futuros  

Época de cambios: Prepárate para enfrentarlos

Fotografía de Stock.XCHNG

9 Comments

  1. Tu análisis realista de hoy me gusto. Es necesario saber identificar cada una de nuestras emociones, aceptar que no podemos eliminarlas y si aprender a usarlas o controlarlas. El miedo es una emoción de algo que nos asusta o creemos que nos puede hacer daño, como una alerta. Y viendolo de manera positiva nos permite aprender a responder ante situaciones adversas.
    Yo estoy pasando por un momento de miedo, porque no tengo idea que pueda pasar con una decisión que voy a tomar, pero prefiero, en vez de paralizarme, ver alternativas, opciones o consejos y estar abierta a lo que pudiera pasar. O por que crees que ha estas horas no he podido dormir? Jaja. Otra vez tan atinado. Un abrazo!

    • Hola Astrid,

      Yo te puedo decir que a mi me gustó mucho tu comentario, ya que nos expones de manera clara una situación que en este momento literalmente “te quitó el sueño”, sin embargo, me da mucho gusto cómo es que asumes con valentía esta decisión.

      Dicen por ahí que nuestra vida es el resultado de las decisiones que vamos tomando, y sean buenas o malas es la habilidad que nos distingue de todo ser vivo en el planeta, la capacidad de discernir de manera racional.

      Mil gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Inteligencia Emocional.
    No se refiere solo al mundo de los negocios o de las relaciones inter-personales.
    Primariamente se refiere a la relacion intra-personal y de alli a como nos relacionamos con el mundo.
    Lo bueno es q ahora es un conocimiento q se puede aprender, para quienes no nacimos con esa condicion de saber abordar las emociones de manera mas racional y productiva.
    Saludos.

  3. Omar:

    El miedo es un poderoso motivador para el ser humano. Piensa en alguien viviendo en una situación límite, y verás que hará cualquier cosa para sobrevivir, “por miedo a morir”.

    También es un arma de doble filo. Es capaz de paralizar la acción.

    Vencer nuestros miedos es uno de esos desafíos cotidianos que tenemos que enfrentar. Pero una persona sin miedo o temeraria es un peligro para sí y para los demás.

    No tenemos que negarlo ni permitir que sea el eje central de nuestras vidas. Tiene su lugar en nuestras emociones y debemos convivir con él.

    Saludos

    JC
    http://comomeorganizo.blogspot.com
    Twitter: @ComoMeOrganizo
    Ultima Nota: ¿Puede Ser Urgente pero No Importante?

  4. Hola Omar,

    me ha encantado, especialmente por el giro que le has dado a la situación, sea o no en algunos casos el miedo algo motivador, centrando más tu atención en el pro que en el contra, en la iniciativa que en la huida, en la construcción que en la lucha, en lo que quieres, y no en lo que no quieres.

    De esa manera tienes muchas más garantías de conseguir tus objetivos, porque sino, como comentas con una enfermedad como el cáncer, sea como sea en lo que estés centrado, acaba pasando aquello en lo que te enfocas. Por tanto, si luchas contra el cáncer, acabas padeciendo cáncer. En cambio, si apuestas por una vida sana, simplemente fluyes en la salud ;-)

    Muy buen post!

    Un fuerte abrazo

  5. Creo k tambien es importante no solo controlar al miedo sino saber manipularlo, aveces puede ser 1 generador de cambios positivos, pero en otros casos 1 paralizante de vida

  6. Hola hermano.

    La verdad es de que es un post muy interesante y sincero, a mi parecer. Pienso que el miedo por si solo, no es una emoción negativa sino parte de las que tenemos y como dices, aprender a manejarla. Te has puesto a pensar ¿Qué pasaria si nadie tuviera miedo? Definitivamente todos haríamos cosas que nos afectarían porque no habría esa emoción que nos obligara a repensar las cosas.

    El problema viene, como con todas las emociones, cuando no las manejamos correctamente y vaya que el miedo se convierte en una de las más negativas porque paraliza e impide hacer algo.

    Se dice que nadie experimenta en cabeza ajena, y en mi caso pienso que más que experimentar es ver el valor consecuencial de las cosas. y claro que se puede aprender.

    En tu caso caso lo que rescato es que lo hiciste, si fue por miedo pero lo hiciste. Es como en mi caso con el peso, lo hice y si no lo hubiera hecho ya estuviera inválido. Lo que nos queda es que no se convierta en motor solamente.

    Ojalá toques más lo de las emociones porque al menos a mí me interesa muchísimo , como perfectamente sabes.

    Gracias por compartir. Felicidades hermano.

    Un abrazo

  7. Menudo tema Omar: El miedo…
    ¿Hay algo más natural para cualquier ser vivo que el miedo?
    Su gestión es la clave de todo.
    El torero siente miedo…pero lo controla.
    El combatiente antes del combate –sea cual sea- nota ese nudo en la boca del estómago, la retirada de saliva de la boca… de su superación y no paralización dependerá su supervivencia, a partir de esos síntomas de sequedad de boca y nudo en la boca del estómago, se suceden un temblor de piernas –es el aviso de un disparo de adrenalina que te convierte en una máquina de combatir y afrontar el envite- Un escalofrío eléctrico encrespa al animal… y está preparado para saltar.

    Yo si tengo miedo a algo, es al propio miedo…
    Lo he sentido tantas veces que ya es amigo mío, mi aliado, sin él no estaría vivo hoy…

    He aprendido a analizar mis emociones, el miedo es una emoción que te avisa de algo que te puede ser dañoso, analiza y pon remedio, sin paralizarte, pero teniéndolo en cuenta.

    Como decís todos, el controlar el miedo es fundamental…
    Magnífica reflexión que nos hace tener en cuenta algo muy nuestro como seres vivos.
    Un saludo
    Avalon

  8. PD. Amigo Omar añado una post data a mi comentario: Si hubieras preguntado por ejemplo ¿Qué te hizo dejar de fumar…?
    Seguro que las respuestas eran más variadas, no todo es el miedo a contraer un cáncer ni obtener una calidad de vida…
    Mi caso en concreto fue un inicio de rebelión contra mis opresores.
    Me explico: En aquellos años mi humanidad se encontraba cercada, acosada y oprimida por gavillas de facinerosos, caseros prepotentes y jefes opresores…
    Llegué a un estado de desánimo y desesperación brutal, también quería dejar los cigarrillos que encendía uno con otro en una sucesión interminable, con resultados desastrosos para mis castigados bronquios…
    En una de éstas situaciones, lamentándome de mi sino, me dije: “¡Como me van a respetar si hasta esta inmundicia (por el cigarrillo) me tiene cogido por las gónadas!
    Tiré con fuerza el cigarro recién encendido con la colilla del anterior junto con el paquete contra el balcón de madera y fin del fumar y principio de la libertad personal…
    Ese mismo día, me enfrenté violentamente a las gavillas de facinerosos, abrí un pleito civil contra el casero y les planté cara a los jefes opresores y todo en la misma semana, desde entonces no he parado de ejercer mi libertad alcanzada con la firme decisión de mandar yo en mi humanidad…
    Perdona la extensión en mi comentario.
    Un cordial saludo
    Avalon

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>