Pages Navigation Menu

El peso de nuestros errores

Esta entrada obedece no a un tema futbolístico sino a una situación acaecida en un partido de fútbol, digamos que de ahí nació mi interés por escribir este tema.

La semana pasada en un encuentro entre la Selección Nacional de nuestro país contra el representativo de Corea del Norte, el único tiro que yo vi peligroso por parte del equipo asiático resultó en gol en contra de los mexicanos, la causa un error de cálculo del portero Guillermo Ochoa.

A partir de ese momento comenzaron una serie de ataques en contra del arquero mexicano, cuando apenas tres semanas atrás le llamaban el mejor portero nacional; me impresionó la forma tan tranquila y ecuánime en la que reaccionó este jugador cuando le hicieron repetidamente las mismas e incómodas preguntas que si iba a renunciar al puesto, que si no podía con el papel, ¡Solo fue un error!

Es de ahí que me vienen a la mente tantos y tantos errores que he cometido a lo largo de mi vida que me han marcado para siempre, bien han comentado en este blog que de los errores se aprende y vaya que si he aprendido, recuerdo cuando empezaba a trabajar hace ya algunos años, que con tal de mostrar “eficiencia” y entregar las cosas rápido cometía errores muy simples, pero a final de cuentas errores.

También recuerdo que me han dicho frases como “Una mala borra veinte buenas” ¡Qué cierta expresión! Uno puede llevar un record limpio en determinada actividad, sin embargo cuando aparece el mínimo error, ya entras en una nueva categoría y eres “de los que se equivocan”.

Puedo decir que he aprendido de mis errores, pero no me puedo jactar de que las cosas quedan siempre bien a la primera, tengo que revisarlas pues así me siento más tranquilo de lo que estoy entregando, sobre todo en una profesión como la mía en la que una palabra puede cambiar todo el sentido de lo que queremos decir.

Voy a retomar las palabras de algunos de mis comentaristas del blog en las que me dicen que los errores son aprendizaje, son la forma más clara de llegar a la perfección, pues quien no se equivoca no crece y no vive las experiencias que le ayudan a madurar.

Soy de las personas que nunca veo con buena cara el haber cometido un error, me reprimo demasiado a mí mismo y trato de corregirlo todo de inmediato, tengo que reconocer que poco a poco he ido aprendiendo a modular esto, sin embargo todavía

Sería muy pretensioso de mi parte decir que no cometeré errores ,puedo decir que haré lo posible por evitarlos, tomaré el ejemplo del arquero mexicano y viviré las cosas con tranquilidad y ecuanimidad, todos nos equivocamos, pero es en ese momento en el que debe salir el carácter y sacar a flote las cosas. 

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Sea en el ámbito que sea, todos somos susceptibles a cometer errores, sin embargo, siempre debemos recordar que todo en la vida tiene solución, menos la muerte.

OC

4 Comments

  1. O.C.

    Me reporto con un muy caluroso saludo para tí y demás comentaristas. Volví apenas hace unos días del desierto.

    “me vienen a la mente tantos y tantos errores que he cometido a lo largo de mi vida que me han marcado para siempre…” Si te han marcado para siempre, debes enorgullecerte de tu gran capacidad de aprendizaje y asimilación. Te aseguro que esos errores que nos han marcado para siempre son los que más presentes tenemos para evitarlos y adelantar el camino al éxito.

    Revisar varias veces nuestro esfuerzo deriva en calidad y aunque parezca perfecto lo que hacemos siempre se puede mejorar algo. Ese es el valor agregado que nos permite cotizar cada vez mejor nuestros servicios en éste mundo tan competitivo. Igual que tú, en mi profesión una palabra errada durante una intervención durante la sesión, puede afectar enormemente todo el sentido de la frase.

    La humildad para aceptar el éxito, así como para aceptar nuestras equivocaciones, nos ayudan a visualizar caminos más fáciles en éste trayecto llamado vida.

    Muchas post-felicidades a tu papá, qué fortuna la tuya festejarlo otro año más.

    Gusto saludarte.

    Jesús.

    • Amigo, ¡Qué gusto verte de vuelta! Ya nos hacías falta, espero que todo haya estado bien por allá y que nos cuentes cómo es todo en estos momentos por el rancho.

      Como siempre mil Gracias por tus comentarios

      Saludos

      OC

  2. Así es desgraciadamente tenemos la idea portarnos normal cuando algo va bien y al primer error atacarlo sin piedad… pero todo ahí que tomarlo de quien venga, saludos.

    • Verdaderamente te agradezco mucho el comentario, bienvenido, espero que podamos seguir leyéndonos mutuamente.

      Saludos
      OC

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>