Pages Navigation Menu

El lado Positivo del Minimalismo

Para muchas personas cuando escuchan o leen por primera vez el término Minimalismo, les viene a la cabeza una idea de carencia o pequeñez que es totalmente comprensible; cuando les explico que la esencia del minimalismo es aprender a vivir con menos cosas y disfrutar más la vida, me han contestado que es una forma muy cómoda de existir, pues justificas el ser avaro o tacaño con una corriente ideológica que está de moda.

Para mí no hay nada más alejado de la verdad, a partir de que experimenté la necesidad de cambiar mi estilo de vida, de sentirme menos presionado por todo aquello que pasaba a mi alrededor, de dejar “creer” que para “encajar” en un grupo tenía que hacer lo que este dictaba y tenía, cuando sentí que podía ser mejor y llevar una vida mejor a la que llevaba fue ahí que encontré el espacio suficiente para aceptar dentro de mi el Minimalismo.

Pero ¿qué es el Minimalismo? El Minimalismo es un estilo de vida, por virtud del cual, quienes lo hemos adoptado, estamos convencidos de que se puede vivir con menos cosas materiales, se puede vivir con menos presiones, se puede vivir sin ataduras materiales, se puede vivir limitando la adquisición desmedida y modificando hábitos para encontrar la felicidad en las cosas sencillas de la vida, incrementando experiencias y valorando los momentos importantes.

Desde hace muchos años yo entendí que gastar desmedidamente no me iba a llevar a ningún lado y comencé a ser una persona responsable en lo referente al dinero; sin embargo esto no era lo único que necesitaba en mi vida, necesitaba alejarme del apego material a las cosas que iba adquiriendo porque sentía que las “necesitaba” y las iba a “ocupar” en algún momento, acumulando inconscientemente hasta el grado de no tener un lugar para mí.

Yo era el clásico que si iba a algún concierto, paseo, película, viaje, museo, o cualquier lugar, más que valorar el momento, estaba esperando la oportunidad para comprar mis “recuerdos del evento, ya fuera un cenicero, una gorra, o una postal, necesitaba tener algo que me permitiera probar que había estado ahí, sin embargo dejaba de valorar la experiencias que estaba viviendo.

Siempre he sido un lector empedernido, y si me pasaba por una librería no podía evitar comprar un libro o dos, muchos de los cuales tristemente no he ni siquiera abierto por falta de tiempo, por que me decía: “Un fin de semana que pueda… En las próximas vacaciones”; y así fui acumulando libros.

Cuando tuve mi primer reproductor de DVD me volví un comprador de películas y aunque ya las hubiera visto en el cine en mi presupuesto estaba un rubro especial para comprar películas, era mi gusto, ahora pregúntenme ¿Cuántas películas he vuelto a  ver de todas las que tengo?

Así puedo nombrar una muy larga lista de actitudes consumistas que me mantenían atado a un supuesto compromiso que tenía conmigo mismo de adquisición innecesaria. No me considero un comprador compulsivo, pero si puedo decir que no había realmente una satisfacción plena en estas conductas.

Mi nueva concepción de la vida me permite disfrutar a las personas, disfrutar los momentos, disfrutar los lugares, disfrutar incluso de las cosas que tengo, busco la manera de hacer aquello que me gusta y mi mente está enfocada en lograr todas mis metas en base a situaciones que me den algo que quiere mucha gente: La Felicidad.

¿Cuáles son los cambios que he incorporado a mi vida en el sentido minimalista?

  • Dejé de comprar aquellas cosas que quería tener sólo por tenerlas.
  • Reduje el apego a las cosas materiales.
  • Aprendí a valorar más los lugares y menos los objetos que pueda adquirir ahí.
  • Decidí reducir mi consumo de noticias.
  • Busco alternativas para aquellas cosas que necesito solo por una vez.
  • He adquirido más libros electrónicos. (Ahora sí los leo).
  • Me estoy deshaciendo de todo aquello que no uso o que sé que no ocuparé.
  • Disfruto más el conocer lugares, llenando mi vida de experiencias.
  • Encuentro todo mucho más fácil.
  • Tengo todo más ordenado.

¿Y qué? ¿Ya no me he vuelto a comprar nada? Claro que sí, pero ahora lo que compro debe tener una utilidad, hoy, mañana y siempre, si no la tiene, no la necesito; puedo querer mucho una cosa, pero tiene que ser exactamente eso que quiero, no algo parecido a menos que haya una mejor opción y sé que si compro algo, tengo que desechar  algo de lo que tengo, por eso si estoy contento con lo que tengo, no necesito comprar nada.

Hoy puedo decir que el lado positivo del Minimalismo radica esencialmente en que busco una vida en la que tengo lo que necesito, me preocupo por quienes son importantes en mi vida, vivo sin presiones y alimento mi interés por las experiencias ponderando aquellas que me hacen feliz.

He encontrado personas muy valiosas que piensan como yo, compartimos nuestras experiencias y aunque hay detractores de este nuevo estilo de vida, yo busco compartir los beneficios que he obtenido sin buscar cambiar a nadie, porque sé que habrá alguien como yo que busque ser mejor sin necesidad de acumular cosas y tal vez mi experiencia pueda serle útil.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Habrá quienes puedan vivan felices comprando cosas, pero hoy sé que mi felicidad está más allá de cualquier bien material y diariamente pugno por seguir este camino.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Ejercicio Minimalista: Proyecto 333

Visión práctica del Minimalismo

La costumbre de acumular

14 Principios Minimalistas para llevar una vida mejor

Minimiza y maximiza: Acumula momentos que den sentido a tu vida

Complejo de ratón

Fotografía de David Niblack

16 Comments

  1. Oleeee!! Muy buena exposición.

    Hola Omar,

    En mis próximos objetivos no tengo el de aplicar en mi vida el minismalismo en todos los aspectos que entiendo que es el minimalismo, pero desde luego si que tengo muy claro que la felicidad no me la dan las cosas que pueda tener, me la da las vivencias que tengo y disfrutar plenamente el tiempo que paso con la gente que quiero.

    Cuando he llegado esta tarde al trabajo me he encontrado con un compañero que me ha visto salir de mi coche. Me ha preguntado si era el mio, le he dicho que por supuesto, que no lo había robado. El con un poco de cachondeo ha contestado, si ya me imagino, no ibas a adquirir este trasto.

    Pero no me ha molestado que pensara que llevaba una cafetera por coche. Yo no tengo el coche para que los demás lo envidien, sería una locura por mi parte ya que siempre habrían coches mucho mejores. Le he contestado que aunque mi coche ya tiene 12 años y aunque la pintura del techo esté mal, continua haciendo su función, llevarme y traerme. ¿Para qué necesito gastar dinero en comprar otro coche que aunque más bonito y nuevo no me aportará ninguna ventaja más?.Sencillamente lo me hace falta.

    A ver, no es que no me guste tener un coche nuevo, creo que a todos nos gusta lo bonito y confortable pero desde luego esa no es mi principal preocupación.

    En fin, que soy una royera, sólo quería decir que si el minimalismo te aporta felicidad lo que piensen los demás no importa.

    Un saludo,

    Inma.

    • Hola Inma,

      Me siento muy contento de lo que me dices con relación al minimalismo, es que en esencia es pensar así mi querida amiga, así como tú lo haces, llevar un objetivo en la vida tendiente a ser mejores.

      Tu ejemplo vaya que me sorprende, que forma tan directa de ser de este tipo, aunque no lo habrá hecho mal, pero que fea actitud ¿no crees? Cada quien sabe cuáles son sus prioridades y bueno, no considero válido juzgar a nadie.

      Te mando un gran saludo,

      Mil Gracias por tu comentario.

      Omar Carreño

  2. Qué padre tema amigo! Finalmente creo que entre menos mejor, esto lo he aplicado dentro de mi casa y me ha servido, me gusta tener lo necesario y dejar de guardar cosas por guardarlas.

    Cuando mis papás se mudaron de ciudad me dejaron varias cosas porque no les dio de tiempo de escombrarlas y fijate que cuando me di a la tarea, tiré un chorro de cosas que solo hacian bulto y deje lo que si se usa, no te miento pero saque cinco bolsas de las negras jumbo con basura, que creo otros podrían usar, por eso hay que ser practicos, por lo menos comenzar con algo sencillo que es la casa no crees?

    • Hola Betty,

      Totalmente de acuerdo contigo en todos los sentidos, creo que el pensar en menos cosas te ayuda a establecer mejor tus prioridades en base a tener lo que en verdad importa.

      Definitivamente el caso es dar el primer paso, comenzar y llevar a cabo las funciones que nos permitan hacer las cosas.

      Me siento muy contento de ver cómo en algunos puntos nuestras ideas convergen, siempre pugnando por una vida mejor.

      Te mando un gran saludo.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Omar Carreño

  3. Buen análisis de tu proceso porque nos muestras el panorama completo. Hoy disfrutas del lado positivo del minimalismo porque viviste otra realidad, la reconociste y transformas.

    Buscamos distractores para quitar la atención de la consciencia, de uno mismo, de lo sutil. Hay muchas maneras de vivir y buscar la felicidad: atesorando, siendo, haciendo, experimentando.

    Para mi, cada momento ordinario, cada pequeño detalle es una celebración a la vida que experimento con cada uno de los sentidos.

    En la vida son necesarios los desequilibrios también, así se genera el cambio y movimiento. Es el desequilibrio lo que mantiene la vida cambiando, el equilibrio total, sería sólo estancamiento, además de que sería aburridísimo.

    Toda vida es continua destrucción y sanación, una y otra vez, insesante pulso en transformación.

    ¡Abrazos Omar!

    ESTELAVV

    • Hola Estela,

      Definitivamente las cosas así han sido, tuve que ver el otro lado de la moneda para poder valorar esta opción que es el Minimalismo.

      ¡Qué interesante reflexión! En verdad que tienes razón mantener el equilibrio no siempre lo es todo.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Me gusta ese concepto de que el minimalismo no es gastar menos si no comprar sólo aquello que tenga una utilidad.

    El artículo me recuerda a lo que me pasaba con las cámaras de las fotos digitales: siempre que iba de viaje o pasaba un fin de semana por ahí tiraba fotos como un loco. Luego llegué la conclusión de que es más importante vivir ese momento que tener 300 fotos para recordar lo que viste pero no viviste.

    • Mi estimado Chris,

      Viste pero no viviste, ¡Qué buena frase! En verdad muchas veces nos sentimos de esa forma, ahora por ejemplo yo trato de ser mucho más observador de todas las cosas sin excepción. Todo es vivencia, experiencia de vida.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. Omar me encanta como ha definido el proceso hacia tu estado actual, lo haces parecer sencillo pero todos los que hemos pasado por el sabemos que no es fácil. El primer paso es el más difícil: entender que tener más cosas, más posesiones no te va acercar nunca nuestro objetivo que es ser felices.

    Sigue así!

    • Mi estimado Jordi,

      En verdad las cosas que más se valoran son aquellas que más nos cuestan trabajo, yo trato de ser congruente con lo que digo y hago.

      Me siento dichoso de que por medio de la fabulosa tecnología cuente con el apoyo de que gente que como tú comparte esta idea.

      Mil Gracias por tu comentario y por tu apoyo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  6. ¡Hola estimadisimo Omar!

    El que va contra la corriente siempre va a encontrar detractores.

    Cuando no salimos del molde pre-establecido y empezamos a pensar por nosotros mismos, cuando empezamos a cuestionar el porque de las cosas, los hábitos y las costumbresy empezamos a abrir los ojos, enese momento nos convertimos en enemigos del sitema y status quo consumista.

    ¡Abrazos Don Omar!

    • Mi querido RA,

      Pariente, pues si es complicado tratar de “luchar” contra los detractores, pero aquí si no aplica aquella regla de que si no puedes con ellos úneteles, el punto fundamental de lo que estamos buscando es lograr los cambios que nos den la oportunidad de enfocarnos más.

      Me siento muy contento de contar siempre con tu apoyo, en verdad es una motivación adicional muy grande.

      Mil Gracias por siempre estar presente mi querido amigo.

      Saludos,

      Omar Carreño

  7. Omar, muy buena reflexión, me encantó y comparto muchos de tus puntos de vista en este sentido.

    • Hola Joan,

      Me da mucho gusto sentir que este tema está siendo útil para tí amigo, en verdad no es nada complicado es simplemente hacer un análisis de tus bienes e integrar el desapego a lo material.

      Siempre se debe pensar más en grande de lo que somos hoy y tú lo haces todos los días.

      Mil Gracias por tus palabras.

      Saludos,

      Omar Carreño

  8. Excelente! Llegue a tu blog por un tweet de mi Amiga Ana y la verdad es que me encontre connun blog sumamente interesante, justo el estilo de vida q me encantaria seguir. La verdad esque al consumir menos, no nada mas seremos mas felices y enfocaremos nuestras vidas a hacer cosas mas interesantes y que nos gustan, sino tambien le haremos un bien a nuestro planeta (desde un objetivo ecologista) imaginate todos las toneladas de basura y desperdicios se dejarian de producir si no consumieramos tanto. Dentro de la cultura del consumismo esta tambien el factor de deshechar las cosas que estan viejas o pasadas de moda, a pesar de que en la mayoria de los casos aun tienen una vida util. Ademas de que al consumir menos, las fabricas producirian menos y habria menos contaminacion. En fin, solo otro pensamiento ligado a este tema.

    Pero si concuerdo contigo, aunque actualmente no vivo del todo una vida minimalista, esta dentro de mis objetivos, con un balance claro, pero desprendernos de las cosas materiales y apreciar mas las cosas que no lo son, en una gran filosofia de vida. Felicidades!!!

  9. Gran post, yo estoy de camino en esto del minimalismo y eres uno de en los cuales (que no son mas de tres) me fijo para aligerar el paso hasta este estilo de vida. Sin más un abrazo y animarte que sigas.

    P.D. Esta frase: “Habrá quienes puedan vivan felices…” cuesta entenderla, sería mas legible y correcto decir “Habrá quienes puedan VIVIR felices…” Perdón sí te molesta que te “corrija”, simplemente me pareció que debí decirlo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Camino al Minimalismo (Reacciones al Proyecto 333) « ANÁLISIS REALISTA | Una forma positiva de cambiar tu vida - [...] como sistema de Productividad9 ideas productivas para tener mejores resultados en el trabajoEl lado Positivo del MinimalismoLa Entrevista con: …
  2. Evaluación del Proyecto 333 – día 34 | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - [...] El lado Positivo del Minimalismo [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>