Pages Navigation Menu

El costo de la diversión

Siguiendo un poquito con el tema de las finanzas personales y el hecho de disfrutar de la vida, hoy quiero enfatizar un poco la cuestión de destinar una parte de nuestros recursos en nuestra diversión.

Para mucha gente podrá ser diferente la forma en la que guste de divertirse, tal vez el teatro, el cine, ir a algún bar, antro, los videojuegos o incluso viajar, no sé, es cuestión muy particular; sin embargo, considero que dentro de nuestro esquema de vida es necesario el poder cuidar de las finanzas personal sin dejar de lado totalmente lo que nos produce esa sensación.

Llega un momento en que todas las cuestiones comienzan a perder sentido si no introducimos esa parte indispensable de distracción cerebral, y todo se puede lograr en tanto mantengamos un cuidado en nuestra administración personal.

Ya les he comentado de la elaboración de presupuestos, hagamos el estudio de ver cuánto de nuestros ingresos podemos destinar, sin vernos afectados en los rubros “indispensables” para poder divertirnos, tomemos en cuenta que los presupuestos deben cubrir un ciclo, una temporalidad y ese dinero debería alcanzarnos para cubrir dicho ciclo, sin que tengamos que disponer de dinero adicional.

Lo anterior es muy importante ya que no debemos hacer abuso de la planeación financiera en momentos de diversión, debemos siempre tener presente el objetivo para el cual ahorramos o pretendemos cuidar nuestra economía, como puede ser evitar deudas y por consiguiente la presión de cubrirlas, o el deseo de adquirir algo de mayor valor, el punto es siempre llevar un balance razonable entre las cosas que hacemos y lo que queremos.

Hace poco vi a un amigo sumamente deprimido pues de un momento a otro su economía se complicó temporalmente, ya saben esas rachitas en las que surgen gastos imprevistos de una forma tan molesta que uno dijera, “bueno ya estuvo ¿no?” Y vaya su principal tristeza provenía de que no había encontrado esta distracción cerebral, lo cual lo tenía verdaderamente agobiado y aburrido.

Los momentos de tedio surgen normalmente por un exceso en la falta de distracción y eso produce inconformidad en la forma de ver la vida y una evidente frustración, tratemos siempre de mantener un balance en todo lo que hacemos, cuidando que la vida tenga el equilibrio perfecto para hacer cosas divertidas en forma responsable.

Cuidar las finanzas personales, no está peleado con hacer cosas divertidas, en momentos de recesión lo mejor es buscar alternativas que nos den la oportunidad de entretenernos, como pueden ser las fiestas en casa, rentar películas, salir a caminar, leer libros o artículos en Internet, creo que el caso es hacer siempre cosas que nos quiten el ocio por que como dicen “la ociosidad es la madre de todos los vicios”.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La vida se llena de esos momentos en los que nuestro ánimo crece, es parte de hacer que las cosas valgan y complementar el cúmulo de experiencias que nos dan una satisfacción personal, no es necesario gastar mucho, es necesario pasar el tiempo haciendo las cosas que nos den felicidad.

OC

2 Comments

  1. ¡Muy buenas noches Omar!

    Tocas un punto primordial dentor de la naturaleza humana: el descanso. Es tan importante, que Dios nos dejo la pauta al descansar después de su sexto día creativo.

    Vivimos en tiempos que son harto volátiles, la constante, es que ya nada es eso, constante, y por andar como ratón loco nos olvidamos de darnos un período de relajamiento de mente y cuerpo.

    Tus observaciones son muy valiosas y espero que cumplan el propósito por el cual las plasmaste hoy.

    En punto y aparte, te agradezco las palabras que dejaste en la entrada de hoy de “El peso nuestro”, cuando andes por aca, los de pescado corren por mi cuenta.

    ¡Un abrazo y un saludo desde la sede de la Baja 1000!

    • Mi estimado amigo,

      De nueva cuenta es un gran gusto recibirte tus comentarios y me gustó mucho como enfatizas la necesidad del descanso, y como bien dices hace falta ese periodo para retomar baterías y hacer de nueva cuenta que el cerebro funcione como tiene que hacerlo.

      De lo otro, no sabes cómo te agradezco yo a tí por tanto conocimiento y tan buena forma de compartirlo.

      Desde la ciudad de México te mando un abrazo y un saludo.

      OC

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>