Pages Navigation Menu

Ejercicio Minimalista: Proyecto 333

Este año establecí como una de mis metas lograr vivir con menos de 100 cosas, actitud asumida por muchos minimalistas entre ellos mi amigo Morelos Barros, el autor del Chocobuda, y aunque me costó mucho trabajo tomar la decisión, gracias a Valentina y Luis José encontré una forma muy adecuada de empezar, y es siguiendo el Proyecto 333.

Como Minimalista me siento feliz de poder decir que cada día vivo con menos cosas, he aprendido a llevar un autocontrol sorprendente de mis hábitos de consumo, además de que he aprendido a dar mucho más de mi mismo a las personas que me rodean y sobre todo he aprendido a valorar las experiencias.

Cada día que pasa encuentro nuevas satisfacciones en este estilo de vida, pero siento que hasta no completar los ejercicios que me llevan a entender y aprender a llevar una vida práctica con menos cosas, no voy a estar completo en este rubro.

Con el Proyecto 333, además de unir fuerzas con aquellos minimalistas con los que hoy mantengo una buena relación, ayudo a muchas personas a darse cuenta de que en verdad seguir tendencias de moda es más una cuestión de vanidad creada por las multinacionales que lo que te define como persona.

Permítanme contarles más a fondo lo que significa este Proyecto:

El Proyecto 333 significa esencialmente vestir sólo 33 prendas en 3 meses.

Este ejercicio inició como una idea de  Courtney Carver autora del blog Be more with less, su historia personal es excepcional y considero que es un gran ejemplo a seguir; en la versión hispanohablante fueron Valentina Thörner y Luis José Sánchez quienes fomentaron la idea en sus respectivos blogs, ambos Minimalistas y a quienes admiro y aprecio mucho.

Sólo puedes elegir entre todo tu guardarropa 33 prendas de vestir ¿para qué? El ejercicio tiene por objeto que aprendas como gastar menos tiempo en elegir la ropa que utilizas, cómo puedes simplificar tu clóset y para mí es una forma de empezar el reto de las 100 cosas.

Particularmente para este ejercicio las reglas son las siguientes:

  • La duración de la versión en español abarca del 9 de enero al 9 de abril.
  • Debes escoger entre todo tu guardarropa exclusivamente 33 piezas de ropa o accesorios, sugiero que se escojan aquellas cosas con menos posibilidad de desgaste y reparación, pues se tendrán que usar muchos días.
  • Existe una exclusión importante, el anillo de matrimonio (si lo usas) o algún artículo de joyería simbólico que uses siempre, la ropa que usas para estar en casa, tu pijama o ropa de dormir, la ropa interior y la ropa para hacer ejercicio no cuenta, salvo que utilices algo de esto para estar en la calle, por ejemplo la ropa de ejercicio.
  • Puedes tener tres artículos más, por si durante el ejercicio decides donar o tirar algo que se encuentre en tu lista, estos artículos suplen los que saques, pasando a formar parte de la lista de los 33 artículos.
  • Debes considerar también guantes, gorras, bufandas, así que para eso de “Febrero Loco-Marzo otro poco”, mejor si tomar en cuenta algunas prendas de abrigo.

Apreciación personal

¿Cuál fue mi temor inicial? El trabajo, en el trabajo uso traje y corbata de lunes a jueves, los viernes ocupo ropa casual, así que tenía que tenía que lograr algo que me funcionara y así lo hice, analicé bien qué trajes ocupo en esos cuatro días y las corbatas que puedo combinarles, así que todo salió bien. Cuando comenté en los Blogs de Valentina y de Luis José, me motivaron sus respuestas y leyendo el sitio de Courtney ella dice “no se trata de sufrir sino de aprender“, con esto me convencí.

Como en cada uno de los proyectos que emprendo, no puedo engañarme a mí mismo, pues como he sostenido este blog es el resultado de mis experiencias con base en las aplicaciones prácticas y realistas de los ejercicios planteados, así que este reto será parte de mi crecimiento personal para alcanzar mi objetivo, vivir con menos cosas para disfrutar mucho más de la vida.

Lista Definitiva

Mi lista definitiva la componen los siguientes artículos:

1. Traje Negro Liso (Dos piezas)

2. Traje Negro de rayas (Dos piezas)

3. Traje Obscuro rayas claras (Dos piezas)

4. Traje gris Oxford (Dos piezas)

5. Camisa para traje blanca

6. Camisa para traje blanca

7. Camisa para traje crema

8. Camisa para traje azul claro

9. Corbata

10. Corbata

11. Corbata

12. Corbata

13. Cinturón Negro

14. Jeans

15. Pantalón Casual Negro

16. Camisa Blanca

17. Camisa Cuadros Azul

18. Camisa Rayas Obscura

19. Camisa Cuadros Obscura

20. Playera Negra

21. Reloj

22. Lentes obscuros

23. Sudadera Negra

24. Chamarra Negra

25. Chamarra Negra de abrigo

26. Gorra

27. Zapatos Negros Formales

28. Zapatos Negros Casuales

29. Zapatos Deportivos

Estoy convencido de que este reto será útil para lograr mis objetivos de crecer en el Minimalismo que me está resultando tan fructífero, debo ser congruente con mis objetivos y con esto creo que estoy dando pasos con pies de plomo.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Muchas veces queremos hacer cosas pero no sabemos por dónde empezar, hay que emprender los retos que nos presenta la vida para lograr nuestros objetivos, en mi caso es vivir más simple y con menos cosas.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Visión práctica del Minimalismo

La costumbre de acumular

14 Principios Minimalistas para llevar una vida mejor

Minimiza y maximiza: Acumula momentos que den sentido a tu vida

Complejo de ratón

Fotografía de Furniture store blog

20 Comments

  1. Felicitaciones por tu lista Omar y mucha suerte con el reto. De hecho imagino si reduces tus pertenencias a 100 cosas, algo así te saldrá de ropa, así que es un primer paso importante. Y después de 3 meses ya sabrás si realmente es factible reducir tu ropa a este número definitivamente. De todas formas estarás haciendo una decisión consciente en vez de seguir una corriente.
    Saludos,
    Valentina

    • Hola Vale,

      Más que una corriente he descubierto que el Minimalismo es un estilo de vida, me siento muy bien al hacerlo ya que cada día es más grande la satisfacción que yo siento.

      Aquí en México muy pocas personas me entienden, de hecho dicen que es muy cómodo ser minimalista, pues reduzco las cosas y evito ” gastar” y dicen que por eso soy un avaro, pero ¿Sabes qué? Yo entiendo el Minimalismo como un estilo de vida que me ayuda a ser mejor.

      De hecho he perdido algunos lectores que me dicen que no concuerdan con el minimalismo porque es una corriente muy hippie y ellos no pueden ser así, pero yo he aprendido a disfrutar mejor la vida y me siento mejor, eso es lo importante ¿No?

      Mil gracias por enseñarme el camino para mejorar.

      Saludos

      Omar Carreño

      • Hola Omar,

        Por demás excelente y gratificante tu blog que refleja tu esencia como persona y qué mejor que lo pongas en práctica y que lo compartas.

        Si tan sólo comprendiéramos que no sólo es de cosas materiales sino también de sentimientos y pensamientos el ser minimalista, viviríamos más y mejor no creés? Hacer espacio en nuestra alma y espíritu para que quepan cosas nuevas…

        Te felicito sinceramente desde Puebla, Puebla, México.
        -José Carlos Daza Velázquez.

  2. ¡Qué bien que te has unido al reto!
    Nos iremos contando la experiencia. Creo que en un futuro yo también intentaría el reto de las 100 cosas.
    ¡Un abrazo!

    • Hola Luis José,

      Pues yo creo que son dos ejercicios que como bien dice Vale, están muy relacionados el uno con el otro y además es una forma de evitar acumular muchas cosas que en verdad no usamos, estoy tratando de ser realista en el sentido de aquellas cosas que en verdad uso.

      Mil Gracias por todo tu apoyo.

      Te mando un gran abrazo.

      Omar Carreño

  3. Omar, desde Argentina te cuento que tambien me unido al reto. Mi lista la puedes ver en mi blog http://www.laanaqueteje.blogspot.com. Te deseo exitos en este proyecto y nuevos descubrimientos sobre tu persona.
    Saludos andinos para ti!

    • Hola Ana,

      Primero que nada ¡Bienvenida a Análisis Realista! Es un verdadero honor que desde tierras del Sur del continente tengamos tu visita.

      He leído tu lista, me gustó la forma práctica en la que la desglosaste, tal vez debí ser un poco más simplista en ese aspecto, se lee mejor.

      Te deseo lo mejor en este ejercicio y vamos avanzando en el proyecto.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Omar, felicidades por querer hacer el reto. Yo en este caso difiero un poco.

    Particularmente vivo con pocas prendas (nunca me ha gustado tener demasiada ropa y no compro a veces en varios años) pero tampoco me gusta limitarme de más. ¿Por qué 33 y no 38 o 30? Es decir, me parece un poco arbitrario el número.

    Entiendo el concepto del ejercicio y el punto. Pero creo que hay que tener cuidado.

    Creo que el minimalismo no debe llevarse al extremo tampoco, tan malo es tener más sólo por tener, que tener menos sólo por hacerlo.

    Aunque si realmente estás convencido, adelante!

    • Joan, se trata de un ejercicio como tú has dicho. Yo lo veo como un experimento.
      Podrían ser 30 prendas, o 45, es sólo que es más fácil acordarse de “Proyecto 333: 3 meses con 33 prendas” que por ejemplo de “Proyecto 827: 8 semanas con 27 prendas” 🙂

    • Coincido con Luis José: el proyecto necesitaba un gancho, y eso de 333 lo tiene. Si te pones la meta de 100 objetos, también estás poniendo un número fácil de recordar. ¿Por qué no 99 o 101? ¿Tanto cambia una prenda más o menos?
      Yo creo que son números simbólicos, y como tu también dices Lo importante es el concepto.

      Te recomiendo que leas el artículo original del blog “Be more with less”, se deja claro que esto no es para sufrir, si no para aprender: http://www.bemorewithless.com/i-love/the-project-333-rules/

      • Muchas gracias a ambos por sus respuestas y por aclararme el concepto del proyecto 333. Mi intención fue solo dar un punto de vista, en este caso distinto.

        Estoy aprendiendo mucho en este blog y estoy convencido que a mi vida le hacen falta muchos de los conceptos minimalistas que Omar nos enseña.

        Un abrazo!

    • Mi estimado Joan,

      He disfrutado mucho la forma en la que has expresado tu punto de vista, pues es tu personalidad, honestidad ante todo.

      Yo creo que cada día que pasa se aprende algo nuevo, como tal este es un ejercicio y no voy a ganar nada si llego al final con todo cumplido, tampoco pierdo nada, es una mera evaluación.

      Aclaro que no busco ser un radical ante nada, sólo tomo aquello que me sirve para mejorar y disfruto el momento, es como una parte de todo lo que uno podría intentar.

      Me siento muy feliz de los comentarios que hemos recibido, pues así tenemos la posibilidad de darle más fundamente y entendimiento a las cosas, la idea es aprender.

      Saludos y Mil Gracias por tu comentario.

      Omar Carreño

      • Mis estimados Luis José y Chris Stevens,

        Estoy muy contento de sentir su participación en este momento y fue muy bueno que compartan sus opiniones, entre todos crecemos juntos y aprendemos cómo llevar las cosas.

        Saludos y Mil Gracias por sus aportaciones.

        Omar Carreño

  5. Hola Omar:
    Esta entrada lleva como 48 horas dando vueltas en mi cabeza. A mí no me gustan tanto los nombres rimbombantes para estrategias sencillas, pero sé que sirven para captar la atención y otorgarle una cierta magia al llamado reto.
    De entrada, estoy completamente de acuerdo con la importancia de vivir con lo verdaderamente necesario y de reemplazar pertenencias por experiencias, como dices (creo que no lo cité exactamente, pero por ahí va). Yo no he leído mucho sobre minimalismo y, antes de hacerte las preguntas que vienen a continuación, traté de informarme un poco sobre este asunto de las 100 cosas, pero no encontré lo que estaba buscando.
    Hay varios puntos que no me quedan claros:
    1) ¿Por qué vivir con 100 cosas y no 97 o 112, parafraseando a Joan? Entiendo el asunto de que sea un ejercicio y una cifra que podemos recordar fácilmente, pero de todas maneras sigo sin entender por qué tanta obsesión con el número y no con el verdadero significado del hecho de reducir las pertenencias.
    2) ¿Cuál es la definición de “cosa”? Entiendo que lo que va por pares es como una cosa (un par de zapatos, de aretes, etc.), pero ¿qué sucede con la vajilla o los implementos de cocina? Porque dependiendo del número de miembros de tu familia y lo que estés acostumbrado cocinar, tendrás necesidades reales distintas. Sí, reales, porque ni modo de ir con el vecino cada vez que necesitas un abrelatas porque no consumes muchos alimentos enlatados. En principio podríamos organizar nuestras sociedades así en un futuro (por edificio tres lavadoras, dos abrelatas, un cuchillo eléctrico para el pavo de Navidad…), pero por lo pronto no estamos listos para eso. Entonces, ¿cómo se contabilizan estos objetos? La bomba para destapar el excusado la uso pocas veces al año, pero necesito una y es un objeto más. Si quiero reducir a 100…
    3) ¿Qué sucede con adquisiciones temporales? Sí, ¿entran los medicamentos, el shampoo, la pasta de dientes en este conteo? Ya entendí que muchas mujeres no pueden vivir con un solo lápiz labial y pertenezco a ellas, aunque mi arsenal de productos de belleza es muy pequeño. Pero no hay un color de labial que le vaya a todo – y es un producto que se desgasta.
    4) ¿Qué pasa con acciones, fondos de ahorro, seguros de vida, planes de suscripción, cuentas de banco? Me interesaría saber si son vistas como cosas también.
    5) Algunas personas necesitan más cosas para realizar su trabajo o un pasatiempo muy importante. Estoy pensando en cajas de herramientas, instrumentos musicales, diferentes tipos de pinceles o agujas… ¿Cómo ve el minimalismo estas situaciones?
    Quizá estoy exagerando un poco tratando de que quede claro lo que me tiene confundida. Probablemente no he leído la bibliografía adecuada… no sé.
    Para concluir, en este momento creo que es más importante que cada quien revise a conciencia su estilo de vida, logre distinguir entre verdaderas necesidades y necesidades creadas o compromisos que sólo oprimen y esclavizan. Algunos vivirán con 100 cosas, otros con 200, otros quizá tengan 800, pero antes de reflexionar tenían 4000.
    Aprovecho para saludarte y animarte a que sigas escribiendo. Me encanta tener alimento para mi cerebro y mi espíritu. Saludos,
    Claudia

    • Hola Claudia,
      la respuesta sería… depende. Hay minimalistas como Everett Bogue que de hecho tienen menos de 100 cosas, y viven básicamente de su maleta. No tienen ni cama, ni silla, ni nada de muebles, van viajando por el mundo y tienen solo lo que cabe en la maleta. Otros cuentan solo los objetos personales, o sea lo que es de el/ella y no es compartido con otros en la casa. Y otros cuentan solo lo que necesitan en su vida privada (excluyendo las cosas del trabajo). Algunos ven la vajilla como un objeto, otros lo ven como 40. En realidad, las reglas los hace cada uno, porque la idea es la reflexión, no tanto el número.
      Yo, personalmente, tengo más de 100 cosas (y aquí puedes ver por que: http://valedeoro.es/mas-de-100-posesiones). Y también tengo más de 33 prendas de vestir, aunque participo el proyecto333. Las prendas sobrantes las he guardado y después de los tres meses rescataré muchas de ellas. Pero el hecho de voluntariamente vivir con menos de lo normal es un bello ejercicio y ayuda a apreciar mejor lo que tienes cuando puedes volver a utilizarlo.
      Saludos,
      Valentina

      • Hola Valentina:
        Gracias por tus aclaraciones y, por cierto, ¡muchas felicidades por tu blog! Hace algún tiempo que no me doy una vuelta, pero veo que ya es hora… 🙂
        Se ve que hay un acercamiento bastante ecléctico de los mismos autores minimalistas hacia sus propios principios. Creo que me convendrá leer alguna fuente original próximamente.
        Sí, yo también creo que los ejercicios pueden ser muy útiles y quizá pruebe alguno, pero creo que el de la ropa no será el primero. Voy a hacer un recuento, pero se me hace que yo ya casi estoy en el 333, porque realmente no me gusta tener mucha ropa y estarme quebrando la cabeza sobre qué ponerme.
        En fin, gracias por lo que me respondiste. Saludos afectuosos desde México.
        Claudia

      • Valentina,

        Mil Gracias por tu apoyo para este tema, como mi mentora en el Minimalismo, siempre trato de hacer que estos aspectos sean claros, pero quién mejor que tú para ayudarme a llevar a cabo los mejores puntos.

        Te agradezco mucho siempre estar tan pendiente de este blog.

        Un Gran Saludo,

        Omar Carreño

    • Hola Claudia,

      Toda la apreciación Minimalista lleva en mi el concepto del desapego, de vivir más con menos, de evitarte la pena de “perder” algo que realmente ocupas por estar revuelto con aquello que no necesitas.

      Sinceramente y como analicé el punto de Joan, el Reto de las 100 cosas, es justamente eso, tener 100 cosas o menos. Morelos Barros, autor del Chocobuda ha hecho una relación “a la mexicana” del ejercicio en su libro Minimalismo, la vida con menos cosas.

      Valentina cuando escribió su libro Minimalismo Anticrisis, mismo que recomiendo mucho, me dio la posibilidad de pensar de la siguiente forma: “Si cuando tengo una fiesta elegante, requiero un smoking, pero ese tipo de fiestas las tengo cada dos años, no es necesario que tenga un smoking arrumbado en mi clóset, gastando un dineral por él, tal vez me conviene más una renta”

      Este fue un ejemplo burdo, en su libro, Valentina los explica mucho más prácticos, sin embargo, se me vino en este momento a la cabeza.

      Con relación al reto de las 100 cosas, yo pienso aplicarlo a tener aquello que realmente ocupo, que haciendo un análisis en verdad es mucho menos cada vez, pero abocándome a tus dudas, aquellos artículos de consumo o los bienes de uso común, no entran en mi lista.

      Es un aspecto que tiene por objeto limitar tus niveles de consumo y para mí hacer uso de aquellos aspectos que me permitan limitarme e ir sacando cosas cada vez que entre una nueva, lo cual me hará valorar realmente si deseo sacar algo de entre aquello que tengo.

      Como mexicana, tal vez has escuchado aquella canción que se llama “Puño de tierra”; cuando la escuché me di cuenta que esa es la forma en la que quiero vivir, pues antes yo era muy, pero muy materialista y no me daba cuenta de cuánto apego le tenía a las cosas materiales, he de reconocer que aún lo tengo, pero cada vez es menos.

      Vivo pensando en cómo quiero ser recordado y cómo puedo influir en los cambios en las personas.

      Me quedo con estas ideas por el momento, pero me gustaría poder seguir intercambiando criterios.

      Te mando un gran saludo.

      Mil Gracias por tan buen comentario.

      Omar Carreño

  6. Hola Omar !

    Muy clara e ilustrativa la expliación del proyecto 333, gracias!
    Recientemente estoy en Twitter, interesada especialmente en el tema de finanzas personales ya que tengo severas deudas que resolver. Entre algunas publicaciones leí sobre el “Proyecto 333” pero en primera instancia no encontré de que se trataba, con esta publicación tuya me quedó muy claro.

    Sin estar necesariamente en el proyecto, me encuentro con una cantidad similar de prendas con las que inicio el año quizá más por cuestiones financieras. Pero es interesante que un proceso de ser mas simples y sencillos “minimalistas” lo estén difundiendo en la red.

    Las acciones, tarde o temprano llegan a ser conscientes y luego subconscientes. Así que promover los valores para centrarse en la persona y no en lo que tiene o lo que hace es algo que tarde o temprano llegará a las demás personas.
    Soy de las que cree que viene un cambio fuerte pronto, básicamente de mentalidad y esto es prueba de ello.
    En horabuena!

    Nos seguimos !

    E. Gracia

  7. También he decidido unirme a ese proyecto, aunque aun no he hecho mi selección de las 33 prendas definitivas, ya he sacado todo lo que de plano no me gusta ya.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Tweets that mention Ejercicio Minimalista: Proyecto 333 « ANÁLISIS REALISTA | Una forma positiva de cambiar tu vida -- Topsy.com - [...] This post was mentioned on Twitter by Omar Carreño Robles, Gerbera Lite. Gerbera Lite said: Leyendo http://analisisrealista.com/2011/01/08/ejercicio-minimalista-proyecto-333/ por @OmarBlogAR…
  2. Proyecto 333: 3 meses / 33 prendas - [...] 333, una idea original de Courtney Carver de Be more with less. Poco después vi como Luis José y…
  3. El lado Positivo del Minimalismo « ANÁLISIS REALISTA | Una forma positiva de cambiar tu vida - [...] Ejercicio Minimalista: Proyecto 333 [...]
  4. Camino al Minimalismo (Reacciones al Proyecto 333) « ANÁLISIS REALISTA | Una forma positiva de cambiar tu vida - [...] Posts Más Vistos La Entrevista con Estela Vázquez, autora de NutricampeonesMis herramientas de trabajo diarioMi aplicación de Autofocus, como…
  5. Evaluación del Proyecto 333 – día 34 | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - [...] Hace unos días leyendo el artículo de Chris Stevens referente a su impresión del proyecto, me di cuenta…
  6. Conclusiones a mi primera intervención en el Proyecto 333 | ANÁLISIS REALISTA | Productividad y minimalismo - [...] Ejercicio Minimalista: Proyecto 333 [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *