Pages Navigation Menu

Domingo de Automovilismo

Este fin de semana viví una nueva e increíble experiencia en mi vida, las carreras automovilísticas en el autódromo Internacional Miguel E. Abed en Amozoc, Puebla. Cada mes aproximadamente se hacen los llamados Track Days, en los que esta pista profesional se abre al público en general con la finalidad de realizar carreras amateurs con vehículos tuneados o convencionales (de calle)

 

El municipio de Amozoc está a escasos 15 minutos de la ciudad de Puebla y cruzándolo completamente se encuentra el Autódromo, mismo que cuenta con todos los elementos propios de un circuito de carácter internacional.

 Fui invitado por un amigo que corre en la categoría de los modificados, turbos o tuneados, su carro es un Mini Cooper S que por lo poco que pude ver tiene una estabilidad en las curvas mejor de lo que había visto alguna vez en carretera con ese tipo de autos, además es Supercargado, de ahí la S, lo cual quiere decir que tiene un sistema de inducción forzada para darle al carro una mayor aceleración.

 Dentro de este círculo, como en todos los demás a los que he tenido acercamiento en mi vida, la cotidianidad con la que se refieren a los términos de los vehículos resulta completamente impresionante para mí, es gente que conoce, domina de sus temas y conocen su auto y cualquier “sintomatología” que presente en cuestión de segundos, lo cual es un punto a favor de la seguridad con la que se desempeñan en la pista.

Se realizan carreras de aproximadamente veinticinco minutos cada una, no existe un ganador propiamente, pues no es propiamente una competencia, lo que ocurre es que ellos “alquilan” por un día entero el derecho a “medirse” contra otros corredores en una pista con todos los elementos técnicos y de seguridad que se requieren para probar sus habilidades corredores.

 

Al llegar, mi amigo se encontraba dentro de la pista, compitiendo contra un cuate al que considero que le faltaba un poco esa cuestión del compañerismo y la seguridad de los corredores, era muy sucio en su entradas y no sabía como cuidar su línea éticamente, al terminar si salió entre molesto y espantado porque no es tampoco el caso accidentarse en este tipo de pruebas, pero bueno así hay gente.

 Tuvimos la oportunidad de ver un rato a los autos de “calle” y cómo toman las curvas con menos precisión que un auto más deportivo, vimos hasta una Caribe ahí metida, en verdad es el gusto por el correr y vivir la sensación de estar en una pista profesional lo que más les mueve, incluso puedo decir que lo que influye mucho también es la destreza y habilidad del piloto.

 Después de ir a comer, mi amigo me ofreció subirme un rato, ya me había comentado, pero sinceramente no creí que en verdad lo iba a hacer, he de confesar que desde que me dijo sentí la inyección de adrenalina en mi cuerpo, pero como lo vi aún lejano traté de calmar los nervios, pero ya estando en la pista no me pude negar, es una oportunidad única en la vida y ahí me ven con mi casco tipo la “Hormiga atómica” trepado bien “Meteoro” en el carro de mi amigo.

 He de confesar que influye muchísimo la confianza que uno tenga en quien conduce, y el tipo de vehículo en el que se corra, la pista se cubre en un tiempo aproximado de dos minutos treinta segundos, y cuenta con unas seis curvas muy marcadas, que mi amigo tomó con mucha familiaridad, de inicio, solo me dijo, “Ahorita solo tenemos que esperar a que se agarren bien las llantas” y tras una vuelta relativamente tranquila, empezó la aceleración formal.

 Como siempre he dicho, “una nueva experiencia a mi lista de recuerdos”, la sensación no es otra más que una plena y total libertad en la que los segundos transcurren lentos y las curvas conforman un trazo perfecto apenas perceptible por el derrape de las llantas y el cambiar de las velocidades.

 Uno asume el rol de pasajero y lo mejor es no decir nada para no distraer al piloto, pero es tan grade la emoción que se vive, que uno podría ir gritando de felicidad todo el camino, es una experiencia única que se disfruta enormemente, ya que no es la misma sensación de un juego mecánico, de hecho creo que prefiero el carro a un juego mecánico y ver al carro de enfrente tan cerca al momento de rebasar, produce una explosión de adrenalina que en verdad se vuelve adictiva.

 Fue muy divertido vivir toda la experiencia en su conjunto, tanto mi esposa como la novia de mi amigo también tuvieron la dicha de vivir ese momento y creo que no todos podemos presumir el haber estado corriendo a más de 170 kilómetros en una recta de 350 metros con una curva de 90 grados al final de la misma, es un experiencia única.

Quiero agradecerle a mi amigo la oportunidad de haber vivido esta nueva experiencia en mi vida, creo que no se puede explicar muy bien con palabras, pero me quedo con una frase que dijo: “Lo divertido es agarrar pique con alguien para vivir la verdadera adrenalina“.  

 Mi Análisis Realista del día de hoy es: Hay experiencias que no se pueden vivir todos los días, y si existe la posibilidad de disfrutarlas lo mejor es tomarlas siempre, no es conveniente nunca quedarnos con el “si hubiera”, creo que es la forma más triste de desperdiciar las oportunidades.

OC

6 Comments

  1. Amigo, muy padre, ojalá yo tenga algún día la oportunidad de hacerlo. Un saludo.

    • Amigo,

      Ojalá que sí, en verdad no sabes cómo se viven esos segundos, y los sonidos de la pista se conjugan de una manera muy extraña, como ya te decía, esta es otra de las experiencias a tachar en el Checklist.

      OC

  2. Omar,

    Fue para mi un gustazo verte ahi en los pits conmigo compartiendo mi pasion y un domingo. Me da mucho gusto que Marina y Tu se la hayan pasado agusto y sobre todo se divirtieran, ya en otra oportunidad nos metemos cuando hayaa mas coches en la pista para que sientas un pocquito mas de adrenalina jeje.

    Te mando un abrazo!

    • Hola Fer,

      Fue para mí algo sumamente especial conocer tan de cerca este mundo que yo veía tan lejano y que era sumamente desconocido. En verdad no alcanzarían las palabras para agradecerte por permitirnos compartir esta experiencia y sobre todo por brindarnos tu sincera amistad.

      Me siento muy feliz de poder presumir que estuve en una pista, subido en un Mini Cooper S y ahora me das la oportunidad de vivirlo de nuevo, en verdad amigo muchas gracias.

      Espero que te haya gustado la entrada y estamos en espera de la próxima aventura.

      Saludos

      OC

  3. Primo,

    Ese tipo de aventuras y sensaciones, debemos de aprovecharlas y disfrutarlos al máximo, porque se pasa la vida demasiado rápido. Me llena de alegría que los dos compartan como pareja esos momentos.

    Saludos

    • Prima,

      Te agradezco mucho tus buenos deseos, en verdad por eso me casé con mi esposa, porque con ella he descubierto un mundo nuevo lleno de aventuras que hacen mi vida mucho más completa.

      Saludos

      OC

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *