Pages Navigation Menu

Disfrutando los Momentos

Para mí la felicidad no es un estado en el que nos podamos mantener durante las 24 horas del día, hay situaciones que nos pueden poner tristes, apesadumbrados, presionados, estresados, motivados, optimistas, en fin, distintos estados de ánimo que pueden surcar en las diversas etapas de nuestro ir y venir.

Muy distinto para mí es lo que he estado haciendo para mejorar mi actitud ante la vida, en el que me esfuerzo día con día por canalizar positivamente todos mis pensamientos, mis sentimientos y mis emociones, obviamente no es un trabajo fácil y aclaro estoy en camino de…

Desde hace un tiempo he aprendido a valorar los Momentos ¿Qué es lo que nos puede dar una ecuanimidad, un balance en las cosas que hacemos? Atesorar y recordar esos Momentos en los que hemos sido inmensamente felices, generar y encaminar nuestras acciones a vivir más de esos Momentos.

Los Momentos son la clave de la Felicidad, pueden ser determinados por nuestros gustos y preferencias, nuestras aficiones, nuestros principios, etc., considero que es importante hacer de cada uno de ellos algo irrepetible, darle un toque de individualidad, hacer que valga.

Tengo un amigo que decretó que este año se abocaría a disfrutar los Momentos, ha buscado todas las oportunidades que se presentan para realizar actividades fuera de lo común, muchos viajes por ejemplo, lo veo contento, sabe que en esta etapa de su vida, tiene la oportunidad de hacer las cosas que él considera prudentes sin tener mayores responsabilidades.

Tengo otro amigo, cuyos Momentos están supeditados a tener a su lado a la gente que él quiere, amigos y familia, se puede ver cómo disfruta cuando todos estamos juntos y contentos; ambos son personas positivas que hacen que sus momentos tengan un resultado.

Lo más importante en todo esto es aprender a identificar estos acontecimientos y hacerlos invaluables, darnos la oportunidad de disfrutarlos al máximo, a efecto de ir creando una memoria vivencial que podamos utilizar en las situaciones difíciles que ya referí anteriormente.

Visualicen una situación compleja, en la que nos veamos oprimidos, ¿Saben qué hacer? Tomar un respiro, recordar un momento feliz y hacer de cuenta que al salir de esta situación, generamos que el destino tome un nuevo curso hacia la evocación de lo que es positivo para nosotros.

Hagan en retrospectiva el ejercicio de cuáles son esos momentos en los que fuimos felices, en cada situación, en cada contrariedad, siempre hay algo bueno en esos momentos que nos puede ayudar a ver las cosas con mayor claridad.

Es por eso que debemos darnos a la tarea de generar nuestros Momentos, nuestros instantes mágicos, la vida es muy corta y debemos llenarla de recuerdos, de vivencias, de experiencias, yo estoy encaminando mis esfuerzos a hacerlo pues sé que es lo que en verdad vale la pena.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La Felicidad es como un río que no deja de avanzar, tomamos un poco de ella y la dejamos correr, esto es distinto a tener una vida feliz que podemos llenar de “Momentos” que nos dan esa sensación de paz y tranquilidad, ¿Cuáles son sus momentos? ¿Los han identificado ya?

OC

2 Comments

  1. Primo,

    Yo te puedo decir que la vida está llena de momentos, los cuales día con día nos enseñan cosas nuevas y nos hace valorar lo que realmente es importante.

    Los momentos como tú bien dices, son puntos clave en nuestra felicidad, siempre recordar es volver a vivir, esos instantes mágicos, y que los atesoramos en la memoria. El compartir y disfrutar con las personas que uno quiere y aprecia, no tiene precio.

    Como siempre te lo he dicho el lugar no importa, siempre que uno se encuentre con la persona adecuada y divertirse esos minutos al máximo, porque la vida se va muy rápido.

    Ahora día con día debemos de levantarnos y tratar de vivir cada experiencia al máximo. Conocer nuevos lugares, ver las cosas negativas como enseñanzas, para que al final de nuestra existencia podamos decir, disfruté cada momento de mi vida como si fuera el último.

    Saludos

    • Prima,

      Exactamente esa es la esencia de la vida, se nos va tan rápido el tiempo que debemos tratar de generarnos nuestros espacios para lograr disfrutar cada momento.

      Tengo una rara costumbre, para incorporarme al Periférico tengo la opción ya casi para llegar de tomar un pequeño “atajo”, esto no siempre se puede por cuestiones de tráfico, por pasar por este atajo te cobran una propina, no me afecta, porque tengo la oportunidad de sacar mi cabeza por la ventana y oler los pinos en la mañana, pues por ahí hay muchos.

      Ese momento me hace el día, cuando tengo oportunidad de hacerlo lo disfruto mucho y el simple hecho de despertar ya es otro momento.

      Saludos

      OC

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *