Pages Navigation Menu

Disciplina y Constancia: Generadores reales de talento

Escuché una entrevista que le hicieron a un futbolista profesional que se acaba de retirar con una brillante carrera y un cúmulo de logros profesionales que lo vuelven un ejemplo a seguir, en una de sus respuestas señaló que su hermano no llegó a progresar en ese deporte ya que a pesar de ser más talentoso que él hubo un par de factores que determinaron su destino.

Originalmente había pensado en no especificar el origen de este artículo, sin embargo es un realidad que a lo largo de nuestra vida tenemos la oportunidad de conocer personas con un talento natural para hacer ciertas cosas, puede ser una habilidad específica o una cualidad particular, pero lo sorprendente es esa naturalidad con la que se desenvuelven y con la que pueden hacer parecer cosas complejas algo sumamente simple.

Estoy convencido que todos tenemos algún talento natural, para muchos se desarrolla a muy temprana edad y para otros tal vez surge cuando se encuentran con las herramientas propicias que les permiten generar esas cualidades.

Los dos factores a los que se refería el ahora ex futbolista existen y que son generadores reales de talento son la Disciplina y la Constancia.

Para profundizar un poco más en esta idea me permitiré definir estos conceptos:

Disciplina: Conjunto de hábitos y actitudes que de manera positiva y ordenada nos encaminan a la consecución de resultados.

Constancia: Reiteración motivada de la conducta o acción que nos lleve a adoptar hábitos y actitudes positivas.

Dicho esto me permito señalar su lado oscuro tanto la disciplina como la constancia son complicados, cuestan trabajo, implican esfuerzo y sacrificio, sin embargo los resultados pueden brindar un verdadero sentido a nuestra vida.

He leído de muchos casos de personas que tenían un talento natural para hacer ciertas cosas, sin embargo se vieron superados por quienes fueron disciplinados y constantes, porque lamentablemente el talento no representa nada si no se involucran estos dos elementos necesarios para aprender a superar objetivos.

En este sentido nosotros somos responsables de las decisiones que hemos tomado a lo largo de nuestra vida, que buenas o malas a final de cuentas son nuestras y debemos aprender a afrontar las consecuencias mediatas o inmediatas de las mismas, sin embargo adoptando la Disciplina y la Constancia como elementos fundamentales de nuestra vida poco a poco iremos notando nuevos y mejores resultados en todo lo que hagamos.

Desde mi concepción el mundo de la productividad personal es precisamente así, disciplinado y constante, ya que si un día tratas de resolver todos aquellos pendientes que se te habían ido acumulado simplemente no podrás hacerlo o en caso de lograrlo no darás el cien por ciento y será algo solo para salir del paso. Pero si aprendemos a generar proyectos y organizamos nuestros tiempos, las cosas se harán con altos estándares de calidad, o no tendrán que hacerse si no es relevante.

La disciplina y la constancia nos ayudan a generar un estado de movimiento constante de energía y así superar los obstáculos que se nos presenten. Puede ser que durante algún tiempo y viendo el desenvolvimiento de otros creamos erróneamente que las cosas hechas en un dos por tres son la mejor manera para llevar a cabo un resultado, pero el mismo será pobre y desinteresado, llevándote a una desmotivación posterior ya que tu vida carecerá de reto y posibilidad real de crecimiento.

El desarrollo de talento determina una vida llena de satisfacciones a la que muchos aspiramos día con día, sin embargo, es en base a estos factores que se logra generarlo, conservarlo y promoverlo.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Incorporar la disciplina y la constancia implica obtener los elementos necesarios para poder generar resultados que te brinden satisfacciones reales que dan sentido a tu vida.

Omar Carreño

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Rompiendo esquemas

Productividad Personal: Modifica tus hábitos

Aprende a mantener la motivación

9 ideas productivas para tener mejores resultados en el trabajo

Fotografía de Stock.XCHNG

4 Comments

  1. ¡Hola constante Omar!

    Esto me ha recoerdado la fábula de la tortuga y la liebre. La razón por al que la liebre pierde es por su extremada confianza en sus dotes naturales… y eso fue su perdición.

    Yo si creo que el resultado último de la aplicación de la disciplina y constancia es que las cosas se hagan de manera natural y en un seis (dos por tres, ¿no?) lo cual llega a engañar a los otros que es fácil, pero hay es donde entra la madurez 😀

    ¡Saludos de su lector del norte!

    • Hola mi querido Ricardo,

      Yo agradezco tu constancia como colaborador incansable de este tu Análisis Realista mi querido pariente del norte.

      Fíjate que si tiene alguna relación, hace unos meses Montse Villa, hizo un excelente análisis sobre esa fábula en su blog Buenhabit.

      Coincido contigo y fíjate que buen consejo nos has dado, la madurez, en verdad yo lo veo como una etapa reveladora en la cual nos damos cuenta que se puede hacer algo más por nuestra vida, en distintos momentos vamos “creciendo” y es ahí cuando surgen los verdaderos talentos y motivos.

      Mil Gracias por tu comentario pariente,

      Un abrazo.

      Omar Carreño

  2. Hermano! Por primera vez no estoy de acuerdo contigo.

    El talento se trae en las venas, desde el nacimiento. Algunas personas son buenas para las matemáticas, otras para la ciencia y otras para el arte.

    Alguien que no tiene talento artístico jamás podrá hacer una escultura para un museo, por más que lo entrenes y por más constancia y disciplina que practique.

    De igual forma, el mejor escultor del mundo nunca podrá desdoblar una cadena de ADN por más disciplina y constancia que tenga; ese es trabajo para un científico.

    Y como último ejemplo, yo soy una piedra para las matemáticas. De hecho soy una piedra para todo, excepto la cocina. Y créeme que he intentado muchos métodos para ser mejor, pero los números no están en mi.

    Ahora, como artista marcial te lo digo, la disciplina y la constancia mejoran los talentos que traes de nacimiento. Quizá el truco sea encontrar aquello para lo que eres bueno y entonces desarrollarlo.

    Ser dedicado y meticuloso con tu aprendizaje y tu trabajo, irremediablemente trae la bendición de la productividad.

    Sin embargo, y luego de todo este rollo, entiendo tu punto. Quizá un mejor título para el artículo sería: Disciplina y constancia, generadores de gente productiva.

    No lo sé. Sólo mis dos devaluados centavos.

  3. Me enseñaron desde pequeño “que la constancia es la madre de todas las virtudes” no comprendía que significaba… pero pronto aprendí que si quería algo la constancia era un buena herramienta.
    Pienso que con la pareja de doses que me tocó en el reparto de la vida, sin esa constancia no habría podido sobrevivir a mi procelosa vida… No puedo decir que he triunfado… pero si puedo afirmar, que no han conseguido acabar conmigo.
    Como siempre me gusta lo que dices…

Trackbacks/Pingbacks

  1. Productividad: disciplina, constancia y la generación del talento | Organizarte Magazine, para una vida más productiva, organizada, placentera y plena! - [...] y constancia: generadores reales de talento Fuente: Análisis Realista. Productividad: constancia, disciplina y [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *