Pages Navigation Menu

Controla las Distracciones

Esta es la segunda entrega de la serie Asumir el Control Productivamente, en la primera entrega vimos que debemos conocer aquellas cosas a las cuales asignarles una tarea, antes de pasar al punto de cómo hacerlas debemos aprender a Controlar las Distracciones.

Si no podemos alejar las distracciones de nuestra vida, por más intención que tengamos en hacer nuestros pendientes, no tendremos el tiempo necesario para desarrollarlas.

Son los pequeños trucos y modificaciones en los hábitos los que paulatinamente nos ayudarán a afrontar nuestras tareas o próximas acciones, estos trucos inician con el control de nuestra concentración productiva, que se entiende como el momento en el que efectivamente tenemos todos nuestros sentidos dispuestos a realizar una actividad.

Hay un secreto fundamental para todo esto y se llama la autodisciplina, nadie se va a beneficiar más de asumir el control de su vida que uno mismo, pero es algo que debemos reconocer y valorar.

Todos sabemos lo fácil que es distraernos, ¡Caramba si podemos ser expertos en eso! Mi propuesta es: Ya anotaste tus pendientes, ahora anota tus distractores y escribe también tus posibles soluciones a ellas.

Lamentablemente es tan fácil perder el control, imagínate con un simple movimiento de nuestro dedo índice sobre el botón del mouse y ya nos perdimos en la magnificencia de Internet, pueden ser desde 5 minutos hasta dos horas sin parar.

Algunos trucos

Uno de mis trucos es no abrir el Messenger, si lo necesito para algo, pues lo abro, pero la realidad es que se pierde mucho tiempo ahí, aun cuando te pongas en modo “Ocupado”. Nada más con ver la notificación de la persona que se acaba de conectar, ya te distraes inmensamente, dime ¿Qué pasaría si no lo abres? Nada, el mundo no deja de girar.

Otro de mis puntos es usar mis distractores como recompensa ¿? Si, así es, Twitter por ejemplo es mi recompensa por haber terminado una de mis tareas más importantes del día. Más no es el centro de mi día. Tengo ciertos momentos para usarlo, y cuando vean que escribo algo es porque ya arranqué mi día.

La música aislante es fundamental ya que cualquier ruido o discusión cercana hace que nuestra mente salga de concentración, así que consíguete un buen disco de música clásica y a trabajar.

Guarda todo lo que no te sirva para desarrollar la actividad que tienes que hacer en ese momento, en verdad el más mínimo papelito fuera de lugar nos puede llevar a andar husmeando y distraernos.

Apaga la televisión o tu teléfono móvil, deshabilita por un rato el internet, abre tu correo solo dos veces al día, puede ser por la mañana y después de comer.

Usa señales para que los demás sepan que estás ocupado y eviten interrumpirte en ciertos momentos, no se trata de que te aísles del todo, pero sí que tengas al menos algunos minutos al día para terminar tus pendientes.

Experiencia personal

Antes yo creía que tenía que salir tarde del trabajo para poder terminar mis pendientes ya que durante el día no me rendía el tiempo, pues todo me distraía y no quería parecer antipático con los demás, (quienes por supuesto se iban temprano y yo por andar de “lentium”) entonces empecé a controlar mi vida productivamente y hoy salgo a mi hora, y no me llevo trabajo a casa los fines de semana. Honestamente mi vida ha cambiado para mejorar.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Lograr controlar las distracciones no es tarea fácil, antes de proceder a realizar acciones concretas debemos eliminar esos momentos en los que nuestro tiempo disminuye considerablemente.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos relacionados

Asumir el control productivamente

Cómo enfrento las tareas complejas

Saturación y desgaste: Experiencia personal

El proceso de adopción de la productividad

Fotografía de Stock.XCHNG

11 Comments

  1. ¡Hola concentrado Omar!

    Un vislumbre de lo que se puede conseguir por controlar el tiempo. Definitivamente esto pasa a demostrar que los principales culpables de la ineficiencia no son externos, si no nosotros mismos.

    ¡Un abrazote hasta tus tierras!

    • Mi querido Ricardo,

      Definitivamente así es, la concentración productiva es tan necesaria que podemos tener los mejores deseos para iniciar un proyecto, pero sin ella, se quedarán específicamente en eso, en un muy buen deseo.

      Es una lucha constante contra nosotros mismos y creo que tenemos a la mano las herramientas para combatirlas, pero todo siempre con el ánimo de lograr un cambio positivo en nosotros.

      Mil Gracias por tu comentario, tan atinado como siempre.

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Estimado Omar, si quieres probar lo que son distractores de verdad, prueba una temporada a trabajar solo en el hogar…
    Por razones de economía del momento, tuve que trabajar en el despacho de mi hogar. Fallo sistémico… me salió más caro que si hubiese alquilado un despacho en la Gran Vía de Madrid, rápidamente tuve que migrar a un alquiler para ser medianamente productivo.
    Un saludo
    Avalon

    • Hola Avalon,

      Tienes razón, nunca he pensado en esa parte y honestamente creo que requiere de mucha mayor responsabilidad, ya que los distractores en casa son tantos que definitivamente enfocarnos en lo importante debe resultar sumamente complejo.

      Creo que tuviste razones más que de peso para hacer esos cambios, cuidar siempre de la economía es fundamental.

      Te mando un saludo enorme amigo.

      Gracias por darme una nueva idea a considerar.

      Omar Carreño

  3. Hola Omar, el tema que suscitas es importantísimo, no cabe duda. De todos modos, me parece algo más complicado situaciones como las de querer eliminar correo y derivados. Soy una persona a la que le encanta no llevar el móvil encima, desentenderse del correo y sobre todo ignorar toda obligación que me quiera cambiar el orden del día a través de estos medios. Aún así, ¿como combinar obligación de estar atento e independencia de lo que nos llegue a través de estos medios? En mi opinión no siempre podemos volverle la espalda a estos medios, sino que la vía adecuada es desarrollar una disciplina o “rutina” cuando accedemos a ellos que nos evite comprometernos en el momento a más de lo estrictamente necesarios. Un saludo Omar!

    • Hola Iago,

      ¡Excelente el enfoque que nos brindas! Y como bien dices, disciplina y rutina son elementos imprescindibles al momento de llevar a cabo nuestro actuar diario.

      Creo que siempre habrán elementos que nos pueden llevar a un movimiento en nuestras actividades diarias, es muy complejo llevar el orden de todo, de hecho es de las cosas que más me han comentado, sin embargo veo que se pueden controlar la mayoría de los acontecimientos.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Aunque tal como comenta Lago, es dificil desconectarse algunas veces, creo que es la mejor alternativa es hacerlo, quizas uno debe adaptar la perioricidad que pueda.. por ejemplo, yo tengo que estar conectado al email porque me llegan incidentes de los sistemas, por lo tanto cada 25 minutos (despues de cada pomodoro) realizo una mirada a los correos y continúo trabajando en las proximas acciones…

    • Hola Julio,

      Pues como bien señalas es importante encontrar una solución lógica para cada acción que nos corresponde desempeñar, creo que tu técnica es bastante buena, ya que de esta forma no te saturas y tienes oportunidad de realizar otras actividades.

      Excelente sugerencia.

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. Me sumo al punto “distractores como recompensa”.
    150% de acuerdo con eso… y con lo difícil (y beneficiosa) que resulta la auto disciplina.

    Buen artículo.
    Gracias

    • Hola Pablo,

      Primero que nada ¡Bienvenido a Análisis Realista! Siempre es un verdadero gusto conocer nuevos lectores que se suman a este blog.

      Siempre todo será difícil, de hecho todo lo que vale la pena hacer tiene inmerso un grado de dificultad especial, así es como mejor nos “saben” las cosas una vez realizadas.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  6. Unas muy buenas recomendaciones, definitivamente todo esta en la disciplina en aprender a tener buenos hábitos tanto laboral como personalmente. Muchos creen que esto es ser cuadriculado y monótono, yo por mi parte considero que no tenemos que volver la vida una monotonía el hecho de ser disciplinado y ordenado con nuestras vidas no quiere decir que dejemos de sonreír y disfrutar de ratos agradables.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>