Pages Navigation Menu

Consumidor minimalista

Por más que uno trate de evitar el consumismo, esto es simplemente imposible, debemos consumir alimentos para subsistir, debemos consumir prendas para vestir, debemos consumir herramientas para trabajar, así de sencillo, consumir es parte de nuestra existencia.

Consumir es imprescindible, pero la verdadera consciencia minimalista nos enseña una gran lección: Debemos consumir lo que se necesita.

Como minimalista, mi visión es aprender a vivir mejor, emplear aquellas herramientas que me permitan desenvolverme mejor y disfrutar la vida, evitando el consumismo exagerado.

¿A qué le llamo consumismo exagerado? A hacerme con unos tenis verdes, pagarlos a 24 meses sin intereses y dejarlos guardados en mi clóset, pero tener un momento feliz porque son de la edición de Star Wars de Adidas en su versión representativa de Yoda, ¿Me explico?

Le llamo consumismo exagerado a comprar veinte figuras de los Vaqueros de Dallas, porque son la edición de los jugadores que le ganaron el Super Bowl XXX a los Acereros de Pittsburg en 1996 y que los voy a poner en una caja de cartón en lo más profundo de mi clóset para que cuando vayan mis amigos al departamento se me olvide que los tenga y entonces nunca nadie los verá.

¿Y quién es el mejor amigo del consumo exagerado? El crédito, que de primera instancia es un “materializador de deseos” y después lo volvemos nuestro peor enemigo al momento de pagar.

Yo reconozco que todos los excesos son malos; consumir exageradamente nos lleva a la saturación, la saturación al desorden, y el desorden al caos. (Perdón es que me quedé pensando en Yoda y por eso lo dije de esa forma).

Cuando asumimos un estilo de vida minimalista, no dejamos de consumir, lo que hacemos en realidad es aprender a consumir de forma consciente. No adquieres aquello que no necesitas, ¿para qué? Son recursos que puedes invertir en otra cosa, como por ejemplo un viaje, una propiedad o simplemente para pensar en tu futuro.

Minimalismo es un término que yo relaciono con consciencia, inteligencia y desapego.

Consciencia en que tener más cosas no nos hacer ser los mejores, lo importante es tener aquello que nos hace únicos y preservarlo bien.

Inteligencia en reconocer qué es lo que realmente necesito y en cuánto tiempo podré hacerme con ello.

Desapego en aquellas cosas que ya no sirven y que debo desechar o que honestamente ya no ocupo y que reconozco que le serían más útiles a alguien más.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Consumir lo que se necesita es la mejor forma de mantener un equilibrio idóneo y poder enfocarte en buscar un crecimiento y un desarrollo personal.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos relacionados

Cómo iniciar en el Minimalismo

Minimalismo: No se trata sólo de pertenencias materiales

Complejo de Ratón

Visión práctica del Minimalismo

Fotografía de Stock.XCHNG

8 Comments

  1. Fantástico!

    Sobre todo matizando que el minimalista no deja de consumir, sino que minimiza al máximo el consumo teniendo en cuenta esas tres premisas: consciencia, inteligencia y desapego.

    Excelente análisis 🙂

    Un abrazo!

    • Hola Robert,

      Muchas gracias por tu comentario, sinceramente como lo mencioné hace unos días quiero dar a los lectores del blog un trabajo que inspire y motive los cambios necesarios para llevar una vida mejor.

      Te mando un gran saludo,

      Omar Carreño

  2. Esta bien curioso, como una filosofía minimalista de los Jedi, fue explotada de manera contraria con el consumismo en la vida real… Pero bueno, de alguna manera había que hacer las películas de Star Wars… saludos!!

    • Hola Rogelio,

      Como bien dices, creo que fueron consecuencias de la misma importancia que revistieron, pero esas enseñanzas han quedado grabadas en nuestra cabeza y nos hacen pensar desde una óptica distinta hoy en día.

      Pertenecemos a una generación en la que ambas posturas se contraponen, consumismo – ideología pero que no deben afectarnos, quedarnos con lo importante es la verdadera solución.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Te mando un gran saludo.

      Omar Carreño

  3. ¡Hola Omar!

    Pero que le vamos a hacer, millones de personas viven consumiendo como langostas, como si el dinero o las cosas se fueran a acabar.

    Ya lo has comentado, al igual que en varios blogs de finanzas, el consumismo es más una necesidad emocional que práctica. El ahorrar no provoca emociones, no se compara a tener esas figurillas de los vaqueros, pero el ahorro ayuda en al época de las vacas flacas.

    ¡Saludos de su servilleta azul!

    • Hola Ricardo,

      Pues como dices, esa mentalidad de falsa y posterior carencia es la que nos lleva a acumular y creo que es un desorden de índole emocional que nos hace “sentir” que si algo pasa mañana no me va a faltar nada, cuando la realidad es que un momento crítico lo material no ayuda casi en nada pues se deprecia su valor.

      Creo que definitivamente si es importante generar esa cultura del ahorro más enfocado en prever y sentir cómo podemos mejorar sin acumular cosas que se quedan arrumbadas.

      Mil Gracias por tu comentario pariente.

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Me encantó el post sobre todo los utimos tres puntos de conciencia, inteligencia y desapego son muy aplicables a la vida cotidiana.
    Felicidades Omar cada vez este blog se pone mejor!!
    Saludos

    Ana

    • Hola Ana Julieta,

      Definitivamente creo que esos tres puntos son fundamentales para lograr el cambio que se requiere en el mundo minimalista y en cualquier aspecto de nuestra vida.

      Te agradezco enormemente tus palabras, eso son los alicientes para buscar hacer las cosas de la mejor manera, y seguir experimentando en una vida llena de posibilidad y con menos cosas.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Te mando un gran saludo,

      Omar Carreño

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *