Pages Navigation Menu

Complejo de ratón

Es que lo guardo para…” “Es que qué tal que…” “Lo tengo sólo por si…” “Lo compré cuando fui a…” ¿Te suenan estas frases? Estas frases son las que usamos cuando somos acumulativos, yo no solo me acuso de haber sido acumulativo, sino también materialista, lo que llamo el complejo de ratón.

¿Porqué complejo de ratón? Estos curiosos animalitos gustan de guardar en sus madrigueras aquellos objetos raros que llaman su atención, pero que realmente no tienen un uso específico, pero son sus tesoros de vida.

Afortunadamente para mí, he descubierto la teoría minimalista y desde hace unos meses he tratado de disminuir considerablemente mi consumo de cosas materiales y adquirir más experiencias.

Aunque he de confesar que antes incluso en las experiencias buscaba qué recuerdo me podía llevar. Pero les voy a contar un pasaje de mi vida, que viví semanas antes de casarme.

En el clóset de mi recámara de la casa de mis papás había acumulado por años recuerdos, cuadernos y no sé qué tanta cosa que según yo formaban parte de mi vida, pero en serio en ese cuarto se sentía un ambiente sumamente lleno, fuera del clóset no estaba tan mal, pero la sensación de acumulación se sentía en toda la recámara.

Como una petición especial mi mamá me pidió que viera de ahí qué me servía, qué me iba a llevar y qué iba a desechar. Con ayuda de la señorita que ayuda a mi mamá en la casa, nos dimos a la tarea de vaciar el clóset y en verdad de lo que había ahí, prácticamente nada me era útil.

Para serles sincero, todo lo que había ahí eran cosas que formaban parte de una vida, de las cuales no necesitaba nada, pero eran mis cosas y aunque llevaban años acumuladas no las iba a ocupar más.

Así que casi sin mirar y sin mucho sentimentalismo en toda una tarde me deshice de todo tipo de cosas que ya no tendrían espacio en mi nuevo hogar. En ese momento yo era el más decidido del mundo y guardábamos bolsas de papeles, de chunches y demás chucherías que no tenían ninguna razón de ser.

Al terminar mi mamá se sorprendió mucho de la cantidad de bolsas que habíamos sacado y me partió el corazón cuando recuperó algunos juguetes que para ella aún significaban “algo”. Tras ese último movimiento sentimental muy decididos llevamos las casi diez bolsas al depósito de basura.

Llegando a la casa si me pegó el sentimentalismo materialista, pero hoy les puedo decir que ha sido un buen momento para dejar cosas atrás, como les digo, ahora trato de acumular mucho menos y adquiero solamente cosas que realmente necesito y estoy tratando de establecer el reto de entra una cosa nueva sale una cosa vieja.

Afortunadamente tengo un buen acuerdo con mi esposa en este sentido y ella es muy organizada con sus cosas, nuestro espacio se ha mantenido bien definido y aunque suene un poco simplista, creo que en un par de maletas podemos empacar toda nuestra ropa y cosas importantes, para esto en verdad cómo ayuda la tecnología.

Todo lo que es menaje de casa tiene un estilo definido y acorde con nosotros, pero estamos logrando mantener un espíritu minimalista en nuestro hogar y aprendiendo juntos a invertir en experiencias y disfrutar una excelente velada solos o con amigos y pequeños viajecitos cortos que es lo que realmente alimenta nuestra vida.

Yo que lo he vivido, les puedo decir que vale la pena, pueden intentarlo e igual sentirán algo medio raro la primera vez, pero después es un alivio tener menos cosas en qué preocuparse. Los invito a comentarme su experiencia.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Modificar hábitos vitales que te ayuden a dejar de ser una persona acumulativa te permitirá dejar de ser ratón y disfrutar más las experiencias que en verdad son más duraderas pues las llevas en tu interior.

Omar Carreño

Si te ha gustado este artículo, puedes suscribirte a Análisis Realista, es muy fácil sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter

 

Artículos Relacionados

Vivir más con menos

Organizar y simplificar

Citando a… Pablo Awad

Fotografía de David Niblack

10 Comments

  1. Qué risa me dio al leer esto amigo, pues recordé a mi mamá y a mi papá que todo guardan, no sabes qué horror!

    Ahora que se fueron a Querétaro, bueno no por favor…eran cajas y cajas de mudanza y aún así me dejaron todo la zotea llena de cosas, un librero y la bodega de abajo de las escaleras, por lo que un día de fin de semana me puse a ordenar, saqué TODO, lo q servía lo aparte para regalar y lo que no a la basura, de verdad soy enemiga de guardar cosas que ni uso.

    Ente más simple mejor, jajajaja!

    • Hola Betty,

      Justamente es el origen de la entrada, pensar cuántas cosas vamos acumulando con el paso de los días, en verdad tenemos que acabar con el sentido acumulativo.

      Hoy te puedo decir que estoy consiguiendo dejar de adquirir cosas para adquirir experiencias y lo voy a reiterar mucho, el sentirme feliz con la gente que quiero es una forma de lograr mis metas.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. ¡Muy buenos dias Omar!

    Estoy felíz, pues ya me puse al corriente con las entradas que me perdí, y en todas deje un comentario, como prueba de mi visita e interes.

    Lo del complejo de ratón, urraca, mapache y demás símiles, es uno que aqueja a la mayoría. Como que no nos queremos hacer a la idea de desacernos del pasado, y no terminamos dandonos cuenta que el vivir del pasado no es sano. Además, el tener que conservar un tilichero, de nada sirve. Cuando murio mi madre, mi hermana se encargo de repasar todo el garrero que había guardado a través de los años. Había bultos, amarres y cajas. Todo, exceptuando un billete de un peso y unas fotos, terminaron siendo tiradas.

    La mejor manera de saber si vale la pena guardar algo es preguntandose “Si yo muriera ¿Le serviría de algo a alguien esto?”

    ¡Saludos desde la ya lluviosa Ensenada!

    • Hola RA,

      Yo estoy feliz porque te has puesto al corriente, pero ahora yo tengo que hacer lo propio con mis respuestas, voy poco a poco, pero vamos a estar a la mano, de antemano mil gracias por tu participación, me hacía mucha falta pues me haces reflexionar de una forma que yo no había considerado en muchos aspectos.

      Justamente a eso que mencionas quiero llegar, tanto el comentario tuyo como el de Betty, tienden a lo mismo, acumulamos y compramos cosas al por mayor y después ya no son útiles para nadie. Así que mejor pensar en experiencias que nos den una razón y un tema de conversación.

      Mil Gracias por este y todos tus comentarios, voy poco a poco, pero sencillamente gracias por regresar.

      Saludos mi querido amigo y pariente,

      Omar Carreño

  3. Hola Omar!!

    Me hizo pensar mucho tu post, porque aunque hoy puedo decir que soy MUY desprendido de las cosas, antes no lo era, y me di cuenta que recuerdo un evento que cambió mi forma de pensar al respecto. Después de un noviazgo muy largo y tormentoso, lo único que tenía era la típica caja de regalos, cartitas, etc. La guardé por dos años y cada vez que la quería tirar de alguna manera me aferraba a un buen recuerdo.

    Un buen día me cayó el veinte que lo que estaba haciendo era cargando en una mochila algo que ya no tenía por qué cargar. Había sido un buen tiempo en mi vida, pero ya había pasado. Me puse a limpiar mi recámara y me di cuenta que guardaba de TODO!! Souvenirs de viajes, ropa, regalos, recuerdos, etc… creo que al final terminé por tirar el 90% de lo que había en mi recámara… ¡y fue liberador!

    Desde entonces, prefiero como dices tú, tener experiencias y guardarlas en mi mente y mi corazón, y evitar hacerme y deshacerme de cosas (materiales y no materiales) que no aportan nada a mi vida.

    Saludos!!
    Marco Ayuso

    • Hola Marco,

      ¡Qué gusto verte por aquí! Muchas gracias por conocer mi blog.

      Definitivamente el desprendernos de cosas que no ocupamos es un sentimiento liberador, yo creo que muchas de las cosas que vamos acumulando a lo largo de los años no tienen un significado real, sólo momentáneo.

      Definitivamente lo más importante son las experiencias.

      Mil Gracias por tu comentario.

      Saludos

      Omar Carreño

  4. Qué buen artículo, Omar. Yo soy bastante radical en cuanto a guardar cosas – más o menos cada año me deshago de muchas cosas: ropa, cuadernos, adornitos, libros, revistas…
    Pero no siempre fue así. Gracias a que me he tenido que mudar de casa 7 veces en mi vida, fui aprendiendo poco a poco que ningún ser humano necesita muchas cosas para estar bien.
    Los recuerdos no están en las cosas, están dentro de nosotros mismos. Suena muy simple, pero vivir con menos es un aprendizaje interminable que vale la pena. Ahora mi esposo y yo ya llevamos 3 años viviendo en este departamento y todo indica que serán muchos más. Hasta ahora hemos podido evitar la acumulación de cosas y esperamos que así sea en el futuro.
    Lo único que ha sido un poco difícil para nosotros es explicarles a nuestros amigos que por favor no nos regalen velitas, estatuitas, adornos, libros de arte y cosas por el estilo. Algunos se lo toman muy personal, aunque hemos tratado de ser muy sutiles. :-)
    Saludos y gracias por los vínculos a otros artículos. También ha sido un placer leer los comentarios de los demás.

  5. Ahhhhhhhhhhhhhhh!!!!! yo soy acumuladora y ya estoy harta, tengo un desorden que yo misma me pierdo, por eso me meti a este sitio para ver como me organizo!!!!!!!!!!!! Help!!!!!!!!!!!!!!!! ;(

  6. Buenas noches!
    Me ha encantado tu blog, me doy cuenta (aunque quiera negarlo) que soy una persona muy ratón, pero quiero ya dar el paso ya deshacerme de tantas cosas que no sirven para nada solo para llenar el hueco de lo que aun no sé que me haga falta. Creo que acumular es es como un vicio, no sabemos porque lo hacemos pero no nos hace felicies sino por un momento.

    Gracias!
    Saludos y bendiciones!

  7. Buenas noches!

    Me ha encantado tu blog, me doy cuenta (aunque quiera negarlo) que soy una persona muy ratón, pero quiero ya dar el paso ya deshacerme de tantas cosas que no sirven para nada solo para llenar el hueco de lo que aun no sé que me haga falta. Creo que acumular es es como un vicio, no sabemos porque lo hacemos pero no nos hace felicies sino por un momento.

    Gracias!
    Saludos y bendiciones!

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>