Pages Navigation Menu

Cómo lograr que te rinda más el día

Family-reading-in-living-room

Uno de los temas que más controversia genera en materia de productividad es el de la gestión del tiempo, creemos que entre mayor organización productiva en directa proporción nos tiene que rendir más el tiempo.

El primer error que cometemos es el de creer que estamos gestionando nuestro tiempo, cuando lo que gestionamos realmente es nuestra atención.

Esto quiere decir que nosotros estamos en posibilidad de determinar las cosas que queremos realizar y de esa forma ir controlando la forma en la que utilizamos el tiempo que tenemos por delante.

En estricto sentido, el día tiene 24 horas para todos, sin embargo, una vez que empiezas a implementar técnicas productivas en tu vida, las cosas empiezan a cambiar y te das cuenta que puedes hacer más si te encuentras un poco más enfocado en lo que tienes que hacer.

Quiero compartirte algunos trucos que te ayudarán a marcar grandes diferencias en tu actuar diario.

Anticipa actividades.

Una de las formas más fáciles de dispersar tu atención está en las cosas rutinarias que podrías adelantar en otro momento, desde la preparación de tu desayuno, hasta los moldes del texto de tu correo electrónico, pequeños detalles que te ayudarán a mantener el enfoque en lo importante.

Conoce lo que tienes que hacer.

¿Quieres distraer tu atención? Entonces desconoce desde el principio de tu día lo que tienes que hacer, empezarás a divagar con cosas sin importancia hasta que te acuerdes de lo que es verdaderamente importante. Siempre conoce lo que debes hacer y de esa forma ya sabrás hacia dónde dirigir tus esfuerzos.

Elimina lo innecesario.

Hay varias cosas que no tienes que hacer, o al menos podrías ahorrar algún tiempo de tu día si las dejaras de hacer diariamente, cuando estableces con claridad tus objetivos entonces puedes ir descartando actividades que no sean de importancia para ti.

Si lo amerita, termina lo que empiezas.

Primera parte de la idea, no todo aquello que empiezas a hacer realmente vale la pena de ser terminado, como cuando empiezas a ver que una operación no te da el resultado esperado o el caso del libro que aunque creíste que sí, realmente no cumple con lo que necesitas.

Segunda parte de la idea, si amerita ser terminado, termínalo y no dejes nada a medias, enfócate en hacer lo que tienes que hacer.

Cómete ese elefantote.

Esta idea me encanta, si tienes un gran objetivo frente a ti, divídelo en pequeñas fracciones y haz que cada tarea sea posible de ser terminada, un elefantote es una gran tarea y si la divides a su mínima expresión te será mucho más fácil enfrentarla.

Elimina las distracciones y trabaja en intervalos adecuados.

La famosa técnica pomodoro de trabajar por lapsos de 25 minutos ininterrumpidos y luego descansar cinco, si te vuelves bien disciplinado con esta técnica durante tus cinco minutos de descanso haces una cosa que te guste y luego la olvidas por completo. Verás que así te desgastas menos.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Hacer aquellas tareas de una forma organizada y cuidando lo que debemos hacer nos ayuda a centrarnos mucho más y estar en sintonía.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *