Pages Navigation Menu

Cómo iniciar en el Minimalismo

En la Semana Santa tuve oportunidad de convivir con algunos parientes y recibir algunos comentarios referentes al Minimalismo, asimismo un lector y amigo del Twitter me hizo una pregunta similar: ¿Cómo iniciar en el Minimalismo? ¿Por dónde empiezo?

Este tipo de preguntas me hicieron reflexionar varios puntos que hoy deseo compartir con ustedes, ya que es muy importante que haya gente interesada en obtener los beneficios que este estilo de vida nos brinda.

Por principio de cuentas quiero dar un enfoque muy personal que ha tenido el Minimalismo en mi vida, definitivamente tu vida cambiará radicalmente y es muy difícil volver a ser quien eras antes ya que la mentalidad que se incorpora te hace ver las cosas de otra manera.

Reducir posesiones, disminuir tu interés de comprar compulsivamente aquello que no necesitas, eliminar presiones, disminuir el estrés, mejorar tu salud, son cosas que una vez que experimentas ya no quieres perder.

En este orden de ideas para iniciar en el Minimalismo tenemos que definir qué es lo importante para nosotros, que es lo que te hace realmente feliz, pueden ser muchas cosas, tu pareja, tu familia, tus amigos, todo aquello que te permita disfrutar plenamente tu vida y de ahí parte todo.

Cuando definimos claramente aquello que debe ocupar nuestra mente mucho más allá de las cosas materiales y la saturación, en ese momento estamos dando pie al inicio del Minimalismo.

El Minimalismo Racional es un proceso largo, no consiste nada más en tirar todo aquello que no utilizamos, tenemos que mantenernos en esa sintonía. El primer paso para lograr un buen comienzo radica en eliminar aquellas actitudes que nos saturan, entonces pensamos de una manera muy sencilla: ¿Lo necesito? ¿Me hace falta? ¿Me ayuda a lograr mis metas?

En este orden de ideas cada vez que depuremos algo de nuestra vida, estamos iniciando; me tocó escuchar a una persona que me decía: Es que no sé por dónde empezar.

Esta parte es la más compleja, yo recomiendo empezar por el espacio en el que estás más tiempo en el día, por ejemplo tu escritorio si tus labores son en una oficina, tira aquellas cosas que contaminen tu espacio, elimina lo que no te ayuda, aquello que se vea desordenado, acomódalo.

En tu casa, ve poco a poco, el desapego es un factor minimalista que cuesta mucho trabajo incorporar, así que no trates de hacerlo de golpe, tienes que ir poco a poco o te decepcionarás muy fácilmente, verifica si hay algunos recuerdos que puedas digitalizar, guárdalos por un tiempo, aléjalos de tu vista, poco a poco te darás cuenta que ciertas cosas no las extrañas.

En tu vida, empieza a llevar todo con más calma, no te presiones innecesariamente, aprende a valorar aquellas cosas que realmente sean importantes y descarta lo que no lo es, tampoco se puede cambiar de la noche a la mañana, pero es un proceso que vale la pena tratar.

Cuándo incorporas esas preguntas en tu vida (¿Lo necesito? ¿Me hace falta? ¿Me ayuda a lograr mis metas?) te vas dando cuenta que cada vez necesitas menos y menos cosas, conservas lo que es imprescindible y te vas desprendiendo de muchas cosas que no te hacen falta.

En menos de lo que te das cuenta tu actitud ante la vida irá cambiando y entonces podrás mantener un equilibrio, adquiriendo experiencias, momentos y nuevos ideales que mejorarán tu vida en cuestión de tiempo.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Iniciar en el Minimalismo es un viaje con un boleto de ida, prácticamente tu vida se verá beneficiada pues adoptarás hábitos que te permitirán llegar a un punto de equilibrio evitando el consumismo, la saturación y las presiones.

Omar Carreño

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter.

Artículos Relacionados

Minimalismo: Vivir de la mejor manera que puedas hacerlo

Disfruta los sacrificios minimalistas

Siete criterios minimalistas para mejorar tu vida

Momentos en el Minimalismo

14 Principios Minimalistas para llevar una vida mejor

Fotografía de Stock.XCHNG

17 Comments

  1. Muy sensato todo. Me permito animar a todo el mundo a empezar por algo. La Unión Europea empezó por un tratado sobre el Carbón y el Acero, algo muy limitado, pero en cuanto se vieron los frutos de la cooperación entre países (Francia y Alemania que no confiaban entre sí, por ponerlo suavemente) se extendieron los ámbitos.

    Algo así funciona con el minimalismo. Prueba con algo limitado y luego ya no querrás parar.

    • Hola Miguel,

      Totalmente de acuerdo contigo, creo que siempre lo que más trabajo nos cuesta al buscar establecer nuestras metas es focalizarnos en el momento en que tenemos que empezar a hacer algo, a partir de que definimos el comienzo, tenemos una buena parte del trayecto hecho.

      Creo que tu último comentario nos define claramente la esencia, inicias con algo pequeño y después parar es imposible, ciertamente es un camino sin retorno.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  2. Hola Omar…!

    Si realmente yo he me hice esa pregunta (¿Por Donde Empiezo? ) cuando comencé con este proceso y tomé mucho en cuanta esa frase que dice pequeños cambios hacen la diferencia. Sin temor a exagerar confieso que comencé con la gaveta de mi escritorio en la oficina a depurarla de documentos viejos, carpetas, lápices etc., me fue también que lo hice con el resto de mi escritorio , luego incorpore el sistema de autofocus (que aun sigo utilizando por cierto,) en casa también comencé a hacerlo pero se me ha hecho un poco más difícil pues con mi esposo tengo que ser más flexible sin embargo el respeta este estilo de vida que trato de adoptar , En pocos comencé a notar cambios positivos en mi vida y todos los beneficios que esta manera de hacer las cosas me aportaba y bueno nada aquí estoy recorriendo poco a poco este camino del minimalismo utilizando como inspiración tus artículos y llevando una vida más tranquila y feliz ..!

    Saluditos desde Venezuela
    Daile Quero

    • Hola Daile,

      En verdad me siento muy contento de formar parte de este proceso en tu vida, créeme que es muy especial una parte que comentas con relación a tu esposo, ya que no creas a mi también me ha ayudado mucho que mi esposa respete mi nueva forma de vivir, siento que en algunas formas es complejo sobre todo cuando me pregunta ¿Qué necesitas? Y yo le respondo, “Nada”.

      Esta sensación de sentirte satisfecho con lo que tienes e incorporar tus métodos productivos te permite llegar a un nivel en el cual te enfocas mucho mejor en aquello que realmente te interesa o simplemente te das el espacio para llegar a ello y “conocerlo”.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Te mando un gran saludo,

      Omar Carreño

  3. Hey man.

    Aquí yo sí soy más hardcore. El minimalismo lo comencé de golpe porque ya estaba harto (y por algunas situaciones personales) y no me anduve con medias tintas. Un día regalé todo (muebles, electrónicos, arte, recuerdos) y me quedé con una mochila de mi ropa y otra para mi laptop.

    Claro que eso es para extremistas y entiendo que a pocas personas les queda bien.

    Es un cambio muy fuerte que hace temblar los cimientos de nuestra cultura y es por eso que debe haber una etapa personal de investigación.

    He conocido personas que se vuelven minimalistas después de haber leído y consultado por 3 años. Al final son muy felices.

    Tus consejos están perfectos. Hay que comenzar con poco. Cuando se ven los beneficios, ya no puedes regresar. Eso es innegable.

    Yo añadiría otro consejo: la meditación. No necesariamente meditación budista, pero sí es MUY necesario apartar unos minutos del día para mirar hacia adentro, para sentir el cuerpo y sobre todo, para ver que se puede ser feliz con poco… o nada.

    La felicidad y el bienestar lo llevamos por dentro. Todo lo demás herramientas.

    Si estamos bien con nosotros mismos y comprobamos que sentarse en paz es maravilloso, el proceso de cambio es mucho más simple.

    Buen artículo, como siempre!

    • Yo como comento en mi post minimalismo para parados proyecto 333 me vi abocado a ser radical, dada mi situación personal entonces y como única forma de sobrevivir entré en el minimalismo radical…
      Hoy, el minimalismo ya forma parte de mi vida, soy feliz, aunque podría ser más consumista, pero ya no quiero serlo nunca más. Es de este modo mi convencimiento, que trato de enseñarlo a mis seguidores en el mundo de los desempleados en el que me muevo, que necesitan de un método para ser felices, y quie cuando superen esa etapa de su vida no cometan los mismos errores anteriores y sean por fin felices y sostenibles…
      Es mi aporte a tu comentario y al post que como siempre es magnífico.
      Un saludo para ti y para Omar de Avalon

      • Hola Avalon,

        En verdad me siento sumamente orgulloso de contar con un comentario desde la perspectiva de alguien que tuvo que verse forzado, pero que se mantiene estoico y ayuda a los demás para entender el sistema y evitar acostumbrarnos a cuestiones que son falsas.

        Es como mencionaba al Chocobuda, en la realidad uno tendría que pensar en el extremo y verse en la situación para así lograr verdaderos cambios, pero porqué buscar este punto si es posible evitarlos.

        Mil Gracias por tu aportación,

        Saludos,

        Omar Carreño

    • Hola Hermano,

      En verdad me resulta sumamente interesante el conocer un poco más de ti, yo sinceramente no me imagino todavía en esa etapa en la que pueda radicalizar las cosas, pero me he puesto a pensar después de ver esa serie que a ambos nos gusta (The Walking Dead) y me imagino, ¿Qué me llevaría conmigo en caso de tener que disponer de poquito espacio y tiempo? Creo que lo he arreglado muy bien, sinceramente no es tan difícil.

      Yo creo que mi trayecto en el Minimalismo definitivamente ha tenido que ver con escuchar un poco todo aquello que dentro de mi sabía que tenía que hacer, en este orden de ideas, la meditación me ha permitido escuchar más de lo que en algún momento podía oír y mucho es gracias a lo que en el curso aprendí.

      Cuando uno lleva a cabo el proceso de cambio es muy difícil volver atrás, esto si que me ha quedado más que claro.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  4. Hola Omar,

    Me parece muy importante la pregunta que señalas: ¿Me ayuda a lograr mis metas?
    Hasta las pequeñas acciones deben estar dirigidas a conseguir lo que queremos en la vida y lo que nos hace felices. Muchas veces se nos olvida y realizamos acciones por inercia. Es necesario tomar conciencia de cuáles son nuestras metas, nuestros objetivos a largo plazo, y dar todos los pasos necesarios para conseguirlos.

    Un abrazo

    • Hola Luis José,

      ¡Qué buena aportación amigo! Las pequeñas acciones, en verdad son siempre las pequeñas cosas las que definen nuestro actuar y la forma en la que podemos apreciar nuestra vida. Coincido mucho contigo en lo referente a las acciones por inercia ya que todo lo que fluye a nuestro alrededor es parte de lo que hemos decidido o hecho en algún momento.

      Me queda claro que lo más importante es tener bien definidos nuestros objetivos a largo plazo, porque sin ellos no tenemos una motivación clara para hacer las cosas.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  5. El minimalismo es un ejercicio externo e interno. FUERA nos deshacemos de lo que sobra, para DENTRO ejercitar la mente y dejar de usar los clichés viejos, repetitivos y caducos que nos sirvieron algún día pero ya no nos son útiles ahora aunque se nos repitan como disco rayado.

    Cuidado con volvernos obsesivos y repetitivos con el minimalismo, porque al rato vamos a estar tan saturados del tema que tendremos que tirarlo a la basura para ser verdaderos minimales 🙂

    • Hola Noemí,

      Me ha parecido muy interesante tu comentario, creo que definitivamente es necesario realizar esa depuración de ideas obsoletas, que nos saturan en cuanto a lo que hoy en día nos puede funcionar mejor, nuevos conceptos que antes sonaban a Tabús como el de la renta de los inmuebles y que hoy ya no es algo tan alejado de la realidad en nuestra generación.

      Coincido contigo en cuanto a la parte repetitiva y obsesiva del Minimalismo, tomaré cartas en el asunto para que seguir siempre vigente con el tema enfocado siempre a las virtudes de la persona y el aprender a llevar una vida mejor que eso es verdaderamente la esencia y el mejor aspecto al que hay que llegar.

      Mil Gracias por tu comentario,

      Saludos,

      Omar Carreño

  6. Caray!!!! luego de años me doy cuenta que soy minimalista…

    mi camino comenzó por la espiritualidad, un día abrí mi placard y me di cuenta que tenía ropa de abrigo que no usaba y afuera realmente hacía frío… un corazón cristiano sabe que la caridad es primordial para una mejor sociedad y así comencé poco a poco dando toda la ropa que no usaba. Ropa en buen estado pero que ya no usaba y me sentía egoísta de tenerla guardada. Luego di también poco a poco toda la ropa que a mi hijo le iba quedando chica, solo guardé algunos recuerdos de cuando era bebé. Las lectoras que son madres seguro dirán “pero niña!! y si tienes otro hijo?” yo respondo, cuando llegue veré que hago, hoy hay otros niños que necesitan de esa ropa. Y bueno, para no darle largas así continué con toda la casa, es como una molestia tener cosas que no se usan, siento que roban espacio y la verdad prefiero la casa despejada, facil de limpiar y aereada.
    Saludos

    • Hola Carolina,

      En verdad me da mucho gusto que gracias a tu generosidad otras personas han conseguido abrigo y que lo compartas de esta forma porque muchos de nosotros en ocasiones acumulamos con la intención de tener algo guardado por mucho tiempo, cuando la realidad es que otros bien podrían “darle vida” nuevamente a nuestras prendas.

      Yo que lo he hecho, sinceramente vivo una plena satisfacción de ver que alguien más puede usar eso que yo guardaba porque seguía en buen estado, ¿eso qué? Si nunca lo usaba lo mejor es brindar esa posibilidad de ser caritativo y dar sin esperar nada a cambio.

      Mil Gracias por tu comentario y un verdadero gusto que te incorpores al honroso grupo de lectores de este blog, espero tener tus apreciaciones por aquí.

      Saludos,

      Omar Carreño

  7. Hola Omar!

    Estupendo post! Me encanta, por fin, ver alguien que insiste en la importancia del “poco a poco”. Porque en realidad el minimalismo como estilo de vida también debe invitar a la lentitud, en un mundo plagado de prisas.

    Hacer un cambio de este nivel de golpe, a no ser que sea por extrema necesidad, suele conllevar un riesgo importante de efecto yo-yo a largo plazo. Además, si lo haces todo deprisa, por muchas pertenencias que elimines, no estás haciendo un cambio global, sino sólo parcial, ya que sigues siendo rápido y absolutista, lo que venías siendo hasta ahora.

    Me uno a tu actitud, minimalista y lenta.

    Un abrazo!!

    • Hola Robert,

      Muchas Gracias por tus palabras amigo, en verdad es un gusto que podamos compartir ideas en este sentido, creo fielmente en el “poco a poco”, ya que por experiencia propia, puedo decirte que si intentamos algo de golpe y esto no sucede, perdemos la motivación y no encontramos los verdaderos beneficios.

      Coincido contigo en que si las cosas no las haces con convicción los malos hábitos se mantienen en nuestra vida y de esta forma seguimos siendo absolutistas, consumistas y rápidos, pero sin cosas, lo cual no nos ayuda a entender todo lo que conlleva llegar a un estado minimalista real.

      Mil Gracias por tu comentario amigo.

      Te mando un gran abrazo,

      Omar Carreño

  8. ¡Hola Omar!

    Toda gran jornada empieza con un paso, y en el caso de cambiar los paradigmas de toda una vida, nada más real.

    No es fácil retirar de uno lo que estorba, para así poder concentrarse en lo que vale la pena: el hoy, como base para el futuro.

    ¡Abrazotes pariente!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Anónimo - [...] Fuente:http://analisisrealista.com [...]

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *