Pages Navigation Menu

Cómo entregar trabajos sin errores

 documento

¿Por qué en muchas ocasiones nos mantenemos en el mismo punto durante mucho tiempo? ¿Por qué no siempre nos atrevemos a mejorar en lo que hacemos? ¿Queremos pero no sabemos cómo hacer las cosas sin errores?

Errar es de humanos, sin embargo, en ocasiones hay errores que pueden evitarse haciendo uso de técnicas muy precisas que nos permitan ser más productivos y hacer las cosas de una manera más adecuada; desde mi perspectiva una de las grandes mejores personales ha sido aprender a disminuir considerablemente los errores en lo que entrego, de esta forma he logrado pasar de revisado a revisor, lo cual es algo muy positivo.

Para disminuir los errores no se requieren de recetas mágicas, simple y llanamente es aplicar el sentido común a nuestro estilo de vida haciendo las cosas metódica y lógicamente.

Aquí la situación radica en que muchas veces creemos que por entregar las cosas rápido demostramos ser más eficientes cuando en la realidad, seguir un proceso adecuado es la clave para hacer las cosas bien, rápido y sin errores.

El primer paso es tener claridad en la instrucción o actividad a realizar, si una instrucción no es lógica desde un principio es normal que tengamos errores en su ejecución, si te piden hacer algo no adivines cuál es la intención final o lo que se espera de ti, ¡Pregunta! Es peor tener dudas y hacer las cosas mal que preguntar unos detalles adicionales que nos ayuden a mejorar el trabajo.

A continuación, toma nota de la actividad a realizar y trata de dividirla en pequeñas tareas más simples, esto te dará una pauta de todo lo que tienes que hacer para cumplir satisfactoriamente lo que se te ha encomendado, recuerda que si dejas todo a la memoria en algún momento algo se te olvidará.

A mí me funciona mucho hacer esta actividad en una hoja de papel reciclado, elaboro la lista y a partir de ella voy marcando aquellas tareas que voy concluyendo.

El siguiente paso consiste en desarrollar todas las actividades una por una en un orden tal que se vayan disgregando claramente las cosas que se van haciendo, desde aquí debes tratar de poner tu máximo empeño en hacerlo bien, tu actitud cuenta mucho al momento de trabajar sin errores.

Posteriormente, revisa a conciencia tu documento, imagínate que fueras un editor o un auditor, sé duro contigo, no creas que algo está terminado a la primera, busca los errores, vuelve a pulirlo, si algo no te gusta, cámbialo y evalúa claramente si no estás haciendo de más, en ocasiones sin darnos cuenta podemos estar haciendo más de la cuenta, enfócate en lo que te han solicitado.

Después de aplicar correcciones y si el tiempo te lo permite comparte tu trabajo con alguien de tu confianza que pueda darte también su opinión del mismo.

Por último, antes de entregarlo vuelve a revisarlo, no obvies nada, menos fechas, datos, encabezados y títulos, normalmente un trabajo puede parecernos impecable en contenido pero el error queda en aquello que consideramos más obvio.

Ahora sí, llega el momento, realiza la entrega y busca ser tan profesional como te sea posible, algunos errores evidentes son opacados por un presentación excelente, así que nunca creas que invertir en presentación es un gasto inútil, es parte de lo que tú eres.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: La calidad de lo que presentas refleja mucho el esmero y la dedicación que has puesto en realizar un trabajo, busca ser detallista en todo momento y enfócate en conseguirlo.

Omar Carreño

Conoce mi nuevo libro “CAMINO AL MINIMALISMO” solo tienes que dar clic aquí.

 

Si te ha gustado esta entrada, te invito a que recibas Análisis Realista en tu correo electrónico, para suscribirte sólo tienes que dar clic aquí.

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

 

Artículos Relacionados

Actualización de mi sistema de productividad (GTD y Autofocus)

Cambio de área y mi aplicación productiva de GTD

 Sistema para elaborar listas de tareas o acciones 

 Mi aplicación de Autofocus como sistema de Productividad

 

Fotografía  de Stock.XCHNG

 

 

 

3 Comments

  1. Hola Omar,

    Parece que me hubieras dedicado el post. Hace un par de días sufrí las malas consecuencias de hacer un trabajo a toda velocidad (he publicado una traducción de un libro, y tiene faltas de ortografía)… ciertamente hay que ser metódico y no dejarse llevar por las prisas. Sin embargo, hoy nuevamente me veo terminando un articulo a toda prisa porque mis superiores lo quieren inmediatamente y hay un deadline sobre nuestras cabezas. Realmente no quiero entregar una revisión mediocre, pero me veo incapaz de revisar el texto las veces que me gustaría debido a la presión de la entrega. Estoy peleando para encontrar un equilibrio entre el perfeccionismo (que nos lleve a nunca entregar algo porque no sea suficientemente bueno) y la mediocridad (entregar algo medio mal hecho para quitartelo de encima). ¡A ver como se da el día!

    Un saludo,

    Elisa

  2. Hola Omar, hace pocos días comencé a leer tu blog, se me hace súper interesante y de mucha utilidad, te agradezco todo lo que pones, me has inspirado a hacer un blog y ojala lo pueda hacer pronto, pero esperare un poco para planear.

    Respecto a este “AR de hoy” ciertamente dejar las cosas para lo último o no revisar los trabajos son monstruos gigantes que muchas veces nos hacen tropezar, eso me ha ocurrido frecuentemente en el colegio y al final siempre pienso: Lo pude hacer mejor, para la próxima será. (El problema es que ahí viene eso, a la próxima de la próxima de la próxima del infinito)
    Entregar las cosas con esfuerzo, sin errores y bien hecho es cuestión de disciplina.

    Un saludo de uno de tus nuevos lectores.

    Walter G.

  3. Es imposible evitar todos los errores, por muchas precauciones que tomemos. Además, una forma de aprender es a partir de los errores (propios y ajenos). Aunque hay que procurar hacer las cosas bien, a menudo es más importante hacer las cosas que dejar de hacerlas por miedo a equivocarse. Hay que perder el miedo al error.

Trackbacks/Pingbacks

  1. El pequeño libro de la satisfacción personal – Edición corregida | No quiero otro pijama - [...] La calidad de lo que presentas refleja mucho el esmero y la dedicación que has puesto en realizar un…

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *