Pages Navigation Menu

Cómo entender mejor el Minimalismo

Libertad

Me agrada cuando recibo comentarios y correos de aquellas personas que han logrado incorporar cambios minimalistas en sus vidas y cómo lo viven como un verdadero despertar, un tipo de revelación.

Y es que ser un dependiente material no es nada fácil en verdad, vivir sintiendo que tus posesiones son más importantes que cualquier otra cosa en el mundo, es tener una preocupación constante.

Desafortunadamente esto viene de las ideas que han traspasado generaciones, todo el cúmulo de “tienes que” con el que nos han educado:

  • Tienes que comprar una casa/departamento.
  • Tienes que adquirir un carro.
  • Tienes que conseguir una casa de descanso.
  • Tienes que comprar el último gadget.
  • Tienes que comprar determinada marca.
  • Tienes que vivir de determinada manera. (¿?)

Yo vivo para ser feliz y hacer feliz a los que me rodean, me siento libre, rechazo las ataduras de las deudas, eso no implica tener más de lo que necesito, por lo mismo me desprendo más fácilmente de aquellas cosas que alguien más puede necesitar.

Además pienso de manera más práctica a lo que lo hacía antes, ahora estoy convencido de dos cosas, la primera es que tengo que garantizar el futuro de mi familia y la segunda que debo disfrutar los momentos mucho más…

En este sentido, debes intentar dejar de preocuparte por cosas intrascendentes como tus posesiones materiales y ocuparte de aquellos aspectos que son realmente importantes en tu vida.

He llegado a un punto en el que me cuesta mucho trabajo entender a alguien que pierde todo el tiempo del mundo en ordenar y mantener sus posesiones materiales que en disfrutar de los momentos con sus semejantes.

Por lo tanto, quiero sugerir a mis amigos que se incorporan al mundo del Minimalismo que más que estresarse por aquellas cosas que tienen de más, lo primero que tienen que hacer es analizar qué es lo que realmente necesitan, cuáles son aquellas cosas que utilizan con mayor frecuencia o regularidad y a partir de ahí determinar el tiempo que pierdes en dar mantenimiento a lo que no necesitas.

Estas premisas son clave, porque así liberarás tiempo para enfocarte en lo que realmente es importante que desde una absoluta concepción minimalista son aquellos momentos que te hacen sentir verdaderamente pleno y feliz.

Mi Análisis Realista del día de hoy es: Busca una forma inteligente de actuar en tu beneficio y de quienes te rodean, enfócate en satisfacer las necesidades primarias (techo, alimento, vestido) y luego vas generando momentos y situaciones que te brinden absoluta satisfacción personal y familiar.

 

Omar Carreño

Sígueme en Twitter:@OmarBlogAR

Conoce mi nueva página de Facebook: bloganalisisrealista

Publicidad #SoyProductivo

 

 

Artículos Relacionados

Viviendo al amparo del Minimalismo Racional

Cómo ser minimalista en el mundo del consumo

4 Claves para triunfar en el Minimalismo

Minimalismo: Aprende a vivir con lo necesario

El consumo racional minimalista

Minimalismo: Vivir de la mejor manera que puedas hacerlo

 

 

Fotografía   de Stock.XCHNG

 

One Comment

  1. Lo dicho aquí es muy cierto, todo no siempre son las cosas materiales, porque te preguntaras ¿Para que trabajo y gano tanto dinero? ¿Y la parte familiar en donde queda? La riqueza, o sea la esencia de la vida esta en las personas que amamos y nos llenan por dentro.

    Un “equilibrio” material y familiar es lo ideal a mi parecer. No somos inmortales así que a dedicar también a la familia el tiempo que le corresponde.

    “La productividad comienza desde el individuo”

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *